miércoles, 14 de agosto de 2019

TRES INVITACIONES PARA LEER A CORTÁZAR


  • Publican nueva edición conmemorativa de la icónica novela Rayuela

Por: Israel López
Ciudad de México (Aunam). La patria de un escritor es su lengua, la de Julio Cortázar fue la lengua española. En la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes fue presentada la edición conmemorativa de Rayuela, emblemática novela del escritor argentino editada por la Real Academia Española (RAE).

De izquierda a derecha: Marcela González, Rosa Montero, Gonzalo Celorio y Eduardo Casar

Esta celebración editorial congregó a escritores y catedráticos como Gonzalo Celorio, Rosa Beltrán y Eduardo Casar para comentar la obra del escritor argentino. Novela que integra el doceavo volumen de la colección que en 2004 inició con la publicación de El Quijote en coedición con el sello Alfaguara.

“Hay libros que leemos en nuestra juventud que modifican nuestra percepción de la literatura y de la vida misma”, afirma Gonzalo Celorio. El catedrático y crítico literario, reconoció que la obra de Cortázar es la principal referencia en estilo en escritores de su generación. Invitó a los lectores y apasionados de la literatura a tomar como referente la figura del argentino para incentivar la creación literaria.

La fragmentación estructural de Rayuela representa un reto para el lector promedio. Calificó el estilo novelístico de Cortázar como “riguroso y disperso” frente a la versatilidad lingüística y unidad temática de sus cuentos. Sin embargo, reconoció el genio y visión del autor para estructurar el texto que los lectores hoy disfrutan. “En literatura, muy aparte de la aritmética, el orden de los factores si altera el producto. Con esta novela no importa el orden, la lengua guía el argumento de la historia de Oliveira por vastos vericuetos, página tras página”, precisó.

Considera que existe un antes y un después de Julio Cortázar en la escena literaria contemporánea. Un efecto que cambió la percepción de lectores y autores posteriores a él. “La escritura de esta novela representó un impacto considerable en la forma en la que nos acercamos a las novelas y a sus autores. Ya no leemos de igual manera a Poe, Rimbaud y Apollinaire”, reflexionó sobre el acercamiento con lo literario.

La importancia del escritor argentino no vive del mito que encarnó en las letras argentinas, sino por la repercusión de su obra en otras latitudes. Es un autor que escribe “sobre los latinoamericanos para los europeos. Lo hizo en una época donde se pensaba que los relatos costumbristas eran lo único que nuestro continente ofrecía a la escena literaria contemporánea”, comentó Rosa Beltrán.

“Su brillantez consiste en que vuelve su mirada al entorno inmediato. Se dejó impregnar del atractivo del jazz, las revoluciones comunistas, protestas estudiantiles y luchas sociales durante la década de los 60’s”, puntualizó la escritora. Consideró que Cortázar derribó fronteras sociales con una novela que invita a disfrutar de la vida a través de la ficción.

Eduardo Casar, catedrático del Colegio de Letras Hispánicas de la Facultad de Filosofía y Letras, exploró el vínculo emocional de la literatura con los lectores. “A través de la obra de Cortázar, reconocemos que nuestra relación con la literatura es afectiva. Nos emociona lo que leemos, lo vivimos al recordarlo”, dijo.

Destacó los juegos del lenguaje con los cuales su talento narrativo y creativo sustenta la poética de su escritura: “Tiene un swing poético que pereciera que las palabras se escriben solas al pensarse”, comentó.

La edición conmemorativa de Rayuela cuenta con prólogos de Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa (ganadores del Premio Nobel de Literatura) y Carlos Fuentes; seguido de un estudio introductorio por Sergio Ramírez, Premio Cervantes 2018 y una reproducción facsimilar del Cuaderno de Anotaciones de Julio Cortázar. Disponible en librerías desde el 30 de marzo.



Bookmark and Share

0 comentarios: