miércoles, 29 de febrero de 2012

EU Y EUROPA, A LA DELANTERA EN LA INVESTIGACIÓN DE LAS CIENCIAS SOCIALES


Por César Fuentes
México (Aunam). Estados Unidos y Europa tienen la hegemonía en la investigación en temas como pobreza, desigualdad, cambio climático, democracia y globalización, revela el “Informe sobre las Ciencias Sociales en el Mundo”.

La obra describe que existen grandes desigualdades en cuanto a la inversión en la investigación de estas problemáticas sociales en regiones como América Latina, Asia y África respecto a Estados Unidos y Europa.

Explica que en América Latina, el 90 por ciento de las instituciones de educación superior sólo se ocupan de actividades docentes; en África subsahariana la precaria condición de los centros de investigación es indicativo de la desinstitucionalización de la ciencia, y en los países árabes, los regímenes autoritarios ejercen control sobre temas de análisis.

El documento, elaborado por 80 expertos reunidos por la UNESCO, fue traducido al español y editado en el país por el Consejo Mexicano de Ciencias Sociales (COMECSO) y el Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCyT) y fue presentado por un panel de expertos en el Palacio de la Escuela de Medicina dentro del Tercer Congreso Nacional de Ciencias Sociales, que se realiza en la UNAM.

El informe ofrece una visión global de asuntos clave y refleja capacidades desiguales de los diferentes países, por lo que el reto más importante es mantener la investigación socialmente relevante, conectada al proceso educativo y a la toma de decisiones.

Destaca que las brechas del conocimiento que caracterizan a buena parte de la producción, acceso y uso de las ciencias sociales, amenazan su utilización experta y socavan la capacidad de políticos y sociedad civil para enfrentar retos de nuestro tiempo.

Menciona también que las grandes desigualdades sociales en las capacidades de investigación y la fragmentación traban la capacidad de las ciencias sociales para aportar respuestas a desafíos como la pobreza, el SIDA y la carencia de agua.

Juan Pedro Laclette San Román, titular del FCCyT e investigador del Instituto de Ciencias Biomédicas (IIBm) de la UNAM, comentó que el informe realiza un análisis de la productividad basado en datos internacionales, donde el total de publicaciones mexicanas de ciencias sociales y humanidades apenas rebasan el 10 por ciento.

Al respecto, Fernando Castañeda Sabido, director de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM, resaltó el predominio de la economía sobre la sociología, y la importancia de crear una agenda social propia para ahondar en el análisis de problemas como desigualdad y la actual crisis financiera, con énfasis es sus efectos de violencia y marginación en diferentes regiones del orbe.

César Guerrero, de la Comisión Mexicana de Cooperación con la UNESCO en México, señaló que el país tiene una amplia relación con el organismo, con 505 escuelas vinculadas a esa institución, 40 reservas de la biósfera, 31 sitios reconocidos como Patrimonio de la Humanidad y 20 cátedras.

Hebe Vessuri, representante del Consejo Internacional de Ciencias Sociales, añadió que la identificación entre las diferentes regiones ayuda a analizar las tendencias de esas áreas del conocimiento, en las que hay una hiperespecialización. “A los científicos sociales se les acusa de ser muy teóricos y alejarse de los problemas reales candentes”, resumió.

Y agrego que la fuga de cerebros y la concentración de los jóvenes investigadores en Estados Unidos y Europa también contribuyen a acrecentar los desequilibrios de capacidades, que en esos territorios se profundizan con el desarrollo de bases de datos, bibliotecas y publicaciones que hacen que el conocimiento internacional se produzca desde esas regiones.

Alfredo Hualde, de El Colegio de la Frontera Norte, y uno de los traductores del informe, apuntó que el documento reconoce la mercantilización de las ciencias sociales, sujetas al financiamiento privado, así como el predominio de la investigación en algunas regiones.

Lo anterior lo muestra el hecho de que tres cuartas partes de las revistas arbitradas en la materia se producen en la Unión Americana, Reino Unido, Alemania y los Países Bajos, aseveró.

Por otro lado, Cristina Puga, secretaria Ejecutiva del COMECSO e investigadora de la FCPyS, expuso que en México también hay brechas identificadas por el informe, sobre todo entre el centro del país y otras regiones.

Explicó que en el país existe diferente capacidad de discusión en el intercambio teórico, inequidad en el acceso a recursos económicos, y un predominio de instituciones metropolitanas que acaparan la discusión, por lo cual recomendó cerrar diferencias nacionales y no sólo regionales y globales.












Bookmark and Share

0 comentarios: