viernes, 8 de marzo de 2013

PERIODISTAS FREELANCE, SOLOS Y A SU SUERTE


Por Jessica Fernández y Paola Olivares
Fotos: Lucía Flores
México (Aunam). El periodista freelance está expuesto al peligro, no hay medios de comunicación que den la cara por él; sin embargo no hay censura, propone sus temas, puede poner los ojos en tópicos que al parecer nadie ve y a partir de ahí lograr un trabajo enriquecedor, comenta Laura Castellanos.

Durante el primer encuentro de periodistas independientes, organizado por la Facultad de Ciencias Políticas y Socialesy la revista Spleen Journal, se aclaró que trabajar de “free lance” es una forma elegante de decir que no se tiene empleo; quienes se dedican al periodismo independiente no gozan de los beneficios que tiene alguien en una plaza.

La mesa de este encuentro estuvo formada por Diego Legrand editor de Spleen Journal, Alejandro Vélez editor de Nuestra Aparente Rendición, Laura Castellanos autora de México armado, Juan Carlos Reyna autor de Confesiones de un sicario, Daniela Pastrana cofundadora de la Red de Periodistas de A Pie y la moderadora Silvia Lee, estudiante de la facultad y colaboradora de Spleen Journal.

Reinventar la forma de hacer periodismo hoy en día es una opción, pero esta no es viable para aquellos que apenas se inician en la profesión. Dentro de las ventajas que conlleva también existen desventajas que hay que tomar en cuenta.

Elia Baltazar, colaboradora de Periodista de a pie, quien no pudo asistir a la conferencia, mandó un texto en el que expresó su opinión al respecto. Es una labor desgastante para aquel que no tenga experiencia, se necesita tener “la cabeza fresca” para asumirlo por completo.

Se tiene que mirar el ángulo nuevo de un acontecimiento, de un hecho que puede convertirse en reportaje o noticia. “Uno asume todos los papeles. Eres tu propio editor, reportero, jefe información y contador, trabajas de lunes a domingo sin horario con varios archivos por entregar lo más pronto posible. De lo económico ni hablar, uno tiene que adaptarse a este nuevo ritmo”.

“Trabajar por cuenta propia implica soledad y supervivencia, poner en práctica todo lo que hemos aprendido incluida la disciplina de la que adolecemos casi siempre como periodistas”.


Laura Castellanos, que actualmente escribe reportajes especiales en la revista Gatopardo ha estado en varios oficios para lograr ejercer el periodismo independiente. Para ella, la paga es uno de los problemas del freelance, el periodista se involucra, viaja, paga sus gastos y las ganancias no siempre suelen recuperar lo que se invirtió al realizar el trabajo.

Al practicar esta modalidad, no se tiene seguro de vida o de gastos médicos, aguinaldo, o vacaciones pagadas. Se está más expuesto que los periodistas que pertenecen a un medio formal.

En palabras de Juan Carlos Reyna, “el periodismo goza de una vida y vive un contexto complicado, están matando gente, se vive un infierno en el norte y a la par hay una frivolización del ejercicio periodístico en los centros del poder”.

El poder siempre ha estado a lado del periodismo, por eso es importante reconocer la labor de los periodistas que no se dejan seducir por los reflectores que intentan comprar el periodismo, concluyó Reyna.








Bookmark and Share

0 comentarios: