sábado, 23 de mayo de 2009

“MADAME COSMIC RAYS”, ÚNICA MEXICANA EN CONGRESOS DE RAYOS CÓSMICOS


  • Consideraba que México debía crear su propia tecnología
  • Ruth Gall, icono en el estudio de los rayos cósmicos, homenajeada

Por Christian Mendoza Méndez
México (Aunam). Durante 20 años, la doctora Ruth Gall fue la única mujer mexicana que asistía a congresos de rayos cósmicos; de ahí que el astrónomo alemán Kiepenhauer le pusiera el sobrenombre de “Madame Cosmic Rays”. Por este mérito y muchos más, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) le rindió homenaje a esta científica.

Ruth Gall nació el 27 de abril (1920- 2003) en Dobrzyn, Polonia, país que abandonó para estudiar Química en la Sorbona de París, estudios que no concluyó, debido a la guerra que se avecinaba y por lo cual emigró a México.

En México, ingresó a la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Politécnico Nacional, para continuar con sus estudios de química, carrera que en esa década pocas mujeres se aventuraban a estudiar.

Cuando la UNAM abrió los estudios de física en la facultad de Ciencias, Gall ingresó a sus filas, de las cuales nunca se desprendió, de ahí que a pesar de ser polaca se le considerará Mexicana debido a las aportaciones que hizo a este país.

Investigadora Emérita de la UNAM y del Sistema Nacional de Investigadores, es reconocida mundialmente por sus aportaciones en el tema de los rayos cósmicos del cual se convertiría en punto referente para estudios posteriores. También se dedicó a otros temas que tenían que ver con el campo de la “Física del Espacio Interplanetario y Circumterrestre” y con el de las actividades espaciales y la ciencia desde el tercer Mundo.

Sus logros destacados, reconocidos en la ceremonia, fueron la creación de espacios de investigación astronómica dentro de la UNAM; creadora del Espacio Exterior del Instituto de Geofísica en el año de 1962, fue coordinadora del programa de Geofísica de la UNAM para la observación del eclipse total de sol en marzo de 1970. Contribuyó en la comisión de Ciencias Exactas para la realización del Plan nacional Indicativo de ciencia y tecnología del Conacyt en el año de 1976.

Representante de México ante el Comité for Space Research (Cospar) y como la primera presidenta del Panel de Cospar para la investigación espacial en los países del tercer mundo y fundadora del Grupo Interdisciplinario de Actividades Espaciales en 1984.

El Homenaje se llevó a cabo mediante una producción audiovisual que relata la vida y obra de la investigadora, después de ello se prosiguió a ponencias de sus diversos colegas en las que se resaltaron los méritos de la investigadora.

José Valdés, director del Instituto de Geofísica de la UNAM, destacó la lucha de Ruth Gall ante la copia gubernamental de modelos extranjeros para crear tecnología, pues optaba en que México debía crear su propia tecnología. La reconoce como una mujer que trabajo por la UNAM, por Latinoamérica y por los países del tercer mundo.

Resalto la influencia de la homenajeada para que el Senado de la República creara la Agencia Espacial Mexicana el 25 de abril de 2006; El premio de la creación de la asociación Latinoamericana de geografía espacial así como el programa de Becas Mujeres llevan su nombre.

Norma Blazquez Graf, directora del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CEIICH-UNAM), destaco el trabajo en conjunto que realizo con Ruth Gall en la creación del Grupo Estudiantil de mujeres Investigadoras, cuyo objetivo fue atraer a las mujeres a la investigación, destacando su trabajo en la construcción colectiva de conocimientos hecha por mujeres y que dichos conocimientos tuvieran una contribución para el bienestar social y no quedara en vano.

La doctora Margit Frenk, estudiosa de la poesía lírica hispánica e investigadora emérita de la Facultad de Filosofía y Letras-UNAM, una de las mejores amigas de Ruth Gall, recordó con emoción el legado que su amiga dejó, al comparar sus intereses, pues “Ruth era científica de ciencias naturales y exactas”, por lo que Frenk es científica de las ciencias sociales y artísticas.

Ésta singular diferencia fue el pie para crear proyectos interdisciplinarios, abarcar un fenómeno desde distintos puntos de vista, pero con un mismo fin, el bien social.

La ceremonia concluyó con los aspectos principales de Ruth Gall, que en palabras de Olivia Gall su hija, comentó que, se debe detener la “mala enseñanza” de la ciencia, los estudiantes no deben divorciar la emoción de resolver una ecuación, reflejar el fenómeno en su aplicación para el bien social.

Ejemplifico con la importancia de espacio exterior en cuanto a su conocimiento y normatividad que toda nación debe gozar para defender su soberanía, pues la brecha tecnológica afecta en gran medida a los países del tercer mundo por su desventaja ante el abuso de las potencias mundiales; por ello fue la lucha de crear normas ante la investigación espacial al lanzar los primeros satélites.

“¡Es importante para el individuo el deber de saber de ciencia!”, palabras del diario de Ruth Gall, ante sus reflexiones de la repercusión social y el equilibrio científico.

Acto seguido, los aplausos que llenaron el auditorio con el legado de la doctora Ruth por representar la base primordial de la libre cátedra dentro de las ciencias naturales y exactas en México, recordándonos el compromiso que han adquirido las instituciones educativas y científicas con el país, que es el bienestar social.

0 comentarios: