lunes, 18 de marzo de 2019

LAS LÁGRIMAS VALEN LA PENA: ARTURO MARTÍNEZ NATERAS

Por Rodrigo Plata Gallegos “Roy”.
Ciudad de México (Aunam). Arturo Martínez, egresado de la Universidad Autónoma de Nuevo León y activista estudiantil durante los años 60, mencionó que los sentimientos regresaron a él, reviviendo las lágrimas del pasado, cuando se sentó a escribir La Flor del tiempo, libro que fue presentado en la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería.


Durante el evento el autor comentó algunas de las experiencias vividas durante el año de 1968, y los momentos vividos durante su estancia en la Cárcel de Lecumberri. Pero también tocó el tema de “la derrota del movimiento”.

Él considera que el movimiento fue derrotado muy cerca de la victoria, “fue como un sueño al despertar, se va y se pierde”, comento Martínez.

La caída del movimiento determinó un cambio que arrasó con las demás organizaciones, de las cuales solamente se pueden ver algunas representaciones de lo que alguna vez fue. La huelga de 1999 de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el paro de septiembre de 2018 en la UNAM, expresó el autor.

Al tratarse de una segunda edición del libro, Arturo Martínez revisó el texto y pensó hacerle algunos cambios; sin embargo, las emociones vividas mientras lo escribió la primera vez eran únicas e irrepetibles, por lo cual –mencionó- hacerle cualquier modificación no tendría el mismo valor por lo que el libro así se quedara.

También se encontraba presente María de los Ángeles Comesaña Concheiro, coordinadora de Comunicación Social de la Facultad de Economía de la UNAM y esposa de Arturo Martínez Nateras, quien habló acerca de las sensaciones que tuvo mientras leía el libro.

Entre sus experiencias, sintió que el autor le relataba todo lo vivido en aquella época como si le tuviera delante, lo cual hacia a las emociones volver como si estuviera en ese momento.

Mencionó que el libro narra con intensidad lo que fue 1968, “revivir las sensaciones de ese entonces y en especial la parte sobre la Cárcel de Lecumberri, me han hecho soltar algunas lágrimas…”.








Bookmark and Share

Leer más...

miércoles, 13 de marzo de 2019

MIENTRAS LAS MUJERES MÁS PROTESTAN, MÁS VIOLENCIA HAY: ERIKA GONZÁLEZ

Por Efraín Salas y Oliver Campa
Ciudad de México (Aunam). Según la agencia de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres en México (ONU Mujeres) y el Instituto de Mujeres (Inmujeres), entre 1985 y 2016, cada 24 horas son asesinadas un promedio de 7 mujeres en el país.


Al respecto, la licenciada en derecho y asesora del programa “Autonomía económica de la mujer” en el Inmujeres unidad Copilco, Erika González, apunta que el problema de la violencia de género en el país es multifactorial, en la que influyen: la estructura del Estado, en tanto instituciones encargadas de tratar y procesar los casos de violencia, así como la cultura de la sociedad mexicana en el trato a las víctimas de dichos casos.

“Aquí cuando viene una mujer a solicitar ayuda por una situación de violencia, nosotras las asesoramos y las enviamos al Ministerio Público (MP) si deciden denunciar, el MP muestra resistencia por abrir carpetas de investigación de situaciones de violencia de género; realiza estrategias para convencerlas que en la mayoría de los casos, cuando tienen frente al agresor, ellas lo perdonan”, afirmó.

Una de las preocupaciones de la Organización de Naciones Unidades (ONU) hacia México es el mejoramiento de los protocolos de investigación: Es decir, que exista un correcto juicio que garantice justicia para las víctimas de feminicidio. Así mismo, el organismo internacional ha recomendado a México tipificar el feminicidio como delito en todas las ciudades del país.

“Yo creo que el protocolo es bueno, el problema es la implementación: no se implementa como debe de ser porque la violencia está normalizada. Pienso en aquel al que se le ocurre violar a una chica y que prefiere matarla para que no lo denuncie, o peor aún, solo la deja ahí tirada, sabe que cuando la chica vaya a denunciar va a desistir porque la van a juzgar y re victimizar”, agregó la licenciada González.

Ante la crisis de violencia de género, los diversos movimientos feministas han protagonizado luchas por visibilizar y cambiar la situación, buscan transformar la perspectiva de la mujer dentro de la sociedad, modificando los papeles que éstas desempeñan dentro de los escaños políticos, económicos, culturales y sociales. Su finalidad es de construir a la mujer.

“Me considero feminista y me parece que la lucha es justa, pero hay mucho desconocimiento sobre ello por parte de la sociedad: se cree que quienes lo son, odian a los hombres y no es eso, no queremos oprimir a los hombres, queremos que nadie sea oprimido...a mí me parece que en México hay muchas vertientes del feminismo, podemos estar de acuerdo o no, pero cada una aporta su granito de arena”.

La organización de las colectividades feministas han dado paso a la conciencia y despertar de la sociedad, pero “pareciera que mientras las mujeres más protestan, más violencia hay”. Aun así, los esfuerzos se centran en solucionar el problema y mejorar la situación actual de la mujer.

Durante 2014 fueron registrados dos mil 359 homicidios de mujeres, mientras que en 2016 aumentó a dos mil 746, según cifras del Informe acerca de la violencia feminicida. Además de un aumento en la brutalidad con la que son cometidos dichos crímenes, recurriendo a métodos tales como el ahorcamiento, el estrangulamiento, la sofocación, el ahogamiento o la inmersión, a pesar de esta situación la abogada se mantiene positiva.

“Veo alentador el panorama para la mujer en los próximos años, ya que a pesar de que el problema sigue creciendo, las mujeres estamos aprendiendo a organizarnos, eso es lo único que nos puede salvar, aquí en México hemos firmado tratados internacionales, tenemos una ley, que está muy chingona la verdad, pero que a la hora de implementarse queda en el papel”.

Para Erika González, uno de los principales problemas a solucionar es la lentitud de los procesos burocráticos, ya que desde su punto de vista estos son los que generan la desesperanza en las mujeres que se atreven a levantar la voz, dichos trámites son tardados, largos y ponen a la mujer en una situación desfavorable al hacerla responsable de los actos que desea denunciar.

“Todo México cumple, hay una fiscalía especializada en atención para víctimas contra la violencia familiar, existen centros de atención para la violencia familiar, en donde ofrecen asesoría psicológica y jurídica, se supone que los funcionarios están sensibilizados de la problemática, pero la verdad es que no es así, la verdad es que las mujeres llegan al CAM o a otras instituciones, y les dicen ‘Si, te asesoro, vamos a abrir carpeta’ pero la realidad es que no está pasando, es necesario seguir luchando hasta que esta situación cambia a favor de la mujer”.






Bookmark and Share

Leer más...

MÉXICO, “EN PAÑALES” POR FALTA DE EDUCACIÓN SEXUAL

Por Erika Espejel Terrón y Ma. Angélica Flores Velázquez
Ciudad de México (AUNAM). En la actualidad, el embarazo en adolescentes ha cobrado importancia debido a que México ocupa el primer lugar a nivel mundial. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de la mitad de estos embarazos no son planificados. El 27 por ciento de los nacimientos que hay en el país son de jóvenes entre los 10 y 14 años.


“Es cierto que ha aumentado drásticamente la población, los embarazos en adolescentes ocurren por diferentes ámbitos, no siempre tiene que ver algo económico; afecta mucho, tanto la información que se tenga al respecto como la toma de decisiones de cada una de las personas involucradas y el contexto en el que viven”, expresó Maira Carballo, médico cirujano y docente de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía (ENMyH) con maestría en educación por el Instituto Politécnico Nacional.

Con base en la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), muchos jóvenes reciben información confusa y contradictoria sobre el sexo durante la adolescencia. Una correcta educación integral en sexualidad orienta a que los jóvenes tomen decisiones fundamentales en lo que respecta a las relaciones y la sexualidad.

La médico considera que los embarazos tempranos no son siempre por la desinformación, pues no se debe generalizar al respecto. Opina que en muchas ocasiones, dentro del hogar, los padres de familia no le dan relevancia al tema de la sexualidad, porque consideran que si hablan del uso de métodos anticonceptivos estarían fomentando las prácticas sexuales.

Mario Fuentes, licenciado en Antropología Física con maestría en Sexualidad Humana, expresó: “es lamentable, pero las relaciones sexuales siguen siendo un tema tabú en nuestra sociedad, a pesar de que en las redes circula mucha información. Falta educación para poder seleccionar y discriminar lo falso de lo verdadero, por otro lado, existe doble moral y esto es por la injerencia de la religión en este tema en particular”.

Maira Carballo opinó que en las zonas rurales la información es más limitada, pues existen poblaciones en donde ni siquiera mencionan el tema, mientras que en las partes urbanas es un tópico que se trata desde la primaria; aunque hace falta ampliar más el pensamiento de toda la población.

Según la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID), publicada en el 2014 por el Diario Oficial de la Federación, a nivel nacional, la edad mediana del inicio de la vida sexual de las mujeres es a los 18 años, lo que representa un año menos en comparación con la ENADID 2009.

Mario Fuentes expresó que desde los 12 años una persona puede tener maduración fisiológica de la sexualidad, pero al ser un asunto integral falta un enfoque psicológico que va unido al sentido de la responsabilidad. Asimismo, el licenciado en antropología, enfatizó la importancia que los adolescentes conozcan las consecuencias de iniciar una vida sexual, ya que sin la debida protección se exponen a embarazos no deseados y a enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Datos de la ENADID 2014 muestran que de los nacimientos ocurridos entre 2011 y 2013, siete de cada diez fueron entre mujeres de 15 a 29 años, en donde uno de cada seis fue de una adolescente de 15 a 19 años.

Carballo agregó que “las consecuencias del embarazo en una adolescente no sólo van en las alteraciones a nivel anato-fisiológico, sino en el total cambio de la vida, porque es hacerse responsable de un nuevo ser. (…) La parte emocional todavía no está desarrollada de manera total para poder tener un embarazo a esa edad. No tienen una madurez adecuada fisiológica ni emocional, sin mencionar que en su mayoría son embarazos de alto riesgo”.

Para el tratamiento de este tema, el Gobierno de la República desarrolló la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (ENAPEA), de la cual publican un Informe Ejecutivo Anual y que tiene por objetivo “reducir el número de embarazos en adolescentes en México con absoluto respeto a los derechos humanos, particularmente los derechos sexuales y reproductivos”.

La maestra en educación declaró que pese a la existencia de distintos programas y servicios de salud en México, donde los jóvenes pueden acudir por información, ésta no siempre es de calidad y, por ello, algunos jóvenes toman como broma o con pudor las relaciones sexuales, según sea su educación en casa.

Mario Fuentes considera que México se encuentra en pañales respecto al tema, porque a pesar de contar con educadores sexuales desde hace más o menos 35 o 40 años la información es deficiente en los jóvenes; en segundo lugar, por la injerencia de la religión -sobre todo de la iglesia católica- que frena los intentos por dar una educación sexual de calidad a los jóvenes, la cual disminuiría considerablemente dicha problemática en territorio mexicano.






Bookmark and Share

Leer más...

martes, 12 de marzo de 2019

¡NADIE SE SALVA!

Por Eduardo Montero Legaspi
Ciudad de México (Aunam). “Es triste que nosotras como mujeres, estemos muriendo diario, da miedo y da coraje que las autoridades no hagan nada para resolverlo” sin importar la inclinación política, este es un pensamiento común de las tres mujeres entrevistadas.

Regina Huerta, Valeria García y Joselin González. Por Eduardo Montero

Regina Huerta Sánchez, estudiante de producción audiovisual en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, opina que los feminicidios son causa de tristeza y coraje puesto que las mujeres ahora se ven mucho más “restringidas” y ejemplificó con las libertades de vestimenta que tiene ya que el miedo a ser atacadas simplemente por el hecho de traer ropa “corta” lo viven diario.

Respecto al derecho que la mujer sobre su cuerpo, Regina comentó que las mujeres son las únicas dueñas de su cuerpo y que nadie tiene el derecho a utilizarlo a su antojo debido a que “es su cuerpo y es su vida”. También declaró que le da mucho coraje que, aunque haya módulos de vigilancia dentro del metro, no se puedan sentir seguras, ya que el acoso en el metro es diario y al momento de ir a denunciar, los policías las culpan por la forma en que van vestidas “no se vale que diario sea lo mismo”, declaró.

Después de que el gobierno de Nuevo León aprobara la ilegalidad del aborto, Regina comentó que no hay consciencia por parte del gobierno norteño respecto a los problemas que conlleva tener un hijo no deseado, específicamente cuando no existe el sustento económico para mantenerlo. Así mismo, declaró que, aunque el aborto se haya vuelto ilegal, las mujeres seguirán abortando por el simple hecho de no querer al feto. Para ella la ilegalidad traerá como consecuencia la muerte de más mujeres a causa de la clandestinidad al momento de querer abortar.

Valeria García Valencia, también estudiante de producción audiovisual, realizó un análisis acerca de los feminicidios e indicó que en un principio observaba este fenómeno muy alejado de su entorno, pero conforme fue viendo las cifras y las noticias comenzó a informarse acerca del tema y calificó como deplorables, tristes y lamentables las acciones del gobierno y la sociedad y su nula capacidad de respuesta frente a los feminicidios.

Valeria concordó con Regina en el aspecto de que la culpa de ser acosadas se reparte a las mujeres por el simple hecho de su vestimenta “provocativa”.

Valeria García tuvo los mismos calificativos respecto a la ilegalización del aborto, puesto que el hecho de que las mujeres no puedan decidir sobre sus cuerpos es una total injusticia. Declaró que aún hoy en día a las mujeres se les trata como seres inferiores cuando no lo son, ya que el hombre también participa en esta cuestión de procrear y que los castigos son nulos hacia él, contrario al caso de las mujeres “quienes se llevan toda la culpa”.

Destacó la falta de empatía del gobierno mexicano y de educación sexual en la sociedad mexicana son parte de las causas principales en este caso.

Joselin Pérez González, estudiante de periodismo, enfocó su comentario en el miedo que radica en las mujeres puesto que ya existe confianza con la sociedad machista mexicana y que existen mujeres que han normalizado la dependencia de los hombres; declaró que “los feminicidios comienzan desde las mínimas cosas hasta estos hechos violentos y detestables”.

Para Joselin no existe justificación para matar personas y argumentó que en el caso especifico de las mujeres “han sido violentadas, acosadas, violadas y asesinadas a lo largo de la historia por las personas machistas que, actualmente, sostiene nuestra sociedad”.

Declaró que las mujeres siempre han estado vulnerables a la crítica, en su forma de vestir, en su higiene, con su belleza y estas construcciones sociales se han convertido en el deber ser del género femenino. Joselin ejemplificó que el derecho del aborto es darles la oportunidad a las mujeres de decidir que hacer con su cuerpo, ya que nadie debe tener un poder de decisión. “Son nuestros cuerpos y nosotras tenemos el derecho de hacer con ellos lo que nosotras queramos”.

Según Joselin, la imposición del hombre infantiliza a la mujer haciéndolas creer que su vida corre a su merced y todo esto se normaliza. Ella concluyó que, desgraciadamente, la mujer se ha convertido en blanco fácil para estas personas machistas y que eso es algo por lo que deben luchar.




Bookmark and Share

Leer más...

lunes, 11 de marzo de 2019

LEÓN CORTA LA RACHA DE MARIONI

Por Eduardo Montero Legaspi.
Ciudad de México (Aunam). Después de cinco partidos invictos, el conjunto dirigido por Bruno Marioni perdió su racha en casa ante los esmeraldas del León tres goles por uno en la jornada ocho del campeonato mexicano. El conjunto esmeralda se ha convertido en el equipo más constante del torneo tras empatar con los actuales líderes del torneo Tigres y Monterrey y vencer al actual monarca del torneo, el América


Durante el primer tiempo el equipo del León diezmó a los universitarios con múltiples disparos al arco de Saldívar con un saldo de un travesaño al minuto seis por parte de Luis Montes, un error del arquero Puma que casi rompe el cero a cero, el cual culminó al minuto 26 con gol del mexicano José Juan Macías quien ya lleva cinco goles en el torneo.

A los cuatro minutos el ecuatoriano Ángel Mena anotó el segundo gol para los felinos esmeraldas, gol que en primera instancia fue inhabilitado por estar en un supuesto fuera de lugar, pero el VAR aplicó justicia y avisó al árbitro del encuentro, Francisco Chacón, que la anotación era legal.

Para el segundo tiempo el León tuvo para finiquitar el encuentro, pero dos disparos al travesaño y un penal fallado de Joel Campbell al minuto 74 lo impidieron. Las cosas empeoraron para Pumas ya que el juvenil Ilkay Domínguez salió expulsado al minuto 56 por doble tarjeta amarilla, pero el conjunto Universitario comenzó a crecer en el encuentro y a crear oportunidades de peligro.

La intensidad de Pumas para recuperar el esférico y atacar nubló al conjunto esmeralda y redujo el buen fútbol que presentó León durante el primer tiempo, lo que causó la expulsión de Macías al minuto 69, expulsión que en un primer momento fue amonestación, pero el VAR volvió a intervenir para decretar la roja directa igualando las cosas numéricamente dentro del campo, y también provocó el único tanto de los universitarios al minuto 79.

En la recta final del encuentro los universitarios ya estaban volcados hacia adelante dejando muchos espacios atrás y como consecuencia el conjunto esmeralda decretó su victoria con gol del ecuatoriano Vinicio Angulo ya en tiempo de compensación.



Bookmark and Share

Leer más...

miércoles, 6 de marzo de 2019

LUIS RODRÍGUEZ, 92 AÑOS DE HISTORIAS

Foto y texto: Ana Laura Sarabia Rodríguez
Ciudad de México (Aunam). Nadie conoce mejor el significado de la frase “en la vejez no hay lugar para cobardes” de Henry Louis Mencken que el señor Luis Rodríguez Santillán, quien a sus 92 años afirmó poseer una vida tranquila, satisfactoria y llena de buenos recuerdos, entre sus mayores logros sitúa a su familia y dejar su oficio de plomero como un legado para sus hijos.


De manera amable y afectuosa, el señor Luis Rodríguez contó anécdotas de su vida, de su infancia, adolescencia, adultez, describió los aspectos más importantes a lo largo de sus 92 años sin ninguna dificultad al expresarse, característica que lo define, ya que a pesar de contar con una edad avanzada tiene un aspecto saludable, es una persona alta, delgada, pelo canoso que cubre de manera regular con una gorra o sombrero.

Luis Rodríguez es el tercer hijo de cinco hombres, nació en 1926 en la colonia Santa Julia en la alcaldía Miguel Hidalgo en la Ciudad de México (CDMX), a muy temprana edad perdió a sus padres. “Tenía cuatro hermanos; Alberto, Rafael, Rodolfo, Miguel y un medio hermano que se llamaba Odilón”.

“A mi papá le gustaba mucho el chupe y de eso murió, yo tenía como siete u ocho años, después de eso nos fuimos a vivir con mi tía Chavela, ella nos cuidaba mientras mi mamá se iba a trabajar de criada a unas casas particulares”.

La infancia de Luis Rodríguez fue sencilla pero muy feliz, recuerda disfrutar de horas de juegos con sus hermanos, “como nos cuidaba mi tía porque mi mamá se iba a trabajar jugábamos con el trompo, con las canicas, coches de madera, era muy bueno cuando jugaba al trompo siempre les ganaba a mis hermanos”.

Cuatro años después de la muerte de su padre murió su mamá situación que obligó a Luis Rodríguez y a sus hermanos a trabajar para poder comer, “mi mamá era re´ buena persona cuando se murió, mi tía nos puso a trabajar con mis primos haciendo petacas, maletas pues”.

El señor Rodríguez mencionó entre risas “cuando fuimos creciendo más nos hizo conseguir trabajo para que le diéramos dinero para la comida, no había que rajarnos, nada de ser cobardes, me acuerdo que a sus hijos les daba de comer bien, pero a mis hermanos y a mí nos daba agua con canela”.

El primer trabajo que consiguió fue en una panadería, a los 13 años “estuve de ayudante de panadero un año nada más, me gustó; limpiaba las charolas, sacaba el pan del horno, los acomodaba, pero no hacía pan sólo veía a los panaderos de la noche cuando lo hacían y se pasaban la masa por las axilas para limpiarse el sudor, le echaban mocos a la masa y eso lo hacían porque estaban borrachos”, afirmó Luis Rodríguez mientras simulaba tener una masa en las manos.

Al dejar el empleo como ayudante de panadero consiguió, por medio de un primo, entrar a trabajar a una fábrica de chicles, oportunidad que le cambió la vida para siempre: “me encargaba de revisar las maquinas que recortaban el plástico de las envolturas de los chicles. En una de esas le calculé mal, o alguien movió la máquina, quien sabe, pero me corté mis dos dedos”, mencionó mientras señalaba la ausencia de sus dedos anular y cordial.

Al quedar huérfanos no todo fue malo para Luis Rodríguez y sus hermanos ya que aprovechaban que su tía cuidaba de sus primos para salir durante su juventud. “Cuando era joven me iba con mis hermanos, amigos o solo a bailar, me vestía como pachuco, era muy bueno, me gustaba el danzón, cuando no bailaba me iba a jugar beisbol, me gustaba más que el futbol. Jugábamos en un equipo, era pícher, muy bueno, mis amigos me decían el tribilin, jugué como un año nada más”.

A los 15 años y gracias a la oportunidad del señor Pedro García obtuvo su primer trabajo como plomero, en este empleo como ayudante de plomería aprendió las bases del oficio que sería el que escogería para trabajar por el resto de su vida, “la plomería me gustó más que otra cosa, era bueno y le aprendí rápido al señor Pedro” afirmó.

A los 18 años el amor tocó a su puerta, conoció a Josefina Vázquez quien sería su esposa y, según menciona, el amor de su vida: “la conocí en Santa Julia, porque vivíamos en la misma calle, más que ella vivía en el 88 y yo en el 10. La empecé a conocer por un tío que vivía en una vecindad donde ella vivía, empecé a ir a ver al tío y de paso la veía a ella, duramos de novios tres meses, se murió su papá y luego nos juntamos, lo que más me gustaba era su forma de ser”.


Cuando Luis Rodríguez se juntó con Josefina las responsabilidades aumentaron, decidió usar su experiencia en plomería y pedir trabajo en una construcción, cuando lo consiguió comenzó a rentar un cuarto en la avenida Tláloc por Lago Zirahuén. Al cumplir 21 años fue padre por primera vez al tener una niña, a la cual decidieron nombrar Juana, dos años después Josefina y él volvieron a ser padres de un niño al cual nombraron Gustavo.

La experiencia que tenía como plomero creció y lo orilló a tomar la decisión de abandonar el empleo en la construcción y empezar a trabajar por su cuenta vendiendo material de plomería y haciendo encargos.

“Me iba con mi material en el diablo hasta la San Felipe, ahí vendía porque se ponía un tianguis muy grande todos los domingos, hasta que un amigo me ofreció comprar un local en el mercado que iban a construir ahí, pagué como 500 pesos por el local, cuando me lo entregaron empecé a vender dentro del mercado hasta que me jubilé y le di el negocio a mi hijo”, afirmó.

Después de comprar su local la suerte le sonrió a Luis Rodríguez y compró un terreno que le ofrecieron, de manera inmediata a la compra pudo empezar a construir su casa propia.

“Fueron tiempos de mucha felicidad para mí, después de comprar el local un compadre me ayudó a comprar unos terrenos que vendían por la Villa, en la colonia Del Obrero, hablamos con los licenciados, me acuerdo que eran dos, veníamos cada semana hasta que nos dieron nuestros papeles y nos entregaron el terreno, luego luego empecé a construir unos cuartos”, mencionó mientras hacía un circulo con las manos en referencia a los cuartos de abajo.

Cuando Luis terminó de construir su casa Josefina, él y sus hijos se mudaron a la colonia Del Obrero, meses después contrajeron matrimonio por la iglesia y comenzaron a tener más hijos: “nos casamos por la iglesia, después de misa cada quien para su casa, no hubo fiesta, después de Gustavo vino Sara; un bebé que se nos murió, después volvimos a tener un niño que si creció bien, José Luis, después a Felipe, Lourdes y una última niñita que llamamos Sofía, pero ella se murió a los cuatro años”, mencionó.

Con una sonrisa en el rostro Luis Rodríguez mencionó que ser padre era y es uno de sus trabajos favoritos, “cuando mis hijos estaban creciendo yo trabajaba en el mercado de la San Felipe, o iba a hacer chambas a casas particulares cuando regresaba de trabajar los llamaba a todos y los formaba, los hacia marchar como soldados, correr, como militares nada más porque me divertía viéndolos”, contó mientras reía.

El señor Rodríguez considera haber sido un buen padre, afirma haber puesto todas las ganas en criar sus hijos, “no quería ser como mi papá, quería ser mejor padre para mis hijos. Mi papá tomaba mucho, yo si llegué a tomar, pero digamos que solo en fiestas, mmm en ocasiones especiales, pues mi papá murió de eso, por eso no lo conocí bien, y yo a mis hijos los acompañaba a la escuela cuando iban creciendo, los veía todo el tiempo”, explicó.

En 1992, a sus 66 años Luis Rodríguez perdió a su esposa Josefina después de meses de acompañarla en el hospital: “ella se murió de la enfermedad que tenía, retención de líquidos, se le hinchaban mucho los brazos, las piernas, primero se la llevamos al hospital y ahí murió, yo la quería mucho. Lo que más nos gustaba hacer era ir al cine, la iba a recoger cuando llegaba de trabajar y nos íbamos a ver películas, a veces nos llevábamos a los niños, siempre me acuerdo de ella, aún hasta hoy”, mencionó de manera pausada y lenta.

Después de la muerte de Josefina el señor Luis empezó a ser atendido por sus hijos, siguió con el negocio en la San Felipe y enseñó a sus descendientes varones el oficio de la plomería, cuando decidió dejar de trabajar le dio el negoció a su hijo menor Felipe.

“Los muchachos crecieron, Juana se casó con Juan y se fueron a vivir lejos, desde antes de que muriera Josefina; Gustavo se juntó con Alicia y se fueron a Villa de las Flores; a Sara se la llevaron a Puebla cuando se casó con Agustín; los únicos que se quedaron a construir en nuestra casa fue José Luis y Felipe; a Lourdes le dejé los cuartos donde yo viví con Josefina, yo me quedé a vivir con ellos, dejé de trabajar y el negocio se lo dejé a Felipe”, explicó sobre sus hijos.

Afirma que el peor momento de su vida fue cuando su hija Juana se murió: “uno como padre nunca cree que va a enterrar a uno de sus hijos, al contrario, uno quiere que lo entierren, cuando mi hija Juana murió, hace ocho años, yo no sabía qué hacer, me sentí muy triste, pero son cosas que uno no puede evitar”, mencionó con voz afligida mientras se sujetaba las manos.

El señor Luis Rodríguez mencionó que la mejor herencia que le puede dejar a sus hijos es la gran familia que formó: “a mí me da gusto ver la gran familia que Josefina y yo formamos, ora hasta tataranieta tengo, me gusta ver que sigan igual de unidos porque en realidad es todo lo que les puedo dejar a mis hijos además del oficio de plomero”.

La vida de Luis Rodríguez ha sido todo lo que él esperaba, agradece a la virgen de Guadalupe por mantenerlo con vida a sus 92 años y espera seguir viviendo por algunos años más: “estoy a gusto con todo lo que he vivido hasta ´ora, estoy muy agradecido con Dios y la virgen de Guadalupe por haber tenido una familia como la que tengo, por haber amado a mi esposa como lo hice.




Bookmark and Share

Leer más...

UNA VIDA DURA Y UNA MUJER FUERTE

Por: Hugo Alfredo Pacheco Borja
México (Aunam). María Paula Hernández Albavera a sus 68 años dice que lo más importante es la familia, “la familia siempre debe estar unida y a pesar de las dificultades y algunas separaciones todos debemos estar unidos, porque solo unidos se pueden superar todas las adversidades”.


Para ella la familia no es solo de sangre, sino que son las personas que nunca se alejan, que siempre se cuidan y se apoyan. “hay familia que se aparta, a ellos no se les puede considerar parte de la familia, en cambio también hay quienes de verdad quieren pertenecer y no se alejan por más dificultades que existan”.

A sus primeros cinco años vivió uno de los primeros cambios que marco su vida, la separación de sus padres, quedándose ella y sus tres hermanos a vivir con su mamá. Al ser ella la mayor tuvo una vida un tanto complicada.

No tuvo una gran relación con sus padres. Su mamá, debido a su trabajo se alejó demasiado de sus tres primeros hijos y a los dos años después de su divorcio se juntó con otro hombre y tuvo otros 5 niños. Por lo tanto, ella fue criada más por su abuela Josefina, la cual la formo de carácter y le brindo enseñanzas que le ayudan hasta el día de hoy. “mi abuela fue la que me enseño todo de la vida, fue la que me crio, me educo, me animaba y me daba lecciones sobre cómo hay que vivir”.

El trato con su papá no fue mejor, incluso ya no lo quería reconocer como su padre “le tuve un gran rencor por abandonarnos, pero luego simplemente lo olvide ya no quería saber nada de él, para mí él nunca fue mi papa”.
Con sus hermanos tenía un gran vínculo, con quien tenía más confianza era con su hermana Edelmira, quien hasta la fecha se sigue viendo a pesar de la distancia.

A los 15 años de edad conoció a quien para ella fue el amor de su vida, Alfonso Acevedo López, a los 17 años quedo embarazada y se fue de su casa para casarse y formar su familia.

Su primer embarazo fue “por desgracia” fallido, ya que un día después de nacer, el bebe no pudo sobrevivir por problemas en los pulmones. Esto fue un suceso que la marcó de por vida y la hizo más fuerte. Después de un año volvió a quedar embarazada de quien seria la primera de siete hijos. Al dar a luz al último, los doctores le recomendaron operarse por el riesgo de volver a quedar embarazada.

Aunque su meta era mantener a toda su familia unida, a los 44 años su esposo le fue infiel, motivo por el cual decidió separarse de él, sin embargo al entender de niña que el divorcio de sus padres no era motivo para destruir a toda la familia ella se quedó con todos sus hijos, los más grandes fueron quienes la apoyaron en su divorcio y con los gastos de la casa así como de cuidar a sus hermanos pequeños, esto fue lo que hizo su unión más grande.

Ahora tiene 14 nietos; 11 niñas y 3 niños, a los cuales ama mucho, siempre los ha apoyado incluso más que a sus propios hijos en su tiempo, ha sido más que su abuela, una amiga, una madre, una defensora de los regaños y muy consentidora.

Hace poco sufrió la pérdida de un ser querido, se veía en su rostro y el tono de su voz que aún le duele mucho. La muerte de su mejor amiga, fue difícil para ella porque siempre estuvieron juntas desde pequeñas y la vio sufrir a causa de problemas de salud, la ayudo en sus últimos días, ambas eran cómplices y sus secretos se quedaran solo para ellas.

“Sin duda fue mi mejor amiga, lo que más nos gustaba era ir a bailar junto con otras de nuestras amigas, bailábamos de todo, ella siempre fue mi compañera y yo era como su consejera, siempre la voy a extrañar, nunca la olvidare”.

Ella busca lo mejor para su familia, la vida la ha tenido difícil pero eso no le ha impedido salir adelante, en su casa siempre habrá un café en las mañanas para quien se presente, una cama para quien quiera quedarse y un patio para las reuniones de sus seres queridos.



Bookmark and Share

Leer más...

martes, 5 de marzo de 2019

LA DIVERSIDAD SEXUAL; UNA FORMA MÁS DE AMAR: ACTIVISTA LGBTTTI

  • Todos los individuos tienen derecho a elegir sobre su sexualidad y como expresarla
  • La comunidad no debe ser discriminada por buscar lo que la hace feliz
Por Laura Andrea Soriano Hernández
Ciudad de México (Aunam). Uno de los principales problemas que enfrenta la comunidad LGBTTTI es la visión retrograda, conservadora y machista que permea en México, pues la falta de información y la ignorancia definen como antinatural la orientación sexual y ello provoca que sus integrantes se repriman, aunado a que son clasificados y es más importante colocarse la etiqueta de “personas” antes que nada, dijo Jonathan Martínez, activista de la diversidad sexual.


Él define su homosexualidad como un estilo de vida, más que una etiqueta o una sexualidad, ya que cada individuo es libre de vivir como mejor lo considere. Sin embargo, cree que la mejor solución para mejorar la convivencia en la sociedad es informar y educar a las nuevas generaciones en torno a estos temas que no afectan de ninguna forma el desarrollo de alguien más.

Los tabúes y mitos que surgen entorno a la comunidad y sobre todo a los homosexuales han deteriorado su imagen, pues creen que son demasiado despreocupados, desenfrenados y promiscuos lo que ha ocasionado el surgimiento del virus del VIH, lo cual es falso y cree que como en la sociedad en general, las acciones malas de unos pocos, crean una falsa conciencia sobre todos, considera que sería mejor si la gente viera todo lo que aportan.

El activista de 28 años, oriundo de Ciudad de México, considera que la comunidad LGBTTTI ha aportado nuevos parámetros en cuanto a la convivencia social, los prejuicios y la igualdad, en donde cada persona posee total libertad de elegir lo que la hace feliz; de igual manera dentro de su círculo social menciona que su relevancia es en el sector económico, debido a su poder adquisitivo y a la creación de trabajos y empleos, igual que muchas más personas.

Ser un miembro de la comunidad LGBTTTI representa grandes desafíos y matices en México, para Jonathan Martínez su mayor desafío no es ser aceptado por la sociedad, pues no es algo que le interese, sino por su familia, que con el paso del tiempo y mucha comprensión lo han apoyado en su elección de vida. Hasta ahora nunca ha sido discriminado por nadie, ni se ha sentido relegado en ninguna actividad y ello lo hace sentir pleno y aceptado por los demás.

Él apoya a su comunidad al estar informado de lo que ocurre con los individuos que la conforman y los apoya más que nada en los temas base como el respeto y derechos humanos, para que todos tengan las mismas oportunidades que los demás.

Realmente no asiste tanto a marchas, excepto cuando en verdad cree que son para defender más que para festejar. Sin embargo, piensa que no se involucra como quisiera en la lucha porque su trabajo no se lo permite por la demanda de tiempo que requiere, además la realización de marchas no le parece que realmente reclamen derechos si no es más un carnaval de exhibición y promiscuidad.

Si tuviera la oportunidad de cambiar su orientación sexual no lo haría porque para él sería como cambiar de familia; es decir, remplazar realmente lo que es sólo por aceptación y piensa que “no es monedita de oro para caerle bien a todos” y es muy feliz tal como es. Por eso siempre trata de no dejarse guiar por comentarios mal intencionados.

Con relación al caso de la modelo española transgénero, que ganó un certamen de belleza, cree que fue adecuado y justo que lo hiciera porque al ser transgénero es una mujer y no un hombre como muchos piensan. Aunque considera que existen temas más importantes que requieren de mayor atención que un certamen de belleza; como la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo y la cura del VIH, porque la comunidad es una de las principales portadoras.

El tema de la orientación sexual es muy importante, porque hoy en día son más las personas que aceptan su orientación abiertamente y también las que apoyan a la comunidad. Él activista concluyó que espera que con el paso del tiempo las personas se informen más y acepten este movimiento para que el día de mañana nadie tenga que volver a reprimirse o sentirse mal por lo que siente.




Bookmark and Share

Leer más...

LANZAN PRIMER MOVIMIENTO FEMINISTA DENTRO LA UNIVERSIDAD LA SALLE

  • Lasallistas buscan concientizar acerca de la violencia de género en el país

Ciudad de México (Aunam). En la Universidad La Salle Campus Condesa surgió la organización ‘Red Raíces’, un proyecto estudiantil que nace de la inconformidad y el descontento con la situación actual que viven las mujeres en México, señaló María Jimena Ocampo Bernal, fundadora con dos compañeras más.


“Decidimos alzar la voz y decir ‘¡existimos!’, porque hay gente que nos interesamos por estos temas, y eso nos impulsó a querer que la comunidad universitaria se entere que hay un problema social, la violencia contra las mujeres; que eso existe y que también existe en la universidad y es algo que no podemos dejarlo de lado”, comentó la activista.

Red Raíces no tiene como único objetivo la protesta; uno de sus principales motivos es hacer que la comunidad lasallista se entere y se interese por las condiciones de inseguridad y violencia que día a día padecen las mujeres en México.

Jimena Ocampo platicó uno de sus primeros acercamientos, no sólo con el feminismo, sino con la sensibilización ante actos de abuso contra otros seres humanos. “Como a los 16 años, cuando cursaba la preparatoria, vi un documental sobre violencia contra las mujeres, de que en Tailandia vendían niñas. Hay una frase que dice ‘no espero sufrir la causa para ser parte de ella’, ¿me explico?, a mí no tiene que pasarme algo horrible para sensibilizarme con eso”.

Más tarde, comenzó a empaparse de contenidos de reconocidas pensadoras feministas como Simón de Beauvoir, hasta artículos y noticias que hablaran de esta corriente. “Legalmente estamos al mismo nivel y legalmente somos iguales, pero la igualdad de facto no está ahí. Tenemos que hacer que nos escuchen, somos en el 51 por ciento de la población, no pueden seguir tratándonos como la minoría”.

Sobre el movimiento feminista, explicó que “cuando empezó esto, las mujeres querían el derecho al voto y querían hacer esto y aquello, ahora las leyes permiten ser iguales a hombres y mujeres. Y creo que eso es lo que busca el feminismo moderno, decir ‘¡oye yo soy igual que tú!’ Ambos somos iguales y… piso parejo para ambos…”.

Expresó su interés por el respeto a los hombres, quienes también cargan con ciertos estereotipos, y sobre todo, resaltó el hecho de que el feminismo debe actuar para defender la equidad entre ambos sexos. “Creo que los hombres tienen cargas sociales muy fuertes, y el machismo también afecta en eso, también creo que el feminismo trata de eso, de decir ‘oye no seas el sostén, yo también puedo trabajar’, y cosas así”.

Aunque La Salle es una universidad de carácter religioso, Ocampo Bernal y sus compañeras se preocupan por la equidad de género y cómo se maneja la información sobre temas como el aborto y la diversidad sexual. “Los valores de La Salle son: fe, fraternidad y servicio; y creo que se complementan con lo que buscamos en Red Raíces. Queremos impulsar pláticas, poner documentales, videos para que seamos más incluyentes. Como que la gente no es consciente de la realidad, te das cuenta hasta que pasa en su casa”.

“Me emociona y me hace feliz pensar que estoy poniendo mi granito de arena para las generaciones que vienen. Si algún día tengo hijas o tengo hijos decir ‘yo traté, yo luché, me enojé, le menté la madre a la facultad de derecho, hicimos esto, casi nos corren de la escuela, lo que sé; todo para que las niñas que vienen puedan hacerlo sin la lucha que yo hice. Hay una frase que dice ‘estoy agradecida con las mujeres que lucharon por los derechos que hoy tengo”.






Bookmark and Share

Leer más...

jueves, 28 de febrero de 2019

MIGRACIÓN INDOCUMENTADA, EL GRAN TEMA DE LA ADMINISTRACIÓN TRUMP

Por Darwin Estrada
Ciudad de México (Aunam). Cada día son más los inmigrantes indocumentados que cruzan la frontera en busca del “sueño americano”, el cual se ha convertido en la “pesadilla americana” para muchos de ellos, a quienes les ha costado su misma vida. Por otro lado, los que logran cruzar, se dan cuenta que la realidad es otra, sufren explotación, maltrato y discriminación de todo tipo, quedándose callados por miedo a ser deportados.


La inmigración indocumentada es un tema emblemático de las profundas divisiones en Estados Unidos: genera opiniones encontradas. Hay unos 11 millones de inmigrantes sin documentos que viven en ese país, la mayoría sin una opción clara para regularizar su situación.

Quizá el presidente Donald Trump y sus asesores no lo sepan, pero los inmigrantes trabajan, fundan empresas, pequeñas y grandes, pagan impuestos (incluso los indocumentados) y su nivel de desempleo es más bajo que la de las personas nacidas en EEUU.

Aunque haya datos variables sobre el aporte de los inmigrantes a la economía de Estados Unidos, no hay duda de que es grande, tanto que si dejaran de producir o consumir tendrían un impacto notorio.

“No somos una carga para este país”, advierte Nelly Romero, dueña de un pequeño restaurante mexicano en la misma calle Mount Pleasant, en Manhattan, Nueva York.

La retórica antiinmigrante de Trump incita la protesta por parte de una comunidad latina que entiende que las políticas del actual presidente no están siempre basadas en datos reales.

Los inmigrantes trabajan

En Estados Unidos en 2015, 26.3 millones de inmigrantes trabajaban en el país (la mitad de ellos eran hispanos). Estos trabajadores representan 16.7 por ciento de la población trabajadora, según datos de la Secretaría de Trabajo. Diez años atrás, eran un 15 por ciento.

No solo los inmigrantes son mano de obra, muchos de ellos son empresarios. Un 40 por ciento de las 500 empresas líderes en el país fueron fundadas por inmigrantes o sus hijos. Esto incluye muchos de las marcas estadounidenses más exitosas como Apple, Google o Intel de acuerdo con Jens Heinmueller, co-director del laboratorio de política migratoria de la Universidad de Stanford en California.

Además, los niveles de desempleo son bajos. En el 2015, la tasa de desempleo era más baja para los inmigrantes que para los nacidos en EEUU (4.9% frente a 5.4% para los nativos).

“En el Ward 4, donde están los barrios de Columbia Heights y Mount Pleasant, del que los latinos conforman la quinta parte de la población, la tasa de desempleo es de tan solo en 8 por ciento, comparado con el 17 en otras áreas de la ciudad”, advirtió Julio Guity de la Oficina de Asuntos Latinos de la alcaldía de Manhattan, Nueva York.

“Hay personas nacidas aquí que se aprovechan del sistema. El latino viene a trabajar para mandar dinero a sus países” dijo Guity, abogado, nacido en Honduras, frente a las acusaciones del presidente Trump.

Si bien Guity admira que los inmigrantes envíen sus ahorros a sus países de origen, también se preocupa por que se reinvierta en su país de adopción: “En muchos países de Centroamérica la principal entrada de dinero es por las remesas. Pero las políticas migratorias deben incentivar que los migrantes inviertan en Estados Unidos”.

Estos son los trabajos que hacen los inmigrantes indocumentados

Los trabajos de los inmigrantes han sido interesados a los economistas por muchísimo tiempo. Es un tema crucial, ya que se necesita saber si los inmigrantes en realidad “quitan trabajos” a la gente nacida en Estados Unidos o no. Actualmente, la mayoría de los investigadores de inmigración opinan que no. Pero un número no insustancial dice que sí.

Ahora, un nuevo estudio de Pew entrega más claridad a la conversación. Este centro de investigación publicó un blog en el que detalla la participación de los inmigrantes en el mercado laboral. Aquí destacan varios puntos de interés.

Primero, la participación de los inmigrantes en la fuerza laboral ha crecido desde los 1990. En 1995, los inmigrantes (legales e indocumentados) eran un 12 por ciento de la fuerza laboral. En 2014, de acuerdo a Pew, fue un 17. Se espera que los inmigrantes y sus hijos nacidos en EEUU impulsen el crecimiento en la fuerza laboral por las siguientes dos décadas. De hecho, apunta, sin ellos, la población que puede trabajar se reduciría, generando un serio problema para el país.

Pero, además de esos números, el estudio da una lista comprehensiva de los sectores de trabajo más comunes para los inmigrantes, junto con los trabajos específicos a los que más se dedican. El estudio encontró que los inmigrantes no son la mayoría de trabajadores en ninguna industria estadounidense, aunque sí son mayoría en algunos trabajos específicos.

La industria del empleo en 'hogares privados' fue la que tiene mayor proporción de inmigrantes. Un 45 por ciento de las 947,000 personas en esa área nacieron en el extranjero. Luego está el sector de textiles y fabricantes de ropa y cuero con un 36 por ciento y agricultura con un 33.

Se debe reconocer que los patrones de trabajo para inmigrantes legales e indocumentados son diferentes. Las industrias de inmigrantes legales se parecen más a las de personas nacidas en EEUU.

El sector minorista es la industria más grande de los legales, con un 10 por ciento. Le siguen los servicios educacionales (8%), los servicios sanitarios fuera de hospitales (7%). Entre inmigrantes indocumentados, en la construcción son un 16% de los trabajadores. En segundo lugar está el sector de restaurantes/lugares de comer o beber (14%).

Luego, el estudio de Pew también analiza las ocupaciones o trabajos específicos. El 63 por ciento de los trabajadores en el área de belleza y apariencia personal (como manicuras y estilistas) son inmigrantes, la proporción más alta que cualquier otra profesión. También son un 55 por ciento entre los operadores de máquinas de coser y seis de cada diez de trabajadores de agricultura.

Algo que quizás también vale la pena destacar es el cambio en la visión que tienen los estadounidenses sobre los inmigrantes y su rol en el mercado laboral. De acuerdo a Pew, ha habido un cambio radical: en 2006, un 55 por ciento de los estadounidenses decían que tener más inmigrantes hiere al país y solo un 28 de cada cien opinaba que ayuda a EEUU. Esta división se ha hecho más tenue: ahora, un 45 por ciento dice que los inmigrantes dificultan las cosas para los trabajadores del país, mientras que un 42 de cada cien dice que mejora la situación en EEUU.

Los indocumentados pagan impuestos

En 2014, el Centro de Investigación Pew estimaba que 11.1 millones de inmigrantes indocumentados vivían en Estados Unidos. Menos que los 12.2 millones en 2007. Así en el país hay más inmigrantes, pero menos indocumentados.

Según la administración de Seguridad Social 3.1 millones de los 11 millones de indocumentados pagaron impuestos en el 2010. Muchos de los restantes no están en edad de trabajar, o trabajan en negro o no trabajan.

Un estudio de 2016 del Instituto sobre Política Fiscal y Económica, una organización liberal, estimó que los inmigrantes indocumentados pagan $11.640 millones en impuestos locales y estatales en 2013, equivalente al 8 por ciento de sus ingresos.

Esto incluye impuestos sobre productos y servicios $6.9 mil millones de dólares), impuestos sobre propiedad ($3.6mil millones) e impuestos sobre los ingresos ($1.1 mil millones).

Esta cifra también la avala la organización conservadora, Fundación Heritage, en un estudio de 2013 que estima que el hogar indocumentado promedio paga $10,334 dólares al año en impuestos.

Los inmigrantes ganan menos

Eso sí, el ingreso medio mensual de un trabajador inmigrante en 2015 era de tan solo $681 dólares, frente a $837 para personas nacidas en Estados Unidos.

Esto refleja en parte la diferencia de sectores en los que trabajan. En el 2015 los inmigrantes trabajaban sobre todo en transporte, construcción, mantenimiento, frente a los puestos en gestión y carreras profesionales, ventas y trabajo de oficina para los nacidos en el país.

“En mi high school hay tan solo una profesora hispana, los demás son conserjes o trabajan en mantenimiento”, dijo Dulce Romero de 14 años.

Casos reales

Hay unos 11 millones de inmigrantes sin documentos que viven en ese país, la mayoría sin una opción clara para regularizar su situación. Una de ellas es una estudiante mexicana que relató su caso a la BBC.

Llegó a Estados Unidos desde México como indocumentada cuando tenía 8 años. Asegura que no puede abandonar la ciudad en la que vive, pues está rodeada de controles de seguridad y teme ser capturada y deportada. Sus padres y sus hermanas viven a cientos de kilómetros de distancia:

"No puedo salir de la ciudad en la que vivo en Estados Unidos, por miedo a la policía".

Y recuerda la polémica que desató el caso del indocumentado detenido en Estados Unidos, cuando fue a entregar una pizza a una base militar.

Los expertos en leyes dicen que la presencia ilegal en Estados Unidos no es un delito en la mayoría de los casos. Sin embargo, sí es una violación civil que pone a la persona en riesgo de ser deportada, lo cual es un proceso que toma un largo tiempo.

La entrada sin documentos a Estados Unidos es un delito menor. Entonces, alguien que está en el país sin un permiso válido podría estar violando la ley. Luego de la publicación, la estudiante explicó que su familia había ingresado con una visa de turista y se quedó a vivir ahí.

Contrario a la creencia común, así es como la mayoría de los inmigrantes indocumentados han llegado a EE.UU. en los últimos años, y no por un cruce ilegal la frontera.

Además, la administración Trump defiende su política de separar a los niños de sus padres indocumentados: “Los inmigrantes están infestando este país”.

Cada año desde 2007, la cantidad de personas que se quedaron más tiempo del permitido por sus visas (de turista o estancia temporal) es mayor a las que ingresan sin documentos, según el Centro de Estudios Migratorios.

Alrededor de un millón de inmigrantes indocumentados tienen permiso temporal para vivir y trabajar en el país como parte del programa de Acción Diferida (DACA) y el de Estatus de Protección Temporal (TPS), según el Pew Research Center.

En el caso del DACA, sin embargo, su futuro sigue sin estar claro después de la decisión de que el gobierno de Donald Trump lo revocara el año pasado.

Convertirse en ciudadano estadounidense es un proceso complicado. En general, un individuo debe cumplir con una serie de requisitos que incluyen tener residencia permanente (green card) por lo menos durante cinco años.

Pero la legislación actual hace que sea prácticamente imposible que alguien que ingresó al país de forma irregular obtenga una residencia permanente de forma legal. En algunas excepciones, los inmigrantes indocumentados pueden solicitar regularizar su situación.

Contraer matrimonio con un ciudadano estadounidense o un titular de una green card es una de las posibilidades. También aquellos que fueron víctimas o testigos de un crimen, o solicitaron asilo, pueden aspirar a una regularización.

Pero los expertos en inmigración dicen que las personas esperan años, incluso décadas, hasta que se tome una decisión. Además, los requisitos establecidos hacen que muchos terminen considerados como “no elegibles”.

La estudiante en nuestra historia dijo que no calificaba para DACA ya que su familia regresó a México después de la recesión de 2008. Eso va en contra de la regla de elegibilidad que exige la residencia continua el país para ser aceptada.

Debido a que las violaciones a la inmigración son en gran parte de naturaleza civil, a los inmigrantes indocumentados, en los procedimientos de deportación, no les garantizan el derecho a un abogado. Eso también incluye inmigrantes que se entregan a las autoridades y buscan asilo.

Los abogados y defensores de los inmigrantes dicen que la falta de representación multiplica las posibilidades de que una persona sea deportada, y que los mandatos recientes de la administración Trump tienen la garantía de agilizar la eliminación de aún más inmigrantes indocumentados.

Aseguran que eso se debe a que la mayoría de los inmigrantes no pueden pagar un abogado, lo que los deja navegar por el complicado sistema por su cuenta. También se transfieren a menudo de una instalación a otra, dependiendo de dónde el gobierno considere que hay más espacio disponible en un centro de detención.

La presencia del inmigrante indocumentado en Estados Unidos ha generado muchísima más economía y enriquecimiento. Hacen los trabajos que nadie más quiere hacer, son mano de obra barata, pagan impuestos, consumen productos del país, muchos de ellos han formado pequeñas y grandes empresas.

Sin embargo, la violación a sus derechos es sistemática; incluso, mediante la aprobación de leyes en contra de dicha población, así como la promoción constante del odio, la discriminación y el racismo. El presidente Donald Trump y su administración no valoran la labor del inmigrante indocumentado.

Las organizaciones de defensa de migrantes concuerdan en que es el momento de alzar la voz con fuerza, de hacer valer los derechos por igual y aprobar, por fin, una reforma migratoria que favorezca a los más de 11 millones de inmigrantes indocumentados en ese país.


Foto: Jonathan McIntosh / Wikimedia Commons











Bookmark and Share

Leer más...

martes, 26 de febrero de 2019

MURCIÉLAGOS, ANIMALES INCOMPRENDIDOS

Por Yafhed Martínez Hernández
Foto: Ángel Rodríguez Moreno
Ciudad de México (Aunam). Los mamíferos son un grupo de animales vertebrados que tienen distintas características que los hacen diferentes a otros, unas de ellas es que tienen pelo y alimentan a sus crías con leche. En el caso de los murciélagos, son el único mamífero que puede volar.


Sin embargo, han tenido “mala fama” durante los últimos años ya que en algunas regiones de México se les conoce como animales que chupan la sangre de seres humanos. Este tipo de creencias sin verificar los ha perjudicado, pero cuando en casos donde la comunidad científica los perjudica es más grave.

Por ejemplo, el comunicado titulado “Vampire bat venom could hold key to new medical treatments” de la Universidad de Queensland (Australia) explica que los murciélagos hematófagos con distribución en México, mejor conocidos como “vampiro común”, es un animal capaz de producir veneno a través de su metabolismo.

Sin embargo, el investigador Fernando Cervantes del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) explica: “de acuerdo al artículo, a lo que se le llama ‘veneno’ presenta un mal uso de los términos. Un veneno es una molécula cuya acción interfiere en las funciones vitales de la vida a nivel fisiológico, tornándose mortal para el organismo afectado. El compuesto que se estudia en la publicación científica, a pesar de ser llamado veneno, en realidad no lo es, ya que se refieren a la saliva de los vampiros”.

De esta manera, desmiente la supuesta presencia de veneno en estos animales, cuya malinterpretación permite la pérdida y obstaculización de la información y conocimiento acerca de estos animales y provoca una acción social de defensiva y rechazo, al colocar a los murciélagos como amenaza, condenándolos a su posible desaparición.

Lo importante, afirma, es reconocer que no todas las especies de murciélagos se alimentan de sangre: unas cumplen papeles importantes como la dispersión de semillas, controladores de plagas de insectos, polinización de diversas especies vegetales, incluidos los agaves (Agave tequilana), cuya conservación es primordial para la obtención de tequila, entre muchos otros beneficios.

“No existe ningún mamífero del tipo de murciélago que sea venenoso, ya que un veneno es un derivado de proteínas del tipo enzimático cuya función es degradar el tejido o causar parálisis en los órganos”, finaliza Cervantes.



Bookmark and Share

Leer más...