lunes, 23 de abril de 2012

TRISTE ADIÓS

  • Previo al inicio del partido los asistentes al estadio dedicaron un minuto de aplausos a los alumnos de la Facultad de Economía fallecidos
Por Daniela Navarro
MÉXICO (Aunam). A pesar de generar oportunidades de gol, Pumas fue víctima del verdugo que los persiguió durante toda la temporada: la falta de contundencia. Los universitarios no pudieron despedir el Clausura 2012 en la cancha del Olímpico Universitario, dándole la alegría del triunfo a su afición, que en los últimos partidos se ha dedicado a abuchear a los jugadores, cuando salen de la cancha.

Los auriazules terminaron el semestre en casa, cayendo 0-3 ante Jaguares, que aún pelea por un lugar en la Liguilla. Dos goles de Franco Arizala y uno de Jackson Martínez, decretaron la victoria de los chiapanecos en Ciudad Universitaria.

Los del Pedregal dominaron los primeros 45 minutos y pudieron anotar un gol que les diera mayor tranquilidad en el segundo tiempo, pero las oportunidades de gol que generaron terminaron desviadas del arco que defendía Édgar Hernández.

En la segunda mitad, los dirigidos por José Guadalupe Cruz, recordaron la importancia del resultado para sus aspiraciones a la “Fiesta Grande”; antes de que se cumpliera el primer minuto, Franco Arizala abrió el marcador para el cuadro naranja que no paró de presionar a Pumas.

Los universitarios trataron de buscar el empate con algunos disparos de Martín Bravo y una par de cabezazos de Eduardo Herrera, pero ninguno fue más allá del intento. La defensa felina no supo contener a los atacantes de Jaguares y veinte minutos después de la primera anotación, llegó la segunda, gracias al remate de Jackson Martínez.

Los auriazules mostraron su mejor nivel de juego en los últimos encuentros, sin embargo, las ganas no fueron suficientes para rescatar el empate en la penúltima fecha del Clausura 2012. En la agonía del partido, al minuto 86, de nueva cuenta, Arizala venció a Alejandro Palacios y selló la victoria chiapaneca 3-0.

Entre los abucheos y reclamos de la tribuna, el delantero argentino Martín Bravo expresó que le apenaba no darle un triunfo a los aficionados en el que podría ser el último partido de algunos en CU, aludiendo al término de su contrato y el de Juan Carlos Cacho, con la institución, “para muchos este puede ser el último partido, aunque todavía nos falta uno contra Xolos”, dijo.

El técnico de Pumas, Guillermo Vázquez, reconoció que fue un torneo desgastante por la falta de resultados positivos, “fue difícil que los jugadores pensaran en el siguiente partido después de un mal resultado, pero es parte de la vergüenza deportiva levantar la cara después de una derrota”.

Vázquez Herrera no quiso adelantar si permanecerá en el club para el próximo torneo, señaló que esperará al último partido, en Tijuana, para decidir si continuará en el banquillo de Universidad.






Bookmark and Share

0 comentarios: