martes, 4 de mayo de 2010

LAS ABEJAS: MÁS ALLÁ DE LA PRODUCCIÓN DE MIEL

Por Zaira Vázquez
México (AUNAM). Adriana Correa Benítez, encargada del Departamento de producción: abejas, conejos y organismos acuáticos, perteneciente a la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ), explicó que la relevancia y estudio de las abejas radica a que gracias a ellas los alimentos de consumo humano son polinizados, es decir, las abejas intervienen en el desarrollo de las plantas, para que den el fruto o producto (polinizaciones de sandia, guayabas, algodón, naranja, granos), que a la vez se exportan.

En entrevista para Aunam, recalcó que la polinización es la actividad principal de las abejas, en un 80 por ciento, mientras la producción de miel ocupa el 20 por ciento. En el caso de la producción de abejas, México es el sexto productor a nivel Mundial, tercero en exportación a nivel mundial y tercero como generador de divisas en el sector pecuario en México,”lo que hace que las abejas no sean tan simples”.

Las abejas han sido identificadas por la sociedad principalmente por la producción de miel, sin embargo se ha dedicado al estudio de éstas para rescatar y enseñar otros factores por los que las abejas merecen un lugar relevante para su estudio y la sociedad.

Aparte de que las abejas son generadoras de alimento, también intervienen en la serie de alimentos, al respecto, Adriana Correa explicó, “todo lo que uno consuma o tenga de alimento base, se comienza en la cadena alimenticia que es la polinización de cultivos, ya que la comida de la res o del pollo viene de campo, y del campo viene la polinización”. En el caso del pollo, éste se alimenta de granos que fueron polinizados, por lo que también intervienen en la producción agroalimentaria, siendo polinizadoras de cultivo.

Sin embargo, Adriana Correa rescató que las abejas no sólo son importantes para la producción de alimento, también para el bienestar y preservación de las selvas, para lograr un equilibrio en los ecosistemas, en este caso, las plantas deben de ser polinizadas para generar oxígeno.

Otra arista respecto a estos seres que pertenecen a la familia de himenópteros, que es importante señalar, es el problema social que sucede respecto a éstos, es decir el problema de la africanización en 1986. Dicho factor consistió en la cruza entre la abeja africana y la europea, dando por resultado una abeja africanizada altamente agresiva, poco productora y difícil de manejar, implicando una serie de factores que se tienen que controlar, de ahí que el interés en ellas haya tenido auge en dicha década.

Se busca el análisis en cuanto a los problemas de enjambración y de efectividad de una abeja a partir de su mejoramiento, para que sean dóciles, manejables, mantenerlas libres de enfermedades, y que a la vez sean productivas para el apicultor, así como para que no ataquen a la gente, dando lugar a la creación de programas, especialmente con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) para el problema de africanización, así como programas de crianza de reinas y programas de exportaciones para la calidad de miel.

Respecto al ataque que las abejas puedan hacer a la gente, los especialistas en dichos insectos están relacionados con la Secretaría de Protección Civil, Secretaría del Medio Ambiente, Cruz Roja y bomberos, para coordinar la protección de la ciudadanía ante ataques de enjambres.

El departamento, rescató Correa Benítez, forma al médico veterinario para la investigación orientada a la calidad genética de la abeja, para brindarle al productor que no tiene estudios las herramientas para producir calidad y cantidad de miel, y que tenga abejas de calidad.

Adriana Correa Benítez enfatizó que dichos insectos, no sólo producen miel, sino que a partir del problema de africanización, “los médicos especializados en abejas enseñan a hacer productos alternos, como el pólem, jalea real, veneno de abeja, cera y la venta de abejas, diversificando su mercado”, esto es para que sean aprovechados haciendo productos como: jabones corporales y para el cabello, “ sprays”, panes, dulcería, labial, rímel (productos de cosmetología), productos de terapéutica y repostería.

Finalmente, la jefa del departamento, afirmó que las abejas “son organismos en donde la vida depende de ellas, que merecen un lugar especial dentro de la carrera del médico veterinario pero también dentro de la sociedad, por la importancia para la alimentación y la diversidad de productos que de las abejas se pueden obtener”.



Bookmark and Share

0 comentarios: