martes, 14 de junio de 2016

EL VOTO OTORGA UN PODER ENORME PARA HACER UN CAMBIO: UNIVERSITARIOS

  • En las elecciones para elegir a miembros de la Asamblea Constituyente hubo abstencionismo de casi el 70%
  • Para jóvenes universitarios votar es fundamental
Por Ximena Navarro Esquivel
Ciudad de México (Aunam). Según datos del portal Animal Político, sólo el 28.37% de la población en edad de votar emitió su voto para elegir a uno de los 60 miembros a elección de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México.
La cifra anterior muestra que en este proceso democrático reinó el abstencionismo; sin embargo, ¿qué opinan al respecto los jóvenes?

De acuerdo a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), de los 8 millones 851 mil personas que habitan en la capital del país; 8% de la población se compone de jóvenes de los 20-25 años de edad, los cuales, sumados a los 650, 509 adolescentes de 15 a 19 años se transforman en uno de los sectores más numerosos de la CDMX.

Mientras los analistas políticos se concentran en admirar el desaire que la sociedad mexicana le dio al partido oficial, cuatro jóvenes universitarios mencionan si participaron en la elección de miembros al Constituyente o no.

Saúl, 20 años, Ciencias de la Comunicación

“Es medular participar en las votaciones. A pesar de ser sólo un voto, nos otorga un poder enorme para hacer un cambio; no será inmediato, pero a medida que la voz del pueblo sea escuchada y sobre todo: respetada, es cuando comienza un movimiento de ideas y acciones.

Rememorar la historia, los países fascistas, la prohibición del voto por diversos motivos o simplemente recordar a las monarquías me hace valorar enormemente el poder de mi voto. Por ello es importante, en primera instancia, informarse sobre los candidatos, sus propuestas, trayectoria política y sus acciones, para, posteriormente, ejercer el voto de forma racional”.

Cecilia, 19 años, Relaciones Internacionales

“No voté porque vivo en el Estado de México y no le correspondía; pero sí creo que es importante votar, porque pienso que la corrupción y la manipulación de datos son acciones, lamentablemente, repetitivas en nuestros procesos electorales. Y no votar sólo da pauta a que siga eso. Si votas, siento que de alguna manera se hace la diferencia”.

Luis, 25 años, Sociología

“Yo voté porque siempre he votado desde que cumplí los 18 años. Lo hago porque creo en la diversidad de opiniones respecto a la postura que la gente tiene para su comunidad.

No me parecen muchas de las cuestiones que te obligan a votar y desearía que cada candidato se comprometiera a trabajar en los puntos que sus adversarios manejaban en su discurso; porque considero que sería una forma mejor de permanecer en la esfera política pública.

Seguiré votando hasta que se me permita porque debe demostrararse que el medio existe; pero las formas ni son las idóneas para englobar todas las necesidades, ni son las únicas alternativas que uno puede tomar.

Siento que es importante decir lo que se piensa a través de las urnas. Siempre con la idea de estar abierto al diálogo”.

Alessy, 19 años, Ciencias de la Comunicación

“No, no voté porque me hicieron cirugía para quitarme las muelas del juicio y estuvo muy fuerte, estaba toda adolorida y no podía exponerme al Sol. Por eso no voté, pero tenía pensando votar por Julio Cázares Ríos o Sergio Abraham Méndez Moissen, profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales”.








Bookmark and Share

0 comentarios: