lunes, 25 de marzo de 2013

UN BUEN GUITARRISTA HACE MÚSICA CON EL ALMA: EMMANUEL MORA


Por Elizabeth Avilés Alguera
México (Aunam). Sus dedos se mueven ágilmente por el traste de la guitarra eléctrica. Emmanuel cierra los ojos al tocar. “Lo hago para concentrarme. Ya cuando me encontento y toco con los demás, comienzo a sentir cosas… ¡Inexplicables!”, manifiesta sonriente.

Es la primera vez que su cuarteto se presenta en el Festival Primavera Jazz organizado por la Fundación Sebastian. Emmanuel Mora nació en Tabasco. La primera guitarra que tocó pertenecía a su hermano menor. “Era una acústica”, aclara. “Mi primera guitarra la obtuve a los quince años, pero yo comencé a tocarla como a los once”, comenta.

“Comencé a tocar desde niño porque mis padres, mis hermanos y mis tíos son músicos”, platica. Su primer proyecto musical, Xamán, lo llevó a cabo con sus hermanos. El dinero se convirtió en el principal obstáculo que tuvo que enfrentar en su carrera musical. “Tenía que amenizar eventos como vía para ganar dinero. No me gustaba”, refiere.

La idea de formar un cuarteto de jazz se consolida al término de la grabación de su último disco, Estaciones. En distintas circunstancias conoció a Tonatiuh Mejía, organista; César Solís, bajista, y Raúl Campos, baterista. “Con el tiempo se fueron haciendo mis amigos. Realmente les agradezco su compromiso y tiempo”, expresa Emmanuel.

Para el 2011, el cuarteto ya estaba conformado de manera oficial. “A la batería, bajo y guitarra, decidí agregar el órgano. Es un instrumento que no se utiliza mucho en este concepto que es latin, pero al momento en que suena como si fuera piano, la diferencia es marcada. Me gustó mucho el sonido y quise explorarlo. Juega un papel muy importante”, explica Emmanuel.


Considera que la falta de espacios y difusión masiva, así como la falta de trabajo son los principales retos a los que se enfrenta un músico en México. “Este tipo de festivales permiten hacer llegar a la gente propuestas que no son fáciles de encontrar en otros lugares. Yo no podría tocar este concierto en un restaurante”, ríe. “Por lo general, ése es un jazz tradicional estándar. Un festival se convierte en un espacio para tocar algo diferente”, agrega.

El jazz es diversión para él. Su estilo se caracteriza por ser una “fusión de música mexicana, latinoamericana y afrocaribeña, con influencias de rock y blues”. Emmanuel Mora entrega todo en el escenario. Es considerado uno de los mejores guitarristas de México. Los aplausos del público no ponen en duda esa afirmación. “Un buen guitarrista hace buena música y la hace con el alma”, expresa.





Bookmark and Share

0 comentarios: