miércoles, 10 de abril de 2019

REALIZAN LA 17 CARRERA NOCTURNA DEL DEPORTE UNIVERSITARIO

  • Más de 5 700 personas participaron en el evento deportivo

Por José Luis Ruperto Mateos
Ciudad de México (Aunam). Una tarde muy diferente en el Estadio Olímpico México 68: La celebración de la edición número 17 de la Carrera Nocturna del Deporte Universitario reunió a poco más de cinco mil participantes procedentes de todas las entidades universitarias de la UNAM, que llegaron al coloso universitario con la meta de completar los ocho kilómetros de la carrera.


Desde estudiantes y profesores, hasta trabajadores y directivos de la universidad, portaron la playera oficial del evento (de color verde), y conformaron un gran contingente. Los “goyas” no se hicieron esperar momentos antes de la salida. En el recinto imperó un ambiente fraterno en donde la comunidad universitaria cambió el aula y los libros por los tenis, durante un par de horas

En punto de las 18:30 horas, se dio el disparo de salida para la rama varonil, diez minutos después arrancó el contingente femenil. Los corredores iniciaron su trayecto en dirección a la Pista de Calentamiento, para después dirigirse al Instituto de Biología. Frente a la Facultad de Contaduría y Administración se ubicó el kilómetro cinco. A la altura del kilómetro seis, frente al Parque de Béisbol, una prolongada cuesta les aguardaba a los participantes; pero después seguía recorrer los últimos metros sobre la pista del Estadio Olímpico, en donde los espectadores recibían con una fuerte ovación a quienes concluían la carrera.

Monserrat Rendón Santos, estudiante de la Facultad de Derecho en modalidad a distancia, terminó en segundo lugar absoluto de la rama femenil. Ella expresó que la carrera le pareció bien organizada, aunque afirmó que al momento del registro se debería pedir la talla de la playera de competidor porque las tallas chicas se agotaron. Cabe señalar que el uso de prendas de tallas inadecuadas puede ocasionarles a las corredoras o corredores rozaduras.



La atleta también comentó que pese a los 10 minutos de diferencia entre el arranque de la rama femenil y el de la rama varonil, las corredoras que conformaron el grupo puntero le dieron alcance a los últimos hombres, quienes dificultaron su paso porque no respetaron la indicación del comité organizador que en el tríptico de información para el competidor decía: “Todas las categorías de la rama varonil deberán hacer el recorrido por su lado derecho desde la salida hasta la meta”.

Rendón Santos relató que lideró los últimos kilómetros pero antes de entrar al Estadio Olímpico, un “chico” se le atravesó y ya no pudo responder al cambio de ritmo echo por la ganadora absoluta. El ganador absoluto de la rama varonil, Jesús Bañales, no había tenido la oportunidad de correr alguna de las carreras de ruta realizadas en la UNAM; por lo que le gusto el evento. Para Jesús la parte más ardua del trayecto fue la última subida (frente al Parque de Béisbol). Sin embargo, llegar a la meta representó un momento muy emotivo para el joven corredor: “Lo que vale la pena es la entrada el estadio”, relató.

El jefe del Departamento de Cultura Deportiva, el profesor Juan José Jaimes Guzmán, dijo que el evento lo dejaba satisfecho pues casi se llegó al tope de las 6 000 inscripciones y el público llenó casi un cuarto de las gradas del Estadio Olímpico. El evento terminó sin ningún inconveniente y con miles de rostros satisfechos con su medalla de finalista.




Bookmark and Share

0 comentarios: