lunes, 23 de abril de 2012

SUEÑO SHAKESPERIANO, CON DOSIS DE SEXO Y AMOR…


Por Pablo Saldaña Amador
México (Aunam). Un “viaje caleidoscópico”, como la definió su director Mauricio García Lozano, colmado de sexo, música, teatro, presente y amor, es lo que vivirá el espectador de Las relaciones (sexuales) de Shakespeare (y Marlowe), obra escrita por Ximena Escalante que se presenta en el Foro Sor Juana Inés de la Cruz hasta el primero de julio.


La amante de William Shakespeare está dormida. Él, sin interrumpir su sueño, le da un pequeño beso de despedida y se marcha. El personaje interpretado por Ilse Salas se despierta e inicia la aventura que estará llena de situaciones oníricas, humor, un toque de drama y cuchillos buscando un blanco. La mujer busca a su amado “Bardo de Avon” con ansia enamorada, pero también para entregarle los versos de Christopher Marlowe, cuya posesión la ponen en peligro de muerte.

En su pesquisa, la joven se encontrará con todo tipo de personajes extraños: la esposa del dramaturgo; un poeta mediocre; una bruja con un “caldo” muy especial, del cual, asegura, formamos parte todos; actores, músicos, una niña que se niega a madurar y hasta un oso huérfano.

La amante del bardo no sabe leer ni escribir, solo amar a Shakespeare, aunque en el camino descubrirá un par de cosas importantes en cuanto a la originalidad del teatro, la importancia del presente y que el amor y el sexo tienen más de una faseta.

Así, tras bambalinas, en la calle, un muelle y varios sitios más, la escenografía constituirá una simplicidad compleja. Baúles de madera acomodados de distintas formas transformarán el paisaje, además, sin tiempo definido, pues lo mismo va de la era victoriana al presente. El caldo, cúmulo de historias de donde deriva todo el teatro, la vida misma, se revela al interior de un cuarto de baño. Y todo cabe en una carpa pequeña que a ratos también actúa según las necesidades del relato.


De pronto, entre drama y comedia, explota la fiesta. El público vive muy de cerca las emociones y sensaciones de los personajes, dada la cercanía existente y lo espasmódico de las acciones; se precia el dolor, la risa y hasta el sudor. Casi se pueden leer los pensamientos, razón por la cual el trabajo actoral debe ser magistral. Y lo es.

Ilse Salas, Clarissa Malheiros, Luis Gerardo Méndez, Damayanti Quintanar, Aurora Gil, Paula Watson, Juan Cabello, Mauricio García Lozano, Pablo Chemor y Jacobo Lieberman integran el cuerpo actoral y musical, que demuestra sus tablas con canto, interpretación y hasta tocando instrumentos singulares.

Una locura dramatúrgica sin sentido, una historia a retazos, un vaivén de situaciones que tienen en común el tiempo en el que transcurren, el que importa, el presente. Las relaciones (sexuales) de Shakespeare (y Marlowe) deslumbrará al público por su completitud; lo hará reír, pero sobre todo soñar, como en una noche de verano…

Funciones los jueves y viernes 20:00, sábados 19:00 y domingos18:00 horas, en el Foro Sor Juana Inés de la Cruz, del Centro Cultural Universitario.



Fotos: Cortesía Cultura UNAM


Bookmark and Share

0 comentarios: