lunes, 14 de noviembre de 2016

EL MUNDO GASTA 190 VECES MÁS EN ARMAS QUE EN COMBATIR EL HAMBRE

Por Melissa Alejandra Pérez Alcántara
Ciudad de México (Aunam). “El mundo está gastando 190 veces más en armas que en la lucha contra el hambre, ¿cómo se supone que la paz, la seguridad y el desarrollo imperen en estas condiciones?”, dijo, en exclusiva, la doctora en Relaciones Internacionales Sandra Kanety Zavaleta Hernández, tras la primera mesa de análisis Paz, seguridad y desarrollo en el siglo XXI: balances y perspectivas.


Durante la actividad celebrada en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), especialistas en Relaciones Internacionales concluyeron que el mundo parece estar en retroceso ante conceptos fundamentales como son: paz, seguridad y desarrollo.

“Sin seguridad no se puede construir el desarrollo y sin desarrollo tampoco es viable la seguridad; sin estas dos la paz es impensable”, puntualizó la Maestra en Relaciones Internacionales María de los Ángeles Meneses Marín; durante su participación hizo énfasis en que hay que repensar estos conceptos y orientarlos hacia nuestros intereses humanos y no monetarios.

Asimismo, la investigadora de temas de geopolítica y política internacional, dijo que es necesario hacer modificaciones en los modelos que rigen actualmente el mundo y crear soluciones efectivas con base en los contextos particulares de cada región, con la finalidad de superar la crisis actual. “Guerra, inseguridad y subdesarrollo forman la triada en la cual estamos inmersos”, concluyó.

Por su parte, la licenciada en Relaciones Internacionales Adriana Franco Silva, destacó que paz, seguridad y desarrollo son elementos fundamentales para garantizar el bienestar y la dignidad de los seres humanos, sin embargo dijo que “estas condiciones son diferentes a lo largo del mundo, de acuerdo con los intereses de los hegemones y el papel que cada país desarrolla.”

De esta manera utilizó como ejemplos a África y Asia, puntos específicos donde se puede ver un desarrollo dependiente y desigual que ha fomentado el sistema capitalista. “Se atenta contra la vida misma y la dignidad de las personas, se les está violentando para mantener el sistema y los intereses occidentales” expuso.

La también colaboradora de proyectos Papime sobre el análisis de la sociedad internacional hacia el orden mundial del siglo XXI, hizo hincapié en la búsqueda de soluciones a los problemas actuales, “Hay que comprender los contextos históricos para entender el origen del problema y así dar soluciones viables”, concluyó.

La investigadora en política internacional contemporánea, Sandra Kanety Zavaleta Hernández, definió al siglo XX y lo que va del XXI como los más violentos de la historia “El mundo está destinando 146 dólares a las armas y solamente 11 al desarrollo de las personas, es claro ver hacia donde están sus intereses”, afirmo

La también profesora de la asignatura de comunicaciones internacionales, enfatizó que “La aplicación de políticas capitalista ha desembocado en desigualdad, marginación e injusticia social en los países serviles”. De igual manera recalcó que en los conflictos de guerra alrededor del mundo, siempre los más afectados son los niños, el futuro de la humanidad, y esto debe terminar, dijo.

Por último, en exclusiva, Meneses Marín, añadió que es necesario restablecer las estructuras y el pensamiento actual, cambiarlos de raíz para, entonces, hablar de un desarrollo donde esté contenido el mejoramiento de la calidad de vida de la humanidad, la paz y la seguridad en todos sus aspectos.



Bookmark and Share

0 comentarios: