lunes, 25 de octubre de 2010

UNOMÁSUNO: ESCENARIO DE PENSAMIENTOS PLURALES

  • 14 de noviembre de 1977, llega el nuevo periodismo a México
  • Buscar satisfacer las necesidades informativas de la ciudadanía
  • Unomásuno consideraba al lector un actor social y pensante
Por Frida Edith Andrade Alemán
México (Aunam). La necesidad de un espacio para la pluralidad de pensamientos y de un periodismo crítico, fueron las bases por las cuales nació el periódico Unomásuno, según los participantes la mesa Paradigma del periodismo mexicano, de la serie de conferencias El Unomásuno de Manuel Becerra Acosta. A diez años de su muerte, llevada a cabo en el auditorio Flores Magón de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS).

Para Nora Patricia Jara López, quien recibió el Premio Nacional de Periodismo por mejor conducción de programas de noticias e informativos, con el nacimiento del Unomásuno, el 14 de noviembre de 1977, llegó el nuevo periodismo a México, donde se dio importancia a la diversidad de pensamientos y se dejó de lado el conservadurismo, pues sus colaboradores pertenecían a corrientes liberales.

Se trataba de un periodismo apegado a la realidad, el cual buscaba, como fin común, la satisfacción de las necesidades informativas de los ciudadanos; a partir de este compromiso con el lector surge el nombre del medio, porque Unomásuno se refiere a la suma entre el periodista y la gente.

Según Felipe López Veneroni, profesor de la FCPyS, el diario procuraba el desarrollo de una sociedad civil donde “el lector era más que un consumidor o cliente”, en otras palabras, era necesario “ser considerado como un actor social y pensante”.

La credibilidad del diario permitió la autonomía de éste a partir de las suscripciones de su público, ya que ese era el mejor camino para conservar sus ingresos.

La doctora en Comunicación por la FCPyS, Alma Rosa Alva de la Selva, se refirió a las características de los seguidores del Unomásuno, personas que leían entre líneas, para ser capaces de construir su propia visión de los hechos, es decir, aludía a un lector crítico y con un sentido analítico.

Una diferencia más entre este medio y los de su época, es el no atarse a compromisos políticos, sino civiles; no fungía como intermediario o escenario donde se diera un intercambio de mensajes entre las clases políticas del país.

Según la doctora Alva de la Selva, en el momento del natalicio del periódico en cuestión, era complejo tratar temas alusivos a tres personajes de la sociedad mexicana: el Presidente de la República, la Virgen de Guadalupe y el Ejército; por ello se requería de un medio crítico como el Unomásuno.





Bookmark and Share

0 comentarios: