viernes, 20 de abril de 2012

INEXISTENTE CULTURA DE PREVENCIÓN EN MÉXICO: GERMAN ÁLVAREZ

Por Nancy Rodríguez Medina
México (Aunam). German Álvarez, doctor de la Facultad de Psicología de la UNAM, comentó que la ciudadanía no tiene una cultura de previsión y no está preparada para enfrentar un desastre.

El psicólogo señaló que las emociones son parte fundamental en el ser humano, todos las tenemos. Sin embargo una emoción no puede estar un tiempo prolongado dentro de nosotros, porque mata, se presenta desde una úlcera gástrica hasta un infarto.

Ante un desastre natural las emociones se desatan; lo que se debe hacer es saber controlar el miedo ante una situación así, para poder realizar acciones inteligentes en búsqueda de resguardar nuestra propia seguridad.

El también profesor de la facultad puntualizó que la sociedad mexicana a pesar de vivir en constante riesgo de presentar un desastre natural como lo es un temblor, no tiene las herramientas necesarias para poder controlar su temor y reaccionar de manera más óptima.

En comparación de la sociedad japonesa, que vive en constante atención de qué hacer en caso de presentarse un movimiento telúrico fuerte, la sociedad mexicana continúa en un constante aprendizaje.

A partir del temblor de 1985 se tuvo un avance significativo en la educación de protección civil, gracias a los diversos simulacros realizados en escuelas y oficinas. Pero la tardanza en desalojar un inmueble es también un factor de riesgo y de supervivencia señaló el doctor.

Aconsejó que si bien es cierto el tratar de evacuar el lugar sería lo más apropiado lo importante es identificar nuestros puntos de seguridad ante un temblor.

“La conducta no cambia”, destacó tajante, ya que a pesar de saber qué acciones se deben de realizar ante un sismo –desalojar el inmueble de manera ordenada, tener cerca: linterna de mano, radio de pilas- se olvidan con facilidad. Después de que dejen de presentarse los movimientos, se dejará de lado.

La desinformación misma respecto a cómo reaccionar cuando se presenta un sisme es también un elemento de alto riesgo. Tan sólo el no saber qué hacer cuando tiembla y se está en un auto puede provocar más heridos que el fenómeno mismo.

El trabajo de protección civil del Distrito Federal es fundamental, se encarga de dar la seguridad y tranquilidad necesaria a la ciudadanía, destacó. Pero la gente se sigue espantando y un solo caso de desesperación puede llevar a una histeria colectiva.

Las redes sociales otorgan un anonimato, el cual puede otorgar impunidad ante un hecho. Pese a ser una herramienta de información, se ha convertido en un marco no confiable, concluyó.





Bookmark and Share

0 comentarios: