miércoles, 7 de mayo de 2014

DEL BALÓN A LOS VIAJES

Por Alan Osornio
México (Aunam). La periodista Catalina Martínez irrumpe en el aula. Con vestimenta casual, en la que predominan los colores oscuros y discretos, la ex alumna de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales regresa a la Universidad Nacional Autónoma de México, donde pasó la carrera y fue adjunta del profesor Rigoberto López.

Sus primeros pasos en el periodismo se dieron en el Diario Deportivo Récord, medio al que ingresó en el suplemento ‘Hombre’, una revista quincenal que venía dentro del periódico. En dicha publicación, Catalina se dedicaba a realizar breves sobre sexo, salud y actualidad.

La primera prueba para Martínez fue complicada, ya que el suplemento estaba a pocas horas del cierre y tenía que hacer las secciones que le habían sido asignadas. “Mi primer artículo fue sobre la diferencia entre infertilidad y esterilidad. El editor se equivocó y cambió todo de lugar. Me molesté mucho”, confiesa Catalina.

Al cierre del suplemento, el futuro de Catalina parecía incierto, hasta que Víctor Edú, ahora director de Récord, la reacomodó dentro de la revista ’90 minutos’, también de la Editorial Notmusa. Al ser una publicación deportiva, Catalina fue víctima de muchos comentarios negativos respecto a que su poco conocimiento sobre los deportes: “Por ser mujer creen que no sabemos de deportes, pero lejos de desalentarme esos comentarios me daban fuerza para sobresalir”, reconoce.

Con el paso de los días, Martínez se dio cuenta de que no era tan difícil escribir sobre deportes, y que las estadísticas que antes veía como inalcanzables estaban a su disposición.

Durante su paso por '90 minutos’, la periodista entrevistó a figuras del futbol como Joaquín del Olmo, ex futbolista y director técnico mexicano, Raúl Henríquez, jugador de los Dorados de Sinaloa, José Luis ‘Parejita’ López, bicampeón con Pumas en 2004, Héctor ‘Pity’ Altamirano, ex elemento del Club Santos Laguna y seleccionado nacional, entre otros.

A lo largo de su carrera, Catalina Martínez se ha dado cuenta de que las relaciones personales con los demás son una clave para sobresalir en el periodismo y realizar un buen trabajo: “Me di cuenta de eso cuando entrevisté a Martha Figueroa, ella me comentó que cuando cubrió el Mundial de Alemania, el hecho de hacer relaciones con periodistas de otros países le ayudó a no quedarse sin material para mandar al país”, dice Martínez.

Otro aspecto que la periodista resalta es el conseguir la nota de cualquier forma, incluso ganándosela a los compañeros del propio medio: “En una ocasión hice un especial con Emmanuel Villa, ex jugador de Cruz Azul. Uno de mis compañeros también lo estaba buscando pero sólo a mí me dio su número. Cuando mi compañero me preguntó si Villa me había dado su teléfono yo le dije que no, que cómo iba a creer eso si Emmanuel no le daba el celular a nadie”.

Luego de algunos conflictos con personal del periódico, Catalina abandonó el Diario Deportivo y permaneció un año desempleada, en búsqueda de un trabajo que llegaría en otra rama del periodismo: el turismo.

Actualmente, la periodista trabaja en la Editorial Centro Urbano, una empresa creada en abril de 1999 bajo la iniciativa de la arquitecta Roxana Fabris y el arquitecto Horacio Urbano.

Al llegar a Centro Urbano, Catalina llegó a un mundo poco conocido, ya que no poseía nociones de arquitectura o infraestructura: “Les recomiendo que aprendan todo lo que puedan aprender: inglés, wordpress, Photoshop. Cuando entré yo no sabía nada de turismo ni arquitectura y tuve que hacerlo sobre la marcha”, admite.

Al interior de la Editorial los problemas para Catalina se volvieron a presentar, ya que, según ella: “No tenemos éxito porque hay poca experiencia en el equipo”. Prueba de ello es que, en alguna ocasión, uno de sus compañeros se sentó con ella para intentar realizarle el cuestionario que utilizaría durante una entrevista.

A la par del trabajo, Catalina Martínez ha tenido que sobrellevar la dificultad de ser madre: “No tengo tiempo para ella, el trabajo me lo impide”. A pesar de lo anterior, la periodista se dice orgullosa de su hija, quien todas las mañanas le pide poner las noticias: “No sé si le entienda, pero al menos tiene el gusto por estar informada”, finaliza.




Bookmark and Share

0 comentarios: