jueves, 6 de marzo de 2014

MARI PEPA SE ADUEÑA DE LAS ISLAS EN CIUDAD UNIVERSITARIA

Por Yazz Rodríguez
México (Aunam). Una excelente producción sonora  llama e incita a ser participe de lo que está sucediendo. Hay una luz blanca al final de las Islas de Ciudad Universitaria, el olor a palomitas y los murmullos de las personas son cada vez más evidentes.

A un costado de Rectoría, se realizó una proyección de la cinta fílmica Somos Mari Pepa, dirigida por Samuel Kisihi, un talento mexicano que empieza a abrirse camino con este largometraje, directo desde Jalisco.


Este trabajo fue elegido para dar inicio a la inauguración del Festival Internacional de Cine de la Universidad Nacional Autónoma de México (FICUNAM), y sigue dando de qué hablar a una semana de su proyección.

La historia de un joven amante por la música llamado Alex de 16 años, su sueño latente por conseguir un éxito inigualable en la música con su banda, el verano perfecto en dónde tendrá su primera experiencia sexual, el desastre de conquistar a una chica, conflictos existenciales y las amplias expectativas que surgen durante la pubertad, se convirtió en el gancho ideal de una comedia dramática.

Los espectadores se encontraban cautivos y no sólo disfrutaban de este largometraje, también agradecían a la Universidad por ofrecer su espacio para promover un interés en los jóvenes hacia el trabajo y talento mexicano cinematográfico.

“Es importante que la Universidad cree este tipo de eventos. Me gustaría que hicieran más proyecciones, creo que es importante hacer participe a la comunidad en todos los productos culturales que se dan dentro de los espacios universitarios. Si este Festival de Cine es un proyecto construido por la Universidad, es bueno que a le de a la comunidad el acceso de disfrutar el trabajo que se hace o el tener el privilegio de ser un público fijo independientemente de las otras sedes en dónde se promueve”, comentó Lorena Roa, estudiante de la Facultad de Derecho, de sexto semestre.

“Me gustaría que hubiera más proyecciones de este tipo. Creo que así más estudiantes tendrían un mayor acercamiento a este tipo de cine; si no le gusta a todos, es porque no han tenido un acercamiento o algo los ha interesado hacia él. Si hacen más proyecciones en Las Islas, llamaría más la atención, pues es el centro de Ciudad Universitaria y como universitario no tendrías que visitar tantas sedes más lejanas”, detalló Elisa Oropeza, estudiante de octavo semestre de Administración en la Facultad de Contaduría y Administración.

Somos Mari Pepa se crea bajo este nombre para hacer alusión a la Marihuana y el órgano sexual de la mujer, además es un reflejo a la identidad del barrio de Alex, en dónde las costumbres religiosas se dan a notar en el estilo de su abuela, quién se encuentra en desacuerdo con la forma de expresión y filosofía de los íconos musicales que Alex admira y en los que él aspira convertirse.



Su abuela no tolera la idea, que los jóvenes se encuentren tan cerca de cuestiones como, el sexo, la protesta social, drogas, excesos o rebeldía. Sin embargo, los lazos familiares siempre pesan más que otra cosa, en un país como México, y en el transcurso de la película la abuela de Alex comienza a respetar la vida y gustos de su nieto, pues ambos se acompañan en el núcleo familiar que han formado.

El retrato de Alex y sus amigos, quienes se encuentran en la transición de pubertad a adultez, recuerda como las pequeñas cosas se vuelven algo trascendental en la formación y que en la sencillez de la vida se encuentran múltiples alegrías hasta hallar el camino de las responsabilidades; es entonces cuando la perspectiva a la realidad cambia y los caminos anhelados no siempre se vuelven los más viables.

La banda amateur de punk rock Mari Pepa intenta ganar una guerra de bandas; para ello, cada uno de los integrantes se concentra en su instrumento, presentando algunas situaciones chuscas, en dónde cualquier interrupción, como llamadas de la novia o padres, olvidar la letra o no entrar a tiempo al dar el ritmo de la canción, son al principio grandes tragedias y obstáculos insuperables para el futuro de la banda.

No obstante, esto cambia, cuando se encuentran con situaciones reales en dónde deben responsabilizarse como adultos, ahora deben hacerse cargo de otras cosas, conseguir un empleo, dejar a un lado el drama de conseguir chicas y amores, soñar en las nubes y enfrentarse a un crecimiento del que nadie puede escapar.

Decir adiós es parte del mensaje que este largometraje deja, pues Alex no sólo se enfrenta a la muerte de su abuela, también a despedirse de sus expectativas hacia la música, estilo de vida que tenía, el aceptar que él y cada uno de sus amigos comenzarán por separarse en caminos diferentes.

El talento mexicano trabaja día a día por ofrecer expresiones culturales de calidad que sean reconocidas en nuestro país y también de manera internacional. Este largometraje fue premiado con un Ariel en el año 2012 por la Academia Mexicana de Cine, también ha formado parte de otros Festivales como el Festival Internacional de Cine de Morelia y ahora en el FICUNAM. Más proyecciones como esta deberían realizarse para apoyar y reconocer el cine mexicano que tiene como base la cuna puma.

Somos Mari Pepa
Dirección: Isamu Kishi Leopo, Samuel
Reparto: Rafael Andrade Muñoz, Moisés Galindo, Alejandro Gallardo, Petra Iñiguez Robles, Jaime Miranda, y Arnold Ramírez.
Guión: Gómez Córdova, Sofía | Isamu Kishi Leopo, Samuel
Pais: México
Duración: 90 minutos
Producción: Rodríguez, Toiz
Compañía Productora: Films; Cebolla, Teonanacatl Audiovisual
Fotografía: Arauz, Octavio
Edición: Capó, Yordi | Espinoza, Carlos
Sonido: Acosta, Odin
Música: Kishi, Kenji
Dirección de arte: del Real, Rebeca

Imágenes: Facebook







Bookmark and Share

0 comentarios: