miércoles, 3 de abril de 2019

ESPERA EN LAS BALDOSAS AMARILLAS

Por Rodrigo Plata Gallegos “Roy”.
Ciudad de México (Aunam). El MixUp ubicado en la planta baja de Plaza Universidad, fue la sede donde cientos de seguidores de Mägo de Oz, banda española de rock y folk metal, se reunieron por más de 10 horas para recibir una firma por parte de Jesús María Hernández Gil “Txus di Fellatio” y Carlos Prieto Guijarro “Moha”, baterista y violinista del grupo respectivamente. Vinieron a México por la presentación de su nuevo disco IRA DEI.


Desde las 06:00 ya se podía encontrar gente esperando en la banqueta sobre Eje 8 sur, con el ímpetu de ser de los primeros en recibir el autógrafo y hacerse una foto con los músicos españoles. El evento tenía marcada la hora de inicio a las 11:00.

Mucho antes de esa hora y con la cantidad de seguidores en aumento, no se hicieron a esperar los vendedores ambulantes. Se ofrecían todo tipo de productos, collares con dijes representativos de la banda, pulseras bordadas, playeras estampadas con la caratula del disco, sudaderas, posters de la banda.

Las horas pasaban y la fila comenzaba a hacerse más larga, los bienaventurados llevaron consigo algo de comer y quienes no, comenzaron a sentir el hambre en sus entrañas. Sin embargo una luz aparece al final del túnel, comenzó a llegar gente vendiendo comida, tortas, pan, cacahuates y algunos dulces.

Cerca de las 09:30 gente con un uniforme de seguridad empezó a organizar las filas formando dos, una para quienes no habían comprado el disco y tenían que hacerlo, otra para pasar a la firma. Muchas personas tuvieron que comprar el disco nuevamente, debido a que solamente se daría acceso a quienes adquirieron el álbum en MixUp Universidad.

La fila no paraba de crecer, se tenían que hacer varios cortes en la fila principal para evitar obstruir los accesos a la plaza. Esto causó confusión entre algunas personas en búsqueda del final, siempre se sorprendían de saber que aún había mucho por esperar.

Alrededor de las 10:00 personas de MixUp comenzaron a colocar brazaletes con numeración a los fans formados, esto con la finalidad de tener un mayor orden a la hora de comenzar a avanzar. El evento tenía marcada la fecha de inicio a las 11:00, sin embargo por diversos motivos, entre ellos que los músicos aun no llegaban, la numeración no paraba de subir y la fila para comprar el disco era igualmente inmensa, la firma de autógrafos se retrasó aproximadamente una hora.

Con las filas dando vuelta en varias esquinas de la cuadra donde se sitúa Plaza Universidad y con algo de molestia por parte algunos impacientes por que comenzara a avanzar la gente, se dio luz verde para que todo empezase, a las 12:00 aproximadamente.

Se contaron más de 1,600 personas, entre ellas se podía encontrar parejas de todos los colores, chicos y grandes, incluso fans de tercera generación cuyos padres y abuelos también eran gustosos de la música de Mägo de Oz, la mayoría estaba vistiendo el clásico negro del rock. Tristemente no todos pudieron tener un momento con los artistas debido a que IRA DEI se agotó durante esas horas.

El sol se encontraba en su punto más alto cuando comenzaron a llegar nuevamente vendedores de comida, pero ahora con tacos de canasta, elotes, esquites, agua, cigarros y dulces. Muchos terminaron su venta en cuestión de minutos, el hambre ya había pasado factura en la inmensa fila.

Para pasar el tiempo sin tanto aburrimiento, entre fans comenzaron a contar sus historias respecto a cómo conocieron a la banda, algunos la conocen desde el lanzamiento de Jesús de Chamberí, segundo álbum del grupo publicado en 1996.

Durante la espera se dieron varios encuentros entre viejos conocidos de conciertos y firmas e autógrafos anteriores de la banda. Las anécdotas de dichos eventos no se hicieron a esperar, surgiendo así una comparativa entre la organización de este con otros, encontrando y catalogando como mala o lenta a la de Plaza Universidad. Algún bienintencionado llego con su violín y una bocina para interpretar algunas canciones de Mägo de Oz.

El sol comenzó a caer cerca de las 18:00 algunas gotas amagaron con soltar una lluvia, pero solamente fue el aviso. Dieron las 19:00 y aún quedaban cerca de 250 personas esperando, a pesar de que algunas abandonaron la misión por temor a la lluvia. Llegaron las 20:00 algunos empleados de los locales internos a la plaza comenzaron a salir con la sorpresa de que aún seguía gente formada. Poco después de las 21:00 estaba terminando de tomarse la última foto, firmarse el último disco, Txus y Moha se despedían y se llevaban el cariño de la gente.

Los transeúntes y curiosos querían saber qué pasaba, por qué había tanta gente, a lo que muchos respondían con “Mägo de Oz está firmando discos”. Muchos fans consideraron que la espera mereció la pena, por las viejas y nuevas amistades hechas mientras estaban formados en el camino amarillo, y por qué los “Mago” les trajeron el horizonte hasta ellos. Y como dice su canción Aún amanece gratis.




Bookmark and Share

0 comentarios: