viernes, 21 de febrero de 2014

BUSCA LA SAM DEVOLVERLE VIDA AL PRIMER PLANETARIO DEL PAÍS

Por Ilse Becerril Castro
México (Aunam). Miembros de la Sociedad Astronómica de México (SAM) aseguraron que el trabajo de reconstruir el primer planetario de México, inaugurado en 1946 y ubicado en la colonia Álamos, requiere de mucha paciencia, apoyo laboral y económico; sin embargo, trabajan día a día para cumplir sus objetivos.

En el Parque Álamos se encuentra la sede de la SAM y el edificio donde se sitúa el planetario; éste consta de una biblioteca, observatorios, auditorio y salón de usos múltiples, con un taller de óptica y uno de mecánica, sin embargo, por el abandono de éste en los últimos 20 años, los materiales que allí se encuentran y el mismo edificio, se hallan en condiciones desfavorables.


En entrevista, Ricardo Laudato, maestro en Lingüística por la Universidad de Colorado, y la investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM Gloria Delgado, hablaron sobre la importancia que tiene rescatar el planetario como la divulgación de la ciencia, tecnología y astronomía.

Por un lado, el trabajo que está realizando Laudato desde hace cinco meses consiste en ordenar, seleccionar, distribuir los libros y revistas que se encuentran en la biblioteca; ésta cuenta con alrededor de 5000 libros que datan del siglo XIX. El especialista aseguró que no es una biblioteca pública debido al contenido, se trata más bien de una biblioteca de divulgación astronómica.

“Aquí cada quien ayuda con lo que puede, hemos pensado en abrir espacio en la biblioteca para el público en general; nos encontramos pensando cosas que se pueden hacer, deseándolas también”, finalizó.

Por otra parte, Gloria Delgado es la organizadora del ciclo de conferencias para que la gente acuda y se involucre más en el estudio de astronomía. También es colaboradora en las distintas actividades que se realizan para la reconstrucción del planetario.

Al cuestionarla acerca del apoyo que realiza la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) aseguró que no es concreto como tal el apoyo, sin embargo, investigadores de la Institución están abiertos a dar conferencias y charlas.

“Este edificio es maravilloso, son increíbles las instalaciones y lo que se puede hacer en ellas, tenemos proyectos muy ambiciosos que esperamos se lleven a cabo”, puntualizó.

Pero el trabajo de reconstrucción no sólo corre a cuenta de los miembros de la SAM, sino también de vecinos, estudiantes y amigos voluntarios que asisten los domingos en un horario de 11:00 de la mañana a 2:00 de la tarde. “A todos nos toca hacer de todo, no sólo se trata de la reconstrucción sino también de los cursos. Necesitamos difusión y más ayuda de la gente”, finalizó Delgado.





Bookmark and Share

0 comentarios: