lunes, 25 de marzo de 2013

NAIMAH, “ENSAMBLE CON ALMA, INTELECTO Y RAÍCES”


Por Elizabeth Avilés Alguera
México (Aunam). El sonido melodioso de las cuerdas del contrabajo se escucha. Por la parte derecha del escenario, se acerca el trompetista para incorporar la sonoridad de su instrumento. Después la guitarra y la flauta. Por último la batería. Así comienza Naimah su presentación por segundo año en el Festival Primavera Jazz organizado por la Fundación Sebastian.

Es el penúltimo día de actividades del Festival. La armonía del ensamble no sólo se percibe a través de los oídos, sino de la vista. De lado derecho los instrumentos de cuerda; a la izquierda, los de aliento, y en el centro el de percusión. Su jazz se caracteriza por “la improvisación, la armonía sofisticada y la riqueza de los ritmos de América”.

“El nombre de la agrupación se encuentra inspirado en la canción Naima del jazzista estadounidense John Coltraine, pero con «h» al final significa encontrarse en un estado de alegría. Se debe a dos cosas: proviene de una canción que me gusta y es un poco el estilo de jazz que me encanta”, explica Marcos Milagres, músico brasileño y una de las cabezas de la agrupación.

En sus inicios surgió como un trío. “Lo conformábamos un flautista argentino, Marcos y yo. Tocábamos jazz. Al poco tiempo comenzamos a hacer composiciones y le hablamos a Enrique Nativitas, el baterista”, cuenta el compositor y guitarrista Vladimir Alfonseca. Después de ello vino la grabación de un demo y de su primer disco.

“Los cuatro nos conocimos en el que fue el más importante centro de jazz, un lugar donde los jazzistas iban no sólo a tocar, sino a convivir”, refiere el guitarrista. El tono nostálgico en el que pronuncia estas palabras, pareciera recordarle los días de encuentro. “Íbamos a cotorrear”, agrega “Marquinhos”, como lo llama, afectuosamente, Vladimir. Ambos ríen.

En la actualidad, Marcos, Vladimir y Enrique continúan juntos. El flautista ya no se encuentra con ellos, pero el trompetista estadounidense Joe D’etienne y el saxofonista neozelandés Blair Latham han pasado a formar parte del ensamble. “A ellos los conocimos por cuestiones de trabajo”, agrega Vladimir. El próximo mes esperan lanzar su nueva producción discográfica.

Sin embargo, su baterista no pudo presentarse con ellos en el Festival. El joven veracruzano Yaury Hernández los acompaña esta noche. “Estamos agradecidos con él. Es un hábil baterista”, expresa Marcos, mientras presenta a los integrantes de la agrupación durante su actuación.


En el escenario juegan con los instrumentos. Primero una melodía lenta de guitarra y trompeta. Luego un acompañamiento disfrutable de cuerdas y batería. Todas las composiciones de esta noche han sido realizadas por Marcos Milagres y Vladimir Alfonseca. Entre ellas, Invitación, Noitevago y La lluvia, la noche y nosotros, última pieza interpretada a petición de los aplausos del público.

Naimah, Jazz de las Américas se define a sí mismo como un ensamble con “alma, intelecto y raíces”. “Alma, porque entregamos toda nuestra energía allá arriba”, aclara Vladimir, mientras sonríe y voltea a observar el escenario que unos momentos antes fue suyo.

“Intelecto, porque como decía el compositor brasileño, Antonio Jobim, componer es 95 por ciento de transpiración y 5 por ciento de inspiración. La gente cree que es algo que cae del cielo, pero no. Hay todo un todo un trabajo intelectual que requiere mucho tiempo”, esclarece Marcos.

Cuando les pregunto cuánto tiempo se han tardado en componer una canción, Marcos contesta que depende, pero que él ha logrado hacerlo en una tarde. “Es muy raro”, recalca sorprendido. “Es difícil contestar con certeza porque tiene que ver con la dificultad. Yo, por ejemplo, me he llegado a tardar casi un año”, precisa Vladimir. Esta es una tarea que se complica cuando se compone para cuartetos o quintetos.

Naimah comparte, principalmente, su amor por la música. Pero también la amistad, el tiempo dedicado a los ensayos “y las fiestas”, dice bromeando Vladimir, mientras coloca su mano derecha en el hombro de “Marquinhos” como muestra de fraternidad y afecto.





Bookmark and Share

0 comentarios: