miércoles, 9 de enero de 2013

AFECTADOS POR LA MODERNIDAD, LOS TRES REYES MAGOS

Por Eugenio Salcedo Gutiérrez

México (Aunam). Cuando les preguntan qué les piden los niños, responden: “las niñas, la muñeca Monster high; y los niños, Max Steel y bicicletas”. Son los Reyes Magos, que cumplen los deseos de los niños y niñas desde hace miles de años.

La historia comenzó con los regalos que le llevaron a Jesús en Belén, cuando le adoraron. Herodes trató de matar a Jesús, pero no lo logró; el trío no reveló el lugar exacto en donde se encontraba. Con ello la tradición de los sobrevive hasta nuestros días.

“La ilusión que causa a los niños hacer sus cartas a los Reyes Magos es increíble”, asegura Elvia Balderas, profesora de la Vocacional Uno y mamá de tres niños. Ella hace un gran esfuerzo, primero, al educar a sus hijos; y luego para que los Reyes Magos puedan premiarlos. Pero también es consciente de que hay quienes cumplen los deseos de los niños, aunque no se porten bien.

La tradición de los Reyes Magos debe continuar por siempre, expresa la profesora, “la hemos continuado generación tras generación, es muy bonita. El hecho de inculcarle a la familia tomarse una fotografía con ellos es una forma de unir a la familia, de convivir, de generar armonía y, por supuesto, a los niños les gusta”.

Para la docente de bachillerato, seguir inculcando la tradición a las próximas generaciones perpetúa la magia: los Reyes van a traer regalos que los niños esperan con ilusión, aunque se requiera un gran sacrificio.

El ritual de la carta a los Reyes Magos varía en cada familia: el señor Jorge Mendoza —un obrero, padre de cuatro niños— comenta que sus hijos ponían la carta en sus zapatos y les dejaban leche con galletas, a veces la carta era enviada por globo; hoy lo hacen en un pizarroncito colgado en el árbol de Navidad. No obstante, aclara que de niño siempre puso la correspondencia en los zapatos.

La profesora Elvira Balderas asegura que hay algo que no cambia y siempre ha sido así, hay quienes se portan bien y quienes se portan mal y les traen los juguetes, porque los Reyes sienten feo de dejarlos sin regalos. Son los padres quienes ponen condiciones para el otro año: ‘ahora si te vas a portar bien si no, no te traen los juguetes’. Opina que está mal que a los niños que se portan mal le toque regalo porque sería una oportunidad de decirles ‘ya ves, no te trajeron nada, pórtate bien y a ver si el otro año…’.

La sociedad sigue igual, siempre gastando, y los más desamparados y pobres no tienen día de Reyes. Hay muchos niños que se quedan sin regalos; hay gente que no tiene papás o vive debajo de los puentes. No tienen regalos, y eso siempre ha sido igual.

Alberto, niño de nueve años, les pidió a los Reyes Magos “una pista de coches a control remoto y una bicicleta”, su hermana Valentina les pidió “una casita para mis Barbies, una Monster high y un triciclo.” Pero Luis sólo quiso un carrito de plástico y una pelota, sin estar seguro de recibirlos.

De acuerdo con los Reyes Magos, “los niños y niñas que reciben más regalos provienen de las familias que tienen mayores ingresos”. En la familia de Alberto y Valentina la tradición sigue viva, y en la de Luis también aunque con carencias.

El oficial Ramírez asegura que habrá muchos niños que no recibirán regalos este día. “La desigualdad social impera en la Ciudad de México y en el mundo y tradiciones como esta aumentan el número de casos en que la pobreza sale a relucir”, para el oficial Ramírez “el problema viene de raíz y aunque existen alternativas como el juguetón”, asegura que no son suficientes para cubrir las necesidades de la población en situación extrema.

Aunque los niños también cambian, junto con sus peticiones, ahora, en la era de la revolución tecnológica, niños y niñas piden tablets, laptops y iphones, incosteables para algunos Reyes Magos.

Día de Reyes en la capital


La seguridad por parte de la Policía capitalina es amplia los días previos al seis de enero. Las autoridades este año reportaron saldo blanco, solo se presentó un reporte de un pequeño extraviado a las afueras de la Feria de Reyes Magos que se instaló a un costado de la recién remodelada Alameda Central.

Elementos de la policía capitalina coinciden en señalar que la tradición debe seguir y que el problema de la desigualdad social que se manifiesta en esta festividad. Hay niños que no recibirán ningún regalo.

Ono de los oficiales comenta que aunque hay alternativas como El Juguetón, colecta de juguetes encabezada por TV Azteca para repartirlos entre niños de escasos recursos, no es suficiente, “aquí el comercio de juguetes es el que sale ganando y los niños de la calle ahí están en aquella esquina limpiando parabrisas, sin regalos, tal vez alguien les de algo pero nada formal, el problema de la pobreza en México y en cualquier parte del mundo es algo muy profundo”.

De las escrituras a las facturas

En la biblia solo se menciona a unos magos, no reyes, que iban siguiendo la estrella de Belén para ubicar, adorar y llevar regalos a Jesús.

Según una nota del portal de noticias sinembargo.mx, el cardenal Norberto Rivera señaló que “la fiesta de los Reyes Magos no debe recordar sólo a los regalos que estos personajes misteriosos le llevaron a Cristo, sino el gran regalo que se ha recibido de la fe”.

Pero, en la actualidad, los regalos más pedidos no son mirra incienso u oro. Las niñas quieren muñecas de la serie Monster high, cuyos productos cuestan arriba de los 200 pesos y puede llegar hasta los dos mil pesos en el caso de complementos, como la Playset Casa y el Salón de Clases que cuesta mil 900 pesos aproximadamente.

Los niños piden muñecos Max Steel que tienen un precio aproximado de 200 pesos si el muñeco viene solo y con accesorios puede llegar a costar más de mil pesos. Las bicicletas oscilan entre los mil pesos y los 15 mil pesos dependiendo la calidad, marca y lugar donde se compre.

Al respecto el procurador federal del consumidor, Víctor Humberto Benítez Treviño, hizo un llamado a la ciudadanía a que “compare precios antes de hacer sus compras para que encuentren el precio que mejor les convenga y queden satisfechos al realizarlas en el sitio que encontraron como el más adecuado para ello”. Recordó que en la página oficial de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), http://www.profeco.gob.mx, existe la sección Quién es Quién en los precios donde se pueden comparar más de dos mil artículos.

Una de las tradiciones más difundidas en el mundo cristiano es sin duda la de los tres Reyes Magos. Aunque a últimas fechas el Papa Benedicto XVI los ubicó en Andalucía, al sur de España, la costumbre popular asegura que provenían de oriente para rendir homenaje y entregarle al recién nacido niño Dios regalos de gran riqueza simbólica como el oro, que representaba su naturaleza real; el incienso, símbolo de su naturaleza divina, y la mirra, ese compuesto embalsamador que se usaba para los muertos y representaba el sufrimiento y la muerte futura de Jesús.

Parece ser que sólo por el hecho de que el retrato evangélico indicara que trajeron estos tres dones se dio por sentado que eran tres los personajes que los traían, aunque existen versiones que han señalado que eran cuatro, siete y hasta 12. Los evangelios bíblicos sólo hablan de magos, en ninguna parte indica que fuesen reyes, esta creencia apareció varios siglos después y se ha mantenido en la tradición popular. Tampoco se menciona sus nombres en el Evangelio.

La figura católica de los Reyes Magos tiene su origen en los relatos del nacimiento de Jesús, algunos fueron integrados de los evangelios canónicos que hoy conforman el nuevo testamento de la Biblia. Concretamente el Evangelio de Mateo es la única fuente bíblica que menciona a unos magos; aunque nunca especifican los nombres.

La Biblia también señala que en su camino encontraron al rey Herodes, en la ciudad de Jerusalén y éste astutamente les conminó a que de regreso hablaran con él para darle noticia del sitio exacto donde se encontraba dicho niño y así poder ir también a adorarle, aunque en realidad deseaba darle muerte.

La historia cuenta que luego un ángel se apareció a los magos y les advirtió del peligro que corría Jesús si ellos obedecían el deseo de Herodes, así que nunca volvieron con el tirano que ordenó entonces una matanza de recién nacidos.

En México se encuentra el segundo santuario más importante del mundo con respecto a los tres Santos Reyes, este está ubicado en la ciudad de Tizimín, Yucatán. El lugar es visitado por millares de personas durante las fiestas religiosas en su honor, celebradas a finales de diciembre y principios de enero.

El seis de enero para todos se ha convertido en el último día de la temporada navideña, antiguamente se celebraban festejos con este motivo y se cocinaba un pastel en el que se escondía una haba o una pequeña moneda de plata; quien la hallaba era nombrado rey o señor del desorden, y se veía obligado a encargarse de los festejos de esa noche.

En México, se popularizó la llamada Rosca de Reyes, que contiene en su interior varios muñecos de plástico que representan al niño Jesús; la persona que al momento de partirla encuentre alguno, será el encargado de hacer o invitar tamales y atole el 2 de febrero, Día de la Candelaria.

¿Cuál será el balance de este año respecto a los regalos recibidos por la infancia mexicanas? Ojalá que los tres Reyes Magos, además presentes materiales, llenen a las niñas y niños de amor, cariño, educación, atención, salud, abrazos y besos que les duren toda la vida.








Bookmark and Share

0 comentarios: