viernes, 21 de febrero de 2014

LA FED DECIDIRÁ SI CONTINUAR CON EL TAPERING

Por Isis García
México (Aunam). La Reserva Federal de Estados Unidos (FED) acordó reducir el monto mensual de compras de activos en 10mil millones de dólares a 65 mil millones de dólares, continuando con la reducción en la compra de bonos (Tapering) que inició el pasado diciembre. La presidenta de la FED, Janet Yellen convocó a una reunión de Comité de Mercado Abierto (FOMC) el 18 y 19 de marzo, donde se decidirá si se continuará con esta política.

La expansión de dinero en circulación (Quantitative Easing QE) llevada a cabo por la FED mediante compra de deuda en el mercado secundario desde la crisis de 2008, fue una política monetaria no convencional para estimular la economía de Estados Unidos, gracias a la reducción de tasas de interés de largo plazo. Esta estrategia fue adoptada por el expresidente de la FED, Ben Bernanke.

El incremento en la demanda de bonos del tesoro que ocasionó la FED dio como resultado un aumento en los precios de los mismos; lo cual, se tradujo en una caída de las tasas de interés, ayudando a reducir el costo de financiamiento de las empresas y agentes económicos durante ese período.

Sin embargo, el incremento del dinero en circulación trajo consigo un conjunto de riesgos al sistema financiero global, como la concentración de la inversión en proyectos poco rentables y el aumento significativo en los índices de la bolsa de valores. Por lo cual, fue necesario tomar medidas que redujeran esos riesgos, desde diciembre pasado Ben Bernanke y su equipo decidieron reducir el ritmo de compra de bonos.

Danilo Carmona, quien actualmente estudia la Maestría en Economía, en la Universidad Nacional Autónoma de México argumenta “Es favorable la intervención del gobierno, eso ayudó a salir de la crisis. El problema es la inflación, la deuda generada tiene que pagarse. ¿De dónde va a sacar Estados Unidos ese dinero? De los programas sociales; por ejemplo, el Obama Care, que es una especie de seguro público en E. U, cuya discusión política y los nuevos factores económicos están mermando su aprobación”

En enero la FED continuó con el tapering. El ritmo de compras actual es de 65mil millones de dólares, 20 millones de dólares menos que el monto original. No obstante, la reducción de compras debe hacerse con sumo cuidado, pues no existe evidencia irrefutable de una plena recuperación económica en Estados Unidos, por lo que una precipitación a la hora de estrechar la política monetaria expansiva ocasionaría una recaída de su economía.

Danilo Carmona opina “El tapering es necesario para la recuperación económica de Estados Unidos, no obstante, debe hacerse de manera gradual, de una forma menos agresiva”.





Bookmark and Share

0 comentarios: