miércoles, 16 de noviembre de 2016

ARTE CON LUCES: EL FILUX RECUPERA ESPACIOS PÚBLICOS

Por Montserrat Antúnez Estrada
Fotografías: Adriana Santiago Solís
Ciudad de México (Aunam). “Por favor, caminen por la banqueta”, menciona un policía. Las indicaciones son inútiles. Cientos de familias, grupos de amigos y amigas, así como parejas se reúnen frente al Palacio de Bellas Artes y, al no tener más espacio, invaden un carril de Avenida Juárez. El motivo: ver desde el mejor lugar el recinto iluminado de tonos verdes y azules, esto como parte de la obra “Paradise”, hecha por Teresa Mercedes y proyectada del 10 al 13 de noviembre durante la tercera edición del Festival Internacional de las Luces México (Filux).


Más adelante, recorrer Avenida Francisco I. Madero resulta toda una travesía, apenas y se puede avanzar algunos pasos. Que sea de noche no impide la asistencia de cientos de personas. Parece un domingo por la tarde. Las filas para entrar al Museo Nacional de las Culturas del Mundo, el Museo de la Luz y al Patio Principal del Palacio de la Autonomía tienen, cada una, a más de 200 personas.

Las calles del Centro Histórico de la Ciudad de México y otras cercanas albergan en más de 20 sedes las obras de 24 artistas nacionales y 15 internacionales quienes tomaron las luces como herramientas principales de su arte.

Dentro del Centro Cultural de México Contemporáneo pájaros blancos hechos de papel cuelgan del techo. Varias lámparas frente a ellos reflejan sus sombras en colores rojos, amarillo y azul. La escena se acompaña del sonido de aves que cantan. Afuera, en la Plaza de Santo Domingo se ve a varios conejos blancos iluminados de más de dos metros de altura: son parte de “Intromisión”, obra de Amanda Parer. A lo expuesto se acercan cientos de personas.


El arte hecho con luces es el pretexto perfecto para pasear sin miedo por las calles del Corredor Centro, la zona más peligrosa de la Ciudad de México con más de 750 incidentes registrados por la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) y la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) de enero de 2015 a enero de 2016.

Las luces amarillas de los faros indican el camino a seguir durante el recorrido dividido en 17 puntos. Cientos de personas se reúnen en lugares como el Callejón de San Idelfonso, donde se expone “Cactania” de Miguel Bolívar, sin tener nada más que las piezas del Filux como iluminación. El arte y las luces parecen ser, al menos por hoy, la combinación perfecta para la toma de espacios públicos por parte de los citadinos.




Bookmark and Share

0 comentarios: