viernes, 6 de noviembre de 2015

EVALÚA JENARO VILLAMIL "LA CAÍDA DEL TELEPRESIDENTE"

Por Diana Laura Espinoza Delgadillo
México (Aunam). Nada termina como inició, menos las gestiones gubernamentales en México llenas de promesas. En La caída del telepresidente, el periodista de Proceso, Jenaro Villamil hace una evaluación de los dos primeros años de gestión presidencial de Enrique Peña Nieto. ¿El resultado? Una debacle prolongada que lo ha llevado a la desaprobación de mexicanos y organismos internacionales.

Jenaro es un periodista abocado a la fuente política. Desde antes de la llegada de Peña Nieto al ejecutivo federal, ya cubría sus acciones como gobernador del Estado de México y posible presidenciable. Por lo tanto, este libro es resultado de un seguimiento de sus acciones.


La tesis principal del libro es que el presidente inició su administración con grandes expectativas y un discurso reformista, pero la injusticia, corrupción y violencia han herido gravemente al país y a su figura presidencial que tan calculadamente intentó construir.

En mi opinión, este texto es fundamentalmente un ejercicio de explicación para que el lector entienda el contexto y las consecuencias de las reformas estructurales, el proyecto de nación y la gravedad de tragedias como Ayotzinapa. Jenaro recopila, estructura e interpreta los hechos para que el lector tenga una radiografía de los primeros dos años del regreso del PRI a la presidencia.

La obra periodística se divide en cinco capítulos: la crisis del telepresidente, los venenos del diablo, la Ley Peña-Televisa, del mexican moment al mexican murder y corrupción.

Al principio narra el triunfalismo y optimismo con que arranca el gobierno de Peña Nieto; gracias a El Pacto por México y a la implementación de una serie de reformas estructurales fue percibido por la opinión pública internacional como “el salvador de México”.

Villamil hace una recopilación histórica de las acciones, vida e ideales del presidente mexicano para explicar su idea de presidencialismo y cómo lo ejerce en su proyecto de nación. Descarta que sea el títere de una empresa o de un expresidente que lo manipula tras bambalinas.

Villamil recurre a la tesis de licenciatura de Peña “El presidencialismo mexicano y Álvaro Obregón” para señalar sus modelos de gobernanza, pero sobre todo establece una analogía de gobierno y personalidad entre Peña y Napoleón Bonaparte.

El periodista realiza una investigación documental de carácter histórico para después analizarlos comparativamente: “Napoleón utilizó la propaganda como un arma tanto o más importante que sus ejércitos para llegar al poder” (Villamil: 2015, 46).

A lo largo de todo el texto, Jenaro aporta datos sobre el crecimiento del PIB, los ingresos presupuestarios, petroleros y consulta estadísticos, como el Índice de Tendencia Laboral y Pobreza del Coneval, para sostener sus argumentos.

Por ejemplo, reporta que el Registro Nacional de Personas Extraviadas admitió que de 2007 a 2014 se registraron 23 mil 605 casos de desapariciones, el 40 por ciento ocurridas durante la administración de Enrique Peña Nieto.

El periodista también explica los hechos que dieron lugar a la transformación de la narrativa triunfalista a la de fracaso y autoritarismo. Exhibe que en el caso de la contaminación del Río Sonora, en agosto de 2014, imperó la corrupción y el poder empresarial. Da nombres y describe los intereses alrededor de la reforma energética y señala los huecos de la reforma de telecomunicaciones.

Pero, sin duda, en La caída del telepresidente se señalan los casos Tlatlaya, Ayotzinapa y Casa Blanca como las acciones de injusticia que llevaron al país a un estado de indignación social. No sólo se realizaron marchas y mítines, la prensa internacional criticó el papel de la presidencia y en los organismos internacionales se exhibió la debilidad en materia de Derechos Humanos en la que ha caído el país.

Por la corrupción y los conflictos de interés develados en una investigación periodística, se vinieron abajo proyectos y se cuestionó la autoridad de Peña como presidente.

El libro es un buen trabajo de exposición y análisis de la debacle. Contiene aspectos periodísticos como las fuentes, revisión histórica, documentación, análisis e interpretación. Sin embargo, es muy repetitivo al hablar sobre Ayotzinapa y la Casa Blanca, pues lo menciona casi en todos los capítulos.

Referencia: Villamil, Jenaro, La caída del telepresidente, Grijalbo, 2015.


Imagen: Youtube.


Bookmark and Share

0 comentarios: