viernes, 22 de mayo de 2009

EL SECTOR MANUFACTURERO EN VERDADERA CRISIS

Por Abraham Ramírez Aguayo
México (Aunam). El sector productivo de México, en especial la industria manufactura, se encuentra en crisis, debido a su poco desarrollo por la dependencia con Estados Unidos, la cual se refleja en la disminución del Producto Interno Bruto (PIB) en los últimos años, reveló una investigación el miembro de la sección del postgrado de la Facultad de Economía, Enrique Dussel Peters.

Con base en datos de la Secretaría de Economía, del Banco de México (Banxico) y del Centro de Estudios México-China (del cual es coordinador), el especialista encontró tendencias que dieron como resultado tres características principales del problema manufacturero en la nación:

El primero es que este sector necesita cada vez más importaciones para sustentar su modelo de exportaciones. Es decir, en ocasiones se requiere más productos extranjeros para realizar mercancías nacionales, que se terminan exportando de igual manera. Esto en relación a la intrínseca relación de México con su vecino del norte.

El segundo factor característico del dilema es la falta de planes, estructuras o procesos de renovación para fortalecer a la manufactura ya que los modelos actuales exponen una necesidad de cambio por la situación actual de la nación.

El economista opinó que este panorama ocurre porque a los organismos encargados de esta tarea, como la Secretaria de Economía con su Programa Sectorial de Economía 2007-2012, son insuficientes o mal organizados ya que no incluyen a la manufactura como un punto base en el sector productivo. Mencionó: “(estos organismos) no cuentan con un diagnostico del cual se puedan desprender las respectivas acciones, las políticas y aspectos prioritarios”.

Por último, el tercer rasgo encontrado es definido por la caída del sector manufacturero en su participación en el PIB total de México y por ende, la reducción del empleo en este campo productivo.

Esto se demuestra con los datos de Banxico en los cuales la manufactura ha caído en su representación en el PIB de ser un casi 24 por ciento, a principios de los noventas, a ser sólo un 18% a finales del 2008. Asimismo en la parte ocupacional, la reducción, desde diciembre del 2008, ha sido de un 21.5 por ciento del total lo cual se traduce como 905, 303 plazas laborales.

Para solventar la encrucijada, Dussel Peters plantea crear un Programa de Emergencia Nacional para el sector productivo el cual toque temas de procesos de producción y empleo en la manufactura donde se consideren retos nacionales e internacionales, ya que de lo contrario se alcanzarían niveles semejantes o peores en comparación con la crisis económica de 1995.

0 comentarios: