jueves, 6 de diciembre de 2012

DISCRIMINACIÓN A CENTROAMERICANOS; SUDAMERICANOS “CON LA MESA PUESTA”

Por Daniela Lemus
México (Aunam). Mientras los migrantes centroamericanos sufren explotación y discriminación en México, los sudamericanos llegan a este país “con la mesa puesta”, opina el académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México, Napoleón Glockner.

Glockner, profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS), consideró que existe una gran diferencia entre los migrantes sudamericanos y centroamericanos debido a características meramente raciales.

Aseguró que esta diferencia se ve reflejada en las labores que llegan a realizar los centroamericanos y los sudamericanos en México. “Por el físico y las características raciales, los sudamericanos llegan aquí con la mesa puesta”, abundó Glockner, maestro en Ciencias de la Comunicación.

Expuso que la gran tendencia de las casas publicitarias mexicanas es la de contratar a personas sudamericanas para desempeñar el trabajo de modelos por sus características “latino-internacionales”. Declaró que los flujos migratorios han aumentado, sobre todo, el de sudamericanos, debido a esta tendencia

Comentó que de las personas que asisten a los castings para promocionar un producto nacional, 80 por ciento son extranjeros, consecuencia que atribuye a las características requeridas y a que “somos una nación malinchista”.

Mencionó que se han establecido casas de contacto en colonias como la Condesa, la Roma, Narvarte y la del Valle; donde migrantes argentinos, chilenos o brasileños son invitados a trabajar de manera ilegal como modelos. Agregó que en estos lugares se han fundado redes de prestanombres que permiten el uso de sus recibos de honorarios, enfatizó al señalar la ilegalidad de estos hechos.

De acuerdo con el profesor Glockner, los migrantes centroamericanos, a diferencia de los sudamericanos, realizan trabajos que los ciudadanos del país no harían, por tanto, “la situación de los centroamericanos en México es equivalente a la de los mexicanos en Estados Unidos”, puntualizó.

El profesor de Geopolítica de la FCPyS, Federico del Valle, añadió que el migrante centroamericano se encuentra en una posición desventajosa, pues las personas que vienen de El Salvador, Guatemala y Honduras, entre otros, actualmente se han convertido en blanco de los narcotraficantes y bandas delictivas.

Este interés por el migrante centroamericano se debe, de acuerdo con el académico, a que es un blanco fácil, que está necesitado y del cual el gobierno no tiene mayor conocimiento. Esta fala de conocimiento la relacionó con las características de la frontera sur es muy “porosa” y, por otro lado, a la corrupción por parte de las autoridades.

Para Valle Osorio, la solución a estos problemas de discriminación y explotación está en la reforma a la ley migratoria e, incluso, como primer instancia, en la militarización de la frontera.

Ambos académicos señalaron que el relajamiento de las autoridades migratorias y la discriminación racial persisten y que esta es la razón por la cual resulta una contradicción que, por un lado, se exija a las autoridades estadounidenses el respeto a los derechos de los migrantes mexicanos y, por otro, discriminemos a los centroamericanos. “México no tiene autoridad moral”, concluyeron.





Bookmark and Share

0 comentarios: