viernes, 2 de marzo de 2012

SESIÓN ÍNTIMA CON AMAURY GUTIÉRREZ


Por Alejandra Islas Flores
México. (Aunam). Sin etiquetas ni formalismos... así son las pláticas con Amaury Gutiérrez, poseedor de un estilo con sabor a Cuba y que deleita por igual a los amantes de ritmos latinos que a los corazones enamorados o heridos.

Naturalizado mexicano y con una prolífica carrera como cantautor, Amaury Gutiérrez se define como un afortunado trovador. A los 15 años inició sus estudios para Director de Canto en su natal Cuba, a los 17 comenzó a musicalizar poemas y poco después a escribir sus propios versos.

Su primera oportunidad para desenvolverse en lo que hoy en día es su pasión: el canto, la tuvo en 1989 durante el Festival de Jazz de Santa Clara, Cuba; mismo que le abrió las puertas para presentarse casi un año más tarde en el Teatro Nacional de La Habana con el grupo Afrocuba, con el cual visitó por primera ocasión México y cuya experiencia llena de sentimientos encontrados y de difíciles decisiones, compartió, en entrevista, con el semblante amigable que lo caracteriza.

“Cuando yo viaje a México la primera vez durante el Festival Cervantino, el primer concierto que hicimos fue en la Alameda Central, después llegamos a Guanajuato y luego hicimos una gira por todo el país. Recuerdo una respuesta divina de la gente y me dije: ¡este es el país donde yo quiero estar!. Para ello tenía que renunciar a Cuba, renunciar a mi familia, no saber cuando los iba a volver a ver, esa era una cosa tremenda y entonces no tuve el valor de quedarme”.

“Tuvieron que pasar dos años, pasé mucha hambre en La Habana, necesidades de todo tipo, viví en muchos lugares alquilados, en casa de amigos y entonces cuando pasaron esos dos años y se presentó una nueva oportunidad de viajar a México, me dije: 'ahora sí no puedo decir que no', ¡pero de nuevo dije que no!-comenta entre risas nerviosas- porque era viajar pero con una orquesta de salsa y yo no soy salsero. Pero entonces mi mujer me dijo: ¡cómo que no, tienes que irte y después me sacas a mí!”

De esta forma Amaury salió de Cuba en búsqueda de su sueño, de una carrera como cantante, como artista, como cantautor a nivel internacional; carrera que con el paso de los años ha consolidado, trabajando día con día y convirtiéndose en embajador de la música, cuyo más grande anhelo, materializó en 2011, al obtener un Grammy por su álbum Sesiones Íntimas, producción musical que contiene éxitos como Perdóname Todo y Nada es para Siempre, además de temas interpretados a dúo con Luis Fonsi, Antonio Orozco, David Bisbal, entre otros.

“¡Yo quería ganar un Grammy!, -comenta Amaury- cuando vivía en Cuba y veía la ceremonia, decía: ¿cómo puedo yo llegar ahí?”. Un Grammy es lo máximo para un músico, simboliza el reconocimiento de los colegas, que junto con el del público, son los dos amores de un artista.

“Uno no es más o menos talentoso por haberse ganado un Grammy -reflexiona-, pero ciertamente es un reconocimiento hermoso. Ganarlo es complicadísimo, que te nominen es muy difícil, a mi me habían nominado tres veces, y ya no quería asistir a la ceremonia, porque era la cuarta y ya estaba aburrido de esa historia de sentarse ahí y esperar a ver si te daban el premio o no”

Esta ocasión el desenlace fue diferente para el representante de la Nueva Trova Cubana, quien emocionado al recordar esos momentos dijo que una vez que un artista ha ganado un Grammy, nunca descarta ir por otro, porque a final de cuentas –aseguró- todos vivimos en busca de aprobación.

Sin embargo al preguntarle en dónde había colocado tan preciado objeto de sus deseos, confesó entre risas: “Lo tengo guardado en la caja, lo saque para hacerme una foto con el y la puse en el twitter, pero aún no sé que sitio de la casa sería el adecuado, porque quiero ponerlo en un lugar donde la gente pase y lo pueda ver”.

Sentado al lado de su guitarra, este hombre de fe, enamorado de la libertad, es heredero de un talento especial que le ha permitido compartir con cantantes de diversos géneros musicales como David Bisbal, Grupo K-Paz de la Sierra, Banda Limón, Manuel Mijares, Pandora, Banda Machos, Ramón Ayala, Luis Fonsi, Gilberto Santarosa entre muchos más, la música de su inspiración.

Con un brillo en la mirada, Amaury habla de México como su segunda patria, como los brazos que le dieron cobijo, su hogar durante 11 años y su catapulta al mundo. Fue un mexicano, Jaime Camil, quien le obsequió su primera guitarra y también un mexicano, Javier Solís, uno de sus referentes musicales con quien le hubiera gustado compartir escenario.

Luciendo rastas en su larga caballera negra, -que en 9 años sólo a cortado alrededor de 10 centímetros después del Grammy como promesa a San Judas- Amaury Gutiérrez, cree fehacientemente que el amor es la energía que nos sostiene, el motor del universo y por supuesto de su música.

Con las emociones a flor de piel por su próxima presentación en la Ciudad de México, seguida de otras en Miami, República Dominicana y Nicaragua, el trovador cubano dice que los nervios siempre lo acompañan antes de cada concierto, pero que después de la cuarta canción ya no quiere bajarse del escenario. También Amaury Gutiérrez reveló que ya tiene listo un repertorio de canciones inéditas para un nuevo disco, pero que por el momento no tiene fecha para grabarlas.

Mostrando cierta melancolía, Amaury Gutiérrez confiesa su anhelo por regresar a Cuba e incluso ha recreado ese momento. Se imagina visitando Santa Clara con su ambiente artístico y sus amigos poetas, pero no sin antes haber visitado el Barrio de Centro Habana, para sentarse en una acera, con algunas botellas de ron y ponerse a cantar, acompañado de Ernesto Fundora y su videocámara, cineasta también cubano, para hacer de ese día un momento perdurable.

Volver a pisar el suelo de la tierra que lo vio nacer es aún una historia que está por escribirse, pero no cabe duda que con o sin Grammy Amaury Gutiérrez ya ha sentando precedentes en el mundo de la música.

Por el momento la cita, es este viernes 2 de marzo en el Lunario, una noche de trova, de amor y desamor, de Sesiones Íntimas con Amaury Gutiérrez.









Bookmark and Share

0 comentarios: