lunes, 14 de noviembre de 2016

MÉXICO, EL PAÍS QUE VIVE EN SILENCIO: EDGARDO BUSCAGLIA

  • Fue comparado con países como Afganistán, Siria, Italia y Colombia en cuanto a los exilios y desplazamientos forzados que se dan dentro de su territorio
  • Se oculta el fenómeno aún cuando hay más de 27 mil desaparecidos
  • Estadísticas oficiales estiman 35 mil desplazados internos pero en realidad son más de dos millones
Por María Fernanda Hernández Cardeña
Ciudad de México (Aunam). “México es un país que vive en silencio, pues además del sigilo oficial sobre las víctimas civiles del conflicto armado, hay uno social”, expresó Edgardo Buscaglia, Presidente del Instituto de Acción Ciudadana para la Justicia y Democracia en México (IAC), durante la charla titulada “Exilio y desplazados en México”.

A la izquierda, Edgardo Buscaglia; a la derecha, Stefano Fumarulo. Durante la charla “Exilio y Desplazados en México” en la FIL Zócalo

“En el país se oculta este fenómeno mientras que más de 27 mil personas han desaparecido y se encuentran en fosas comunes”, continuó el también director del International Law and Economic Development Center.

Enfatizó que no hay estadísticas oficiales respecto al tema, y que las expuestas por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) son “una vergüenza” debido a que estiman 35 mil desplazados internos cuando en realidad son más de dos millones –cifra calculada por organizaciones nacionales e internacionales como el Consejo Noruego para Refugiados (NRC)–.

El director del IAC recalcó el papel fundamental de los Derechos Humanos para el proceso de resolución de la problemática, y argumentó que la razón por la cual la delincuencia organizada se apodera del territorio es porque no hay justicia ni democracia. Sus propuestas implican el reconocimiento, por parte del gobierno, de la crisis humanitaria de desplazados y la creación de una ley para su protección.

Los desplazamientos forzados internos son aquellos que ocurren dentro de un mismo país. “Es un fenómeno social colosal que se da en lugares donde hay conflictos armados o violencias generalizadas e implica crímenes de lesa humanidad. Está ocurriendo aquí, en México, no sólo en Afganistán y Siria”, puntualizó Buscaglia, también investigador de la Universidad de Columbia.



Concluyó señalando que: “Somos todos hijos de nuestros abuelos, padres y del modo en cómo nos educaron. Por eso México no reacciona tan rápido como Brasil, Argentina y Colombia lo hicieron: porque no tenemos la misma historia.”

Por su parte, Stefano Fumarulo, licenciado en Derecho y maestro en Leyes y Sociología Jurídica, habló sobre la presencia histórica de la delincuencia organizada en su país de origen, Italia, y el modo en cómo ésta fue combatida.

“Si el pueblo mexicano comienza a decir «basta a la impunidad, a los desplazamientos, a políticos que no se toman la responsabilidad», a no callarse nunca, se podrá impulsar una movilización popular en defensa de los desplazados”, propuso Fumarulo.

En la charla, que tuvo lugar en el Foro Gonzalo Rojas de la Feria Internacional del Libro (FIL) Zócalo, los dos expositores se refirieron al panorama de violencia que vive México, especialmente en estados como Veracruz y Michoacán, ante la creciente indiferencia de sus pobladores.




Bookmark and Share

0 comentarios: