viernes, 4 de mayo de 2012

TAUROMAQUIA: ARTE O CRUELDAD


Por Erika Sanchez
México (Aunam). Crueldad, maltrato animal, sacrificio, arte, son algunas de las formas con las que se le conoce al espectáculo más conocido alrededor del mundo como la fiesta brava. Muchas personas la consideran una ofensa y un terrible trato hacia los toros, sin embargo, son más quienes las apoyan.

En una mesa redonda realizada en la Facultad de Derecho de la UNAM, el profesor Eduardo Oropeza describió la historia de las fiestas en las cuales se utilizaban humanos un espectáculo en el cual peleaban entre ellos por sobrevivir, como es el caso del Coliseo en Roma.

Con el paso del tiempo existió un cambio y desaparecieron esas formas de diversión “era importante quitar esa crueldad, esos sacrificios humanos”. Habló del cambio que existió entre los sacrificios humanos a los de animales, y precisó que las fiestas en las que se sacrificaban “bestias” eran muy concurridas por las personalidades más destacadas del gobierno.

¿Matar es arte?

La controversia empezó cuando el profesor Oropeza cuestionó: “¿las corridas de toros son arte o tortura?”; tras un silencio en el público, espetó: “el torero también puede perder la vida, en el primer momento que el toro lo prende lo mata”.

Conforme avanzó su ponencia, destacó los nombres de los toreros que han muerto a causa de cornadas y envestidas; “para el torero no es fácil estar en el centro, lo más duro a lo que se enfrenta es al público”, y describió la interacción entre el torero y el público quien a su parecer es el mejor árbitro.

Sadismo colectivo

Francisco Coello Ugalde, profesor de la facultad, destacó las grandes discrepancias entre las personas que se encuentran tanto a favor como en contra; por ello es importante “no debatir, si no poder en claro el conocimiento”, destacó.

Se refirió a las corridas de toros como un problema que lo tienen “sentado en el banquillo de los acusados”, ya que no se sabe si es un ritual, una tortura o un sacrificio.

“Las corridas son sadismo colectivo de personas que disfrutan del sufrimiento de seres inocentes”, pero también son interpretadas de muchas formas, se acumulan malos y buenos elementos en un catálogo de versiones.

Describió el pensamiento de algunas personas que están en total desacuerdo y como ven a la tauromaquia como representación de un sacrificio, principal ingrediente de una puesta en escena.

Alejandro Ramírez Escárcega, académico de la institución, concluyó que las corridas de toros atentan “contra los derechos de un animal”; además de que “quienes la apoyan son minoría”.

Imagen: Wikimedia Commons



Bookmark and Share

0 comentarios: