viernes, 18 de septiembre de 2009

LA UNAM SE RINDE ANTE PESSOA

Por Claudia Islas
México (Aunam). Fernando Pessoa, genio de la poesía Portuguesa, narrador intradiegético y extradiegético, todo un misterio, loco, genio, fue homenajeado en la Cátedra de José Saramago por la Máxima Casa de Estudios, dentro del marco de las Neurohumanidades.

En la Facultad de Filosofía y Letras, ante la presencia del Embajador de Portugal, Francisco Falcao Manchado, Ana Elena González Treviño anunció que dentro de un año se inaugurará la carrera de Letras Portuguesas: “se había tenido el portugués como lengua estudiada, mas no se le había dado el lugar que se merece”. Cedió la palabra a la doctora Gloria Prado, quien habló de la heterolinia y múltiple de vida muerte vida.

Prado Graduño compartió su ensayo con entusiasmo, haciendo honor al gran escritor Pessoa, a cuya literatura describió como “insincera”, abundó que ésta no es aquella que es análoga a la de Alberto Caeiro, Ricardo Reis o Álvaro de Campos: “esto es sentido en la persona de otra, está escrito dramáticamente pero es sincero en el grave sentido de la palabra…por eso es serio todo lo que escribe bajo los nombres de Caeiro, Reis y de Campos, en cada uno de ellos puse un profundo concepto de vida diferente”. Pessoa se divide en tres.

La académica universitaria recalcó el desdoblamiento en la escritura literaria, que opera siempre. El autor real empírico, aunque lo es, no es el narrador; los narradores son personajes de ficción extra e intradiegéticos, y los que interactúan con ellos son personajes ficcionalizados, narradores de ficción: “narradores coincidentes, biografía real del autor y la ficcional de o de los personajes en ocasiones el autor real aparece como otros, yos, mediante la toma de distancia que imprime la ficcionalidad sin dejar de referirse a si mismo”.

En la creación de escritura quedan determinados los heterónimos “nacen, viven, actúan, interactúan y a veces mueren, interactuaban con Pessoa, y se convierten en sus interlocutores mientras viven sus destinos encargando distintas personalidades y facetas de su creador real”, mencionó.

El propio nombre de Pessoa en la lengua Portugal significa persona y persona a su vez significa máscara, máscara de actor, “la escritura hortonima se salva de un desdoblamiento ya que se trata de una máscara de una persona quien firma”.

Al respecto, la doctora Prado Garduño citó a Álvaro Campos, para quien “fingir es conocerse, ya que nadie puede fingir lo que no es… El poeta es un fingidor”.

Por su parte, Eduardo Langangne se refirió a Pessoa como “el gigante de la literatura de las letras portuguesas”, idioma que se habla en los cinco continentes, Pessoa no sólo escribió en portugués, también lo hizo en inglés y francés.

Pessoa: “desconocido de sí mismo”, con personajes inventados, desdoble de personalidad, alguien que representa a muchos. El ponente retomó lo dicho anteriormente por Prado sobre el poeta: “finge tan completamente que llega a fingir que es dolor, el dolor que realmente siente”. “Los heterónimos tiende ha se un resultado de su locura”, enfatizó.


El doctor Francisco Gómez Mont Ávalos dio una serie de reflexiones interiores de Pessoa, el estado del alma: “la neuroliteratura ante Fernando Pessoa, y las bellas letras comparten interés con el lenguaje y por las estructuras simbólicas… antecedente de la neuroliteratua es la utilización de la psicología evolutiva para el análisis literario”.

Citó: “la neuroliteratura es un área de investigación transdiciplinaria y experimentada ya que será factible registrar el funcionamiento cerebral durante la lectura de textos que conforman el canon literario mundial”; o como decía Pessoa: “somos cuentos contando cuentos”, el cerebro humano es un simulador en paralelo.

La representante de México del el equipo del escritor homenajeadoa, Pauly Ellen Bothe, hizo una síntesis del las ficciones literarias e inventos de Fernando Pessoa. Mencionó que la finalidad de Pessoa era ponerse en juego con la literatura: “Crear una Literatura para Portugal”.

La académica habló sobre lo que se suscitó al morir Pessoa en 1935, ya que dejó infinidad de materiales inéditos, dos baúles con escritos y sobres únicamente con títulos que causaban dudas y equívocos entre los editores, pero finalmente sin tener instrucciones.

Por lo tanto, existen infinidad de papeles nuevos, y lo que se ha publicado hasta ahora son obras como El genio y la locura, y la obra critica donde se explica como están escritos, en qué lenguaje, Cuadernos de Fernando Pessoa.

Bothe dio como sugerencia encontrar estos archivos o textos inéditos en la Biblioteca Nacional Online, y en la Casa Fernando Pessoa y la recomendación de leer al autor en portugués, para la difusión, el acercamiento y la flexibilidad que tiene esta escritura a diferencia de la poesía mexicana.

La ponente leyó varios poemas de Pessoa en Alberto Caeiro, como El guardador de Rebaños, publicado en 1931, donde se explica porqué el maestro es el más sabio que los demás heterogénicos y que el propio Pessoa. La estudiosa subrayó que los escritos inéditos son auténticos: “son sus manuscritos, no hay duda”, y la editorial Ática siguió su trabajo.

Durante la cátedra se apreció el debate, la opinión y las dudas por parte del auditorio, los catedráticos, al respecto de las múltiples personalidades del poeta. Finalmente, se habló sobre si Pessoa puede representar a Nietzsche en el siglo XX; no hubo respuesta.



Bookmark and Share

0 comentarios: