martes, 19 de mayo de 2009

PUMAS... A SEMIFINALES

  • Devoran a unos Tecos sumamente defensivos
  • Los universitarios demuestran ser la mejor afición de México

Por Isaid Mera
México (Aunam). Con el apoyo de una afición impresionante, Pumas eliminó a unos Tecos temerosos y marrulleros, al ganarles 3 goles por 0 con tantos de Dante López (46´), Paco Palencia (85´) y David Toledo (90´); con este resultado los universitarios acceden a semifinales acrecentando aún más la ilusión de un nuevo campeonato.

El partido fue todo un drama en Ciudad Universitaria (CU). En el primer tiempo los goles no cayeron a pesar de las constantes llegadas de Pumas. Pablo Barrera por derecha, Iñiguez por izquierda, acompañados por Jehu Chiapas, crearon ocasiones de gol que no supieron concretar ni ellos ni los delanteros Dante López y Martin Bravo.

Por su parte, los emplumados se dedicaban a ensuciar el juego, con faltas constantes, y tirándose al piso en cada oportunidad que tenían para comerse el reloj y matarle el ritmo a su rival.

En el estadio, el clima nublado hacia presentir un panorama igual para Pumas, pues se terminaban los primeros 45 minutos y no caían los goles; pero algo era muy claro, si los universitarios metían el primero, la afición metía el segundo…

Al inicio del segundo tiempo el partido tomó un rumbo distinto, apenas a los 50 segundos, Dante López aprovechó un mal rechace de Daniel Alcántar para meter un fierrazo que se coló en la cabaña de José de Jesús Corona, ese tanto revivió todo el Olímpico Universitario, las porras alentaron como nunca y los jugadores impulsados por esa grada espectacular dejaron el corazón en busca del gol que les diera el pase.

Ricardo Ferreti hizo un cambio clave, sacó a Martin Bravo y entró en su lugar Francisco Palencia; en principio, el cambio no se entendía, puesto que el argentino había creado ocasiones de gol y era un peligro constante para la defensa de los Tecos, el tiempo le dio la razón al “Tuca”.

Minuto 85, Pumas roba un balón muy cerca de su área, rápidamente avanzan para ponerse cerca de el marco tecolote, Pablo Barrera intenta quitarse a dos rivales; no puede, pero en el rechace le queda el balón a Palencia, lo detiene y da una media vuelta, la pelota no iba muy fuerte, pero iba impulsada por el corazón, el alma de la afición puma.

El tiempo pareció detenerse en el momento del disparo, pero en cuanto la pelota sacudió las redes todo el Olímpico explotó en júbilo y rugió el recinto universitario. En el festejo, Palencia fue la viva cara del gol, gritando a los cuatro vientos la anotación, acompañado por los alaridos eufóricos de todo el estadio, era el gol de la clasificación a semifinales, el gol que daba más vida al sueño del campeonato.

Después del gol todo fue una fiesta, la gente brincaba y festejaba el resultado, los “goyas” se multiplicaban por todo el estadio.

Para cerrar con broche de oro, David Toledo mató a Tecos en un contragolpe, gracias a un gran pase de la figura del partido, “Paco” Palencia. Instantes después, el arbitro Mauricio Morales decretó el final del partido, los jugadores se abrazaban en el terreno de juego y en la grada la afición hacia lo mismo. Pumas entró así, de la mano de su gente, a semifinales.

0 comentarios: