lunes, 5 de mayo de 2014

EN LA VIDA… SOLO PASIONES


Por Araceli Isidro
México (Aunam). Una sonrisa, todo está listo, Verónica Rosales Flores ha cortado el listón dorado y azul para inaugurar Pasiones Instantáneas. Cinco años en el área de Coordinación de Difusión Cultural de la UNAM le han permitió reunir las 35 fotografías que conforman la exposición. El juego de luces, sombras y reflejos son el objetivo principal de la fotógrafa.

La presentación de su trabajo la conmueve: “La imagen para mí siempre ha sido muy importante, cada que voy por la calle no descanso, llevo una cámara o mi celular y siempre trato de retratar instantes que nunca se vuelven a suscitar”.

El Auditorio Ricardo Flores Magón es la sede en donde se alberga el trabajo de la egresada de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales. El motivo es acercar a los estudiantes al periodismo gráfico, “la fotografía es una profesión, es para que ellos se motiven a hacer una carrera profesional tanto escribiendo como tomando fotografías”.

Para Rosales, una fotografía impactante es la que genera emociones, “no necesariamente con gente ensangrentada o fotografías de guerra —sino aquellas con las cuales— la gente se queda y se interesa por investigar más sobre el tema”.


Condiciones de la fotografía

Él está sentado, rodeado de libros y otros artículos de su estudio, es por los asistentes anhelado. El retrato de Emmanuel Carballo —ensayista, crítico literario y periodista mexicano— inicia el recorrido, de acuerdo con la autora, los elementos de la fotografía son una forma de representarlo y no se trata de distractores.

Para lograr una un trabajo profesional, la estética y el periodismo deben ir de la mano: “lo único importante es que sea realidad, no sea trucada, un montaje, debe representar una parte de la realidad con un ojo más artístico”.

Lograr que ellos “vean una imagen y a partir de eso creen su propio discurso para poder compartirla y se genere una diversidad de opiniones” depende de la metodología: elección y delimitación del tema.

La objetividad y la subjetividad van de la mano en la producción fotográfica, para la autora, el periodista trata de no meter su opinión en sus trabajos, sin embargo, en la selección de datos, en este caso de fotografías, se presenta una valorización.

El tiempo


“Con la era digital se demerita un poco el trabajo del fotógrafo, en este caso al profesional, se está perdiendo esa fuerza que tenía antes. La gente piensa que es una actividad muy sencilla y realmente no, necesitas saber del contexto nacional, de la cultura, de cualquier tema para poder, en una imagen, plasmar lo que deseas que la persona vea; sin necesidad de que tenga un texto largo, sino que la imagen sea impactante y te deje un mensaje”.

Verónica Rosales recomienda a los nuevos fotógrafos dejar la confianza a un lado, “la formación no es solo agarrar una cámara y aprender lo técnico, tienes que aprender toda la teoría de la imagen, todo lo que viene detrás, tener un bagaje cultural amplio y siempre complementar con la buena escritura”.

Por ahora la fotógrafa con ocho años de experiencia, rodeada de familiares y amigos orgullosos de ella, se concentra en un nuevo proyecto relacionado con la vida de los habitantes de la delegación Venustiano Carranza. Pasiones Instantáneas estará en exhibición hasta el 28 de mayo, en el auditorio de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.





Bookmark and Share

0 comentarios: