sábado, 28 de abril de 2012

PRESENTE: LA PASIÓN DE RESILLAS, EN EL PRIMAVERA JAZZ

Por Angélica Jackeline Ferrer Campos
México (Aunam). Solos de batería intensos, cajones y sonajas hechas con cascabeles, un saxofón y guitarra a tono con el maravilloso piano que imprime tanto ritmo como fuerza a las composiciones, son parte de lo que presenta Dulce Resillas y su Morena Project en la inauguración del festival Primavera jazz, el cual se lleva a cabo en la Fundación Sebastián.

Las luces azules, amarillas y rojas ayudan a que el recital sea satisfactorio y relajante, puesto que contrasta con el negro del escenario; resalta el ánimo y gestos de los músicos al tocar sus instrumentos. La felicidad y entrega del baterista Alan Sandoval, la seriedad de Chao, el bajista de la banda y la energía del guitarrista invitado, Edgar de la Torre, provocan excitación y emoción a la hora de tocar.

La pianista originaria de la ciudad de México mantiene una sonrisa durante todo el concierto. Su juventud le ayuda a imprimirle aún más frescura a las composiciones que esta noche emocionan al público asistente. Esto se comprueba en la pieza Yatra ta, de la artista brasileña Tania Maria.

Sin embargo, también posee momentos que evocan situaciones nostálgicas a través de Remembranzas y el dulce saxofón de Adrián Chaillou aunado a los suaves golpeteos que da Gerardo García al cajón de percusiones y el uso de collares hechos con conchas de mar. Resillas, mientras tanto, toca con fuerza el piano como si estuviera en el último concierto de su vida. La pieza finaliza con la sensación de tener esperanza ante el futuro.

Ahora toca el turno a Chao de marcar el ritmo de Café París. La batería asemeja el sonido de aplausos y la guitarra recuerda a los solos del jalisciense Carlos Santana. Es una de las canciones más rockeras y menos tranquilas del repertorio de hora y media. Lo mismo sucede en la siguiente melodía, la cual utiliza sintetizadores que permiten la reproducción de sonidos psicodélicos, estos van cambiando conforme pasa el tiempo hasta llegar a tonos similares y rápidos como los que producía el saxofonista Charles Parker Jr. en la década de 1950.

Esta excitación cambia radicalmente con el piano tintineante de la también líder de la agrupación, que es similar a la entrada de la canción Sinceramente tuyo, del compositor vasco Joan Manuel Serrat, por ende se experimenta tristeza y dolor ante dicha obra musical a lo largo de 16 minutos aproximadamente.

Pero no todo es desolación o amargura. El final de la presentación exige seguir el ritmo de la pieza con el pie o con las manos, simulando ser otro elemento de la banda mexicana. Pez azul le hace honor a su nombre, puesto que hace sentir a los espectadores en libertad, en paz y sobre todo, llenos de alegría en un ambiente de relajación. Morena Project y Dulce Resillas, logran deleitar y dejar boquiabiertos a todos con una excelente presentación en la Fundación Sebastián del Distrito Federal.



Bookmark and Share

0 comentarios: