lunes, 7 de enero de 2013

EN FASE TERMINAL, EL BOXEO OLÍMPICO MEXICANO

Por Carlos Andrés Flores Zulbarán
México (Aunam) Tira combinaciones, jab de izquierda y derecha, retrocede y se cubre, baja la guardia, trata de entrar y es recibido con un gancho… Se tambalea, recibe otro golpe, ¡ha caído! El réferi comienza la cuenta… No se levanta…Trata de ponerse de pie y…

El boxeo amateur mexicano está contra las cuerdas, los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 significó el último esfuerzo de continuar la tradición de otorgar metal al país en este rubro.

Cristian Bejarano se bañó de bronce en aquellos juegos y fue el último pugilista en sostener a este deporte con la presea número doce. Y precisamente, esta es la cantidad que México ha ganado, 12 medallas olímpicas (2 oro, 3 plata y 7 bronce) lo que le permite ocupar el lugar 23 en el podio de la disciplina.

Y es que la historia del boxeo amateur no se compara en nada a su boxeo profesional. Mientras que en este, son 27 pugilistas en el ranking número uno de diferente división (sólo después de Estados Unidos con 33 boxeadores), el boxeo olímpico presenta resultados insuficientes que sustenten la gloria boxística a la que este país se encuentra acostumbrado.

El escaso apoyo a esta disciplina es evidente. Mientras a deportes como clavados la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) otorga presupuestos especiales a escuelas de formación con un financiamiento de entre 1.5 y dos millones de pesos anuales, la disciplina pugilista está relegada.

La Federación Mexicana de Boxeo Amateur (FMBA) es una asociación civil que tiene independencia y, por este motivo no tiene por qué rendir cuentas a nadie y puede hacer con el dinero lo que mejor le convenga.

El dirigente de la FMBA, Ricardo Contreras ha enfrentado diversos problemas. En el año de 2008, la Asamblea General de la Confederación Deportiva Mexicana (Codeme) lo expulsó del organismo, debido a que el expediente del presidente de la Federación de Box presentó anomalías y sustentó que existen deficiencias en México: corrupción y malos manejos. Sin embargo, Ricardo Contreras sigue como Presidente y la consecuencia fue el retiro de presupuesto al boxeo.

Una mirada al boxeo amateur

Por un camino de terracería lleno de piedras, oculto entre calles sin pavimento, alejada del Centro de la Ciudad de Cuautla, Morelos, se encuentra un portón negro con la indicación “Gimnasio de Box, Pajarito Moreno”.

El profesor Mauro “El Panadero” Pérez es el hombre encargado de formar a los nuevos valores del boxeo nacional. En su labor constante con sus alumnos, señala que “no basta solo con indicar el camino deportivo, sino el de la vida constante, el ser buen ciudadano, promover valores y amar el box. Ese conjunto de características es la labor principal que difunde el gimnasio”

La enseñanza de box en el gimnasio “Pajarito Moreno” es gratis, la serie de gastos son cubiertos al vender pan. El profesor Mauro es panadero de profesión (de ahí deviene su apodo de boxeador) y con ello compra un poco de material para realizar las actividades comprendidas en el gimnasio. Además de las aportaciones que puedan realizar los más de 20 jóvenes que cada día se dan cita para el entrenamiento, así lleva trabajando desde hace 29 años.

“El apoyo es escaso porque las autoridades no quieren al deporte. A los promotores poco les interesa boxeadores de tres o cuatro rounds. La autoridad se acerca cuando el boxeador está en la cúspide. Por falta de visión de los federativos que contadas ocasiones realizan visorias en los estados se pierde mucho talento, pues no está dentro de sus planes ver gente con mayores cualidades que deberían estar apoyando.

Así como ves este gimnasio, con dos o tres costales, un ring y muchas ganas, son todos los espacios amateur, te rascas con tus propias uñas”.

La afiliación a la Asociación de Boxeo Amateur del Estado de Morelos para ser federados, es de 5 mil pesos anuales por cada gimnasio que quiera ser parte de la agrupación estatal.

El gimnasio nunca ha recibido apoyo directo, ninguna aportación municipal, o de la Federación Mexicana de Boxeo Aficionado (FMBA). Las visorias de cada estado sólo se limitan a observar a los jóvenes que participan en alguna competencia nacional; el boxeador que obtiene medalla lo toman para una mejor preparación.

El joven que gana alguna presea en determinada competición nacional se le otorga una beca de1000 pesos al mes. “Es una burla esta ayuda, ese dinero no sirve para nada, ni para los pasajes”, expresó Mauro Pérez.

La afiliación a las Asociaciones de los Estados es poco proporcional al progreso del gimnasio. Gane o pierda el joven de determinado club, el costo de la afiliación sigue siendo la misma, además de que se debe realizar un pago por cada competencia a la que se quiera asistir.

Además, aunque un determinado inmueble boxístico obtenga el triunfo, la ayuda con equipamiento siguen sin proporcionarse, sólo el joven accede al CENAR o al Comité Olímpico Mexicano (COM), ese es el beneficio.

El estado de Morelos, no cuenta con un Centro de Alto Rendimiento, lo cual remarca que cualquier joven con talento tiene que concentrarse solo porque nadie lo apoya.

“Las personas que aman este deporte como a su vida, viven para el box… Esto no se trata de sangrar a los jóvenes”.

Apuesta por la renovación

La Asociación Internacional de Boxeo Amateur (AIBA) ha presentado el programa para la creación de su propia Liga Profesional de Boxeo. Sólo los boxeadores que sean reconocidos por la confederación de la AIBA, pueden ser profesionales e ir a los Juegos Olímpicos. Es decir, para poder practicar este deporte, cada boxeador debe pertenecer a la Liga Profesional de esta Institución y sólo ellos tendrán el derecho a participar en la mayor justa deportiva realizada cada 4 años. Así que planean que todas las Federaciones Nacionales de cada país, tengan a esta institución como patrón y acaten su reglamento.

De acuerdo con la AIBA, el boxeador amateur participará en una liga de box donde se cobrará, y peleará hasta 10 ó 12 rounds. Esta modificación no afectará el carácter olímpico o amateur y podrá participar en los Juegos Olímpicos. La medida está siendo estudiada.

Sin embargo, en el caso particular de México, la ley dice que cualquier boxeador de la Federación que quiera boxear profesionalmente, tiene que ser supervisado por la Comisión de Box del Municipio que le corresponde.

La nueva medida que implementará la AIBA tiende hacia objetivos muy particulares, es decir, quitar el poderío a las comisiones profesionales y evitar que los boxeadores formen parte de estas.

Los intereses del boxeo

“Sin dinero no se mueve el mundo”, comenta Antonio Solórzano Gonzales, presidente de la Asociación de Boxeo Amateur (ABA-UNAM).

Las Asociaciones pertenecientes a cada uno de los Estados o la UNAM, paga a la Federación 15 mil pesos de forma anual para que se les permita competir, debido a que deben cubrir con la cuota establecida.

El principal problema, es que la Federación Mexicana de Boxeo Aficionado (FMBA) tiene una deuda financiera con la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, ya que le falta comprobar una suma de dinero que se le otorgó en años anteriores, por eso se le ha negado el presupuesto que le otorga a todas las federaciones.

Mientras la FMBA no acredite el gasto legal o aclare ese dinero que recibió, el apoyo seguirá siendo nulo y responde al porqué del nulo apoyo. Debido a esto, de los cuatro mil 700 millones de pesos, que se tiene pensado como presupuesto para la Conade, ni un solo peso se invertirá en boxeo.

Antes no se pagaba afiliación a la Federación, después del problema financiero se cobró 5 mil pesos, posteriormente 10 mil, y actualmente el monto es de 15 mil pesos anuales.

“El monto que se paga solo sirve para el aparato administrativo, es decir, para cubrir el gasto de los integrantes de la organización, porque de la cantidad que las asociaciones anualmente aportamos, realmente nada va para el apoyo de los boxeadores”, señala Antonio Solórzano.

La convocatoria lanzada por la FMBA para la “LXXXVIII Campeonato Nacional de Boxeo Aficionados de Primera Fuerza-A, requiere que los diversos competidores cubran el costo de 3 mil pesos por persona, es decir, delegados, entrenadores y boxeadores. Existe un campeonato-B, pero este año por cuestiones económicas se canceló.

En el caso particular de ABAUNAM, acude al Campeonato Nacional con sus propios recursos. Son 6 días, cada uno de 500 pesos, y generalmente son los alumnos y sus apoyos económicos, lo que logra que participen en los torneos.

Alternativas para el desarrollo

“La Federación solo se dedica al boxeo federado, a los seleccionados que ellos tienen, pero todo el aquel boxeo independiente no lo tocan, el hecho de que han sido tan solo dos medallas en 24 años, es crítico como nunca en la historia”, afirma en entrevista, el Presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), José Sulaimán.

“Es preciso elaborar un acuerdo nacional que debe incluir a todo el boxeo de la Republica, de norte a sur, de playa a playa, para que se promuevan más torneos y se invierta en boxeadores. Hay mucha gente que quiere boxear y que no lo hace porque no hay oportunidades”

El Plan Nacional debe consolidarse con las autoridades del gobierno federal, estatal y municipal, formando un comité especial. Este acuerdo tendría que incluir a las televisoras locales, con la proyección obtienes boxeadores de forma pública, se genera interés en el público y sobretodo recursos.

La Federación tiene la obligación de apoyar al deporte que le ha dado tanto a México. Es el único deporte que no recibe recursos. Todo por la deuda que tiene la FMBA, y ese es el gran problema de México: actos políticos tontos, que no entienden que están lastimando al deporte a muerte. El boxeo sigue siendo el patito feo de los deportes mexicanos, argumenta José Sulaimán.

Los viajes para competir contra otros boxeadores es fundamental El boxeador mexicano tiene que adaptarse a diversas condiciones en Juegos Olímpicos, principalmente el estilo a vencer es el europeo, ya que son rápidos, tiran pocos golpes y se mueven para mantener la distancia, concluye Sulaiman.

Oscar Valdez (boxeador olímpico en Beijing 2008 y Londres 2012) no ganó medalla siendo un excelente peleador, porque le faltaron más peleas, más experiencia, salir a todo el mundo y pelear contra todos los estilos. La experiencia hace la diferencia, expresa Mauro “el panadero” Pérez.

Oscar se enfrentó contra un rival muy experimentado, que supo llevar la pelea a donde le convenía. Cuenta mucho la técnica, la táctica, la estrategia y por supuesto la llamada “esquina”. El entrenador que ha sostenido Ricardo Contreras, presidente de FMBA no ha dado resultados, ya es justo un cambio, comenta Antonio Solórzano.

Anteriormente, cada país que clasificaba a Juegos Olímpicos, llevaba equipos de box completos, esto se cambió. La nueva modalidad indica que hay hasta tres selectivos para ganar el derecho a ir a los Juegos. Tiene que eliminarse con los países de su zona mediante un selectivo continental. Ya no es aquella temporada donde determinado país llevaba a su representativo completo.

Llevar un seleccionado a los diferentes torneos que se llevan a cabo en Europa, representa un gasto fuerte de entre cinco y seis millones de pesos para alimentación, transporte y hospedaje. Este deporte necesita recursos económicos especialmente dirigidos al entrenamiento en el extranjero.

Prueba de ello son los mil 300 millones de pesos adicionales al presupuesto que pidió la Conade para cumplir con los compromisos internacionales, entre ellos el Campeonato Mundial de Taekwondo y la Serie Mundial de Clavados. El boxeo se dejó de lado.

Responsables

“Ricardo Contreras ya salió de sus años de estímulo, de ser un líder positivo. Un líder tiene que ser sencillo, aceptar las cosas y resolverlas, no dejar tirada a una institución. Rechazarlo así es un acto de arrogancia, es una tontería y de desprecio, eso tiene que morir.

Entonces, por la falta de apoyo y porque su presidente no entiende las necesidades que requiere el boxeo, es que está así, hundido en un fracaso total”, asevera el presidente del CMB.

Se busca una respuesta

Señorita, buena tarde… Ya es muy tarde joven, hable el lunes.

Once de la mañana, (es lunes) responden… (Explico la situación), me comunican con el licenciado Juan Francisco García. Buen día… ¿Qué nuevas rutas o de qué forma se apoyará al boxeo de cara al nuevo ciclo olímpico?

“Joven, eso no me compete a mí, busque a Ricardo Contreras, el estará dentro de dos días en la Ciudad”, responde Francisco García.

Buen día… un momento, (me preguntan mi nombre, institución, asunto). Joven, el Presidente Ricardo Contreras acaba de entrar a una junta urgente, por el momento es imposible que pueda atenderlo, ¿A qué hora lo encuentro?, después de las cuatro de la tarde.

Señorita… Joven, el señor Ricardo Contreras salió a otra junta, no está, llame hasta la próxima semana, ¿Cuándo?, el lunes, pero sinceramente usted pierde su tiempo, ni venga a las instalaciones, el señor Ricardo nunca lo va a atender.

Las autoridades no dan respuesta ante las preguntas que se necesitan resolver en el boxeo amateur. El licenciado Juan Francisco García, argumenta que es incapaz de ofrecer alguna opinión acertada porque sabe poco del asunto, está fuera de su alcance lo que sucede alrededor del boxeo amateur en México, sin embargo, él es el Vicepresidente ejecutivo de la Federación Mexicana de Boxeo Amateur e inexplicablemente sabe poco al respecto.

Por su parte, Ricardo Contreras, Presidente de la Federación, que encabeza la Institución desde 1992 hasta la actualidad, tiene juntas recurrentes que le imposibilitan ser cuestionado sobre el por qué, el boxeo amateur en México, se encuentra contra las cuerdas y a punto de escuchar el temible nocaut.




Bookmark and Share

0 comentarios: