lunes, 28 de marzo de 2011

PRESENTA CARLOS AMADOR SU LIBRO EL MUNDO FINITO


  • Estamos viviendo la fiesta de la humanidad pero sabemos que se va a acabar
  • Finalmente somos animales y la vida de ahora es la excepción y no la regla
Por Abigail Saucedo
México Aunam). El mundo finito. Desarrollo sustentable en el siglo de oro de la humanidad, trata de cómo la especie humana se ha encontrado en una fiesta desde la aparición del Homo Sapiens hasta nuestros días, “sin embargo, tarde o temprano será insuficiente cualquier cosa de la que cada vez se use más, nada puede crecer indefinidamente en un mundo finito”, aseguró el autor, Carlos Amador.

En la presentación, realizada en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, participaron Hortensia Moreno, Salvador Mendiola, María Adela Hernández Reyes, Gloria Hernández como moderadora y el escrito, quien realiza un análisis acerca del cambio climático y la disminución de las reservas de petróleo a nivel global, dos dificultades que afectan el presente y el futuro.

Por su parte, el profesor de la Facultad de Estudios Superiores Aragón, Salvador Mendiola, habló acerca de el planeta Tierra, señaló que lamentablemente estamos en un planeta que nos odia, un planeta que el hombre ha usado para su propio beneficio, y en donde, el mismo ser humano ha creado problemas que después no ha sabido resolver.

Ulises Soberano, alumno y en esta ocasión acompañante del profesor Mendiola, expresó que hoy en día los hombres tienen todo a su alcance, en estos tiempos las personas tienen muchas facilidades, pueden producir su comida, trasladarse sencillamente y además tener acceso a la tecnología. Y sin embargo, con todos los cambios que él mismo ha generado ahora existen problemas como el pico de Hubbert, que atentan contra el siglo de oro de la humanidad que maneja el autor “el petróleo se encuentra a 100 dólares por barril”, afirmó.

La profesora María Adela Hernández Reyes cuestionó al escritor del libro acerca de que habló un poco acerca de sí mismo y de su proceso en la realización de este material. “Yo escribo como periodista, pero pienso como científico, lo que hay que buscar para concluir una opinión son los datos duros y estos se sacan de los libros”, añadió.

Amador, al preguntarle acerca de por qué no tuvo colaboradores dijo que “la Academia de Ciencia Mundial está lejos de investigar las cosas interesantes, los temas importantes del libro no le interesan ni a la comunidad científica mundial ni a la de México”.

Al referirse acerca del capítulo “estación esperanza”, Carlos Amador dijo que la idea de este apartado, es no ser tan pesimistas y conservar las cosas buenas de la “fiesta”, una es los avances que ha habido respecto a la libertad de género, “Pienso que la ciencia es un gran problema pero aplicada correctamente es la única posibilidad de mantener este cambio de manera razonable, y así saber cómo poder preservar las cosas que me gustan, la energía, la educación, la producción de alimentos, la tecnología, etc.

Por último explicó acerca de la controversial conclusión de su libro ante la acerca de que a pesar de estar en un mundo con un panorama poco agradable, una buena idea era reproducirse y dejar a un hijo en un planeta que se está terminando “la razón es que todos finalmente somos animales y la vida de ahora es la excepción y no la regla de ser animales; todo se ha vivido en ambientes menos favorables que ahora, así ha sido siempre la vida, es la realidad que nos toca”, afirmó.






Bookmark and Share

1 comentarios:

Jorge dijo...

Es una doble pena que este comentario esté escrito con las patas: porque está en un sitio que representa a la FCPYS y porque el evento merece un reseñista menos analfabeto.