martes, 23 de abril de 2013

LA MEDICINA ALÓPATA NO ES ENEMIGA DE LA HOMEOPÁTICA: SARAHÍ SEGURA

Por Liliana Rayón Castellanos
Foto: Antonio Mujía
México (Aunam). La médica homeópata cirujana y partera, Sarahí Segura Olguín comentó que es deber tanto de los médicos homeópatas como de los alópatas mostrarle a los pacientes que dichas medicinas no son rivales, sino que el uso de éstas en conjunto puede ayudar a que el paciente logre una completa curación.

“Tanto la medicina homeopática como la alopática tienen limitaciones, así que la combinación de éstas es de gran ayuda para alternar los medicamentos y conseguir que el paciente se cure más rápido y que los efectos secundarios sean pocos o nulos”, explicó la médico.

La doctora Segura, en entrevista exclusiva con Aunam,  comentó que en afecciones mecánicas o agudas, como la fractura de un hueso o una apendicitis, es primordial el uso de la medicina alópata, ya que se necesitan de medicamentos o técnicas más abrasivas debido al poco tiempo con que se cuenta para tratarlas, pero aún así en dichos casos la medicina homeopática puede ser de gran ayuda para mejorar la calidad de vida de los pacientes con este tipo de dolencias.

“Si bien existe un número considerable de médicos que creen que la homeopatía no es medicina, también está la contraparte, es decir, los doctores que reconocen la efectividad de dicho método curativo y que al recetar incluyen además de medicina alopática medicina alternativa, logrando asimismo curar al paciente, instaurar en él la confianza para creer en la homeopatía si es que no tenía conocimiento de ella o desconfiaba”, comentó.

Esto significa un gran avance para la homeopática, que por mucho tiempo ha buscado el reconocimiento y la aceptación por parte de la alopatía y por medio de acciones como ésta logra legitimarse como una medicina seria, con lo cual no se quiere decir que ha logrado su cometido completamente, ya que sigue luchando por ser reconocida como una ciencia igual de comprobable y tan seria como la alopatía, cosa que hasta hoy no ha podido conseguir.

Cabe señalar que, según datos del Instituto Politécnico Nacional (IPN), entre los puntos fuertes de la medicina homeopática está el ser preventiva, es decir, fortalece el organismo humano, pues ejerce sus propiedades curativas en todos los órganos y sistemas, además estimula la fuerza vital y la mente.

Aunado a esto dicha medicina resuelve enfermedades crónicas una vez que están presentes o instauradas en el organismo, también previene la aparición de tales padecimientos, evitando que lleguen a formarse o desarrollarse. Lo cual le da un doble beneficio; ser una medicina preventiva y también ser funcional para afecciones que ya están instaladas en el cuerpo de manera crónica.

Pero a pesar de tener todos estos beneficios, la homeopatía tiene sus limitaciones, ya que hasta ahora no ha sido capaz de curar enfermedades como el Cáncer en su segunda y tercera fase, debido a que este padecimiento es tan fuerte y avanza de manera tan rápida que dicho método curativo no da una respuesta con la prontitud y potencia suficiente para poder combatirlo.

“La homeopatía no suele dar resultados tan veloces como la alopatía, factor que resulta primordial para ganarle la batalla al cáncer, además de que no cuenta con un tratamiento o medicación tan abrasiva como las quimioterapias, aunque ha habido grandes avances en esta materia la homeopatía todavía no ha logrado una cura que erradique por completo el cáncer”, aseguró la doctor Segura.

A todo esto hay que sumar que en el 2009 la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó un comunicado advirtiendo que no se deben usar medicamentos homeopáticos para tratar algunas enfermedades con alta tasa de mortalidad, como el Virus de Inmunodeficiencia humana (VIH), cáncer o tuberculosis.

La médico Sarahí Segura puntualizó que si bien ha habido grandes aportaciones por parte de la homeopatía a la rama de la medicina todavía existen muchas limitaciones y aunque muchos homeópatas aseguran haber curado a sus pacientes de Cáncer, no ha habido pruebas suficientes que sustenten dichas declaraciones, por lo cual organismos como la OMS recomiendan no poner en riesgo la salud de los pacientes y acudir a la alopatía.

Lo que sí ha podido ser sustentando es que mediante la homeopatía se puede lograr mejorar la calidad de vida de un paciente con VIH, varios tipos de cáncer en segunda y tercera fase, así como con otras enfermedades terminales, logrando que algunos de sus síntomas, tales como el dolor y la aparición de yagas disminuyan, asimismo es posible alargar su tiempo de vida.

La homeopatía ha buscado desde hace varias décadas poder curar padecimientos tan agresivos como éstos y si bien no lo ha logrado, organismos como el Instituto Politécnico Nacional (IPN) han obtenido grandes avances para que la homeopatía esté cada vez más cerca de brindarle a la población un tratamiento que acabe con ellos.

Por último, la también cirujana exhortó a la población que padece este tipo de afecciones a acudir a las medicinas alternativas, ya que pueden ser un gran complemento al tratamiento dictado por su médico especialista y así lograr que la recuperación o la calidad de vida sean cada vez mayores.







Bookmark and Share

0 comentarios: