jueves, 6 de diciembre de 2012

CULTO A JUDAS TADEO, PRETEXTO PARA DROGARSE Y VENDER SU IMAGEN

  • Fieles de San Judas Tadeo desconocen el porqué de su devoción
  • Reggaetón, moda y fanatismo: elementos clave en el culto a San Judas
  • Adoración de una deidad con un toque comercial

Por Mayra Itzel Rivera Mejía
México (Aunam). El culto a San Judas Tadeo se ha convertido en una creencia sin fundamento que sirve como pretexto de los “fieles” para drogarse y vender una imagen religiosa capaz de “hacer milagros”, coincidieron algunos alumnos y comerciantes de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM, al ser cuestionados sobre la celebración del 28 de cada mes en la Iglesia de San Hipólito.

San Judas Tadeo es actualmente uno de los santos más populares gracias a los numerosos milagros que –según sus creyentes— concede, es conocido como “el Patrón de las casos difíciles y desesperados”; además, se ha convertido en la deidad de la nueva generación de jóvenes que mes a mes acuden a su fiesta con la esperanza de obtener o agradecer algún “favor”.

Estos jóvenes han logrado ser estigmatizados por la sociedad como delincuentes, problemáticos o simplemente reggaetoneros, razón por la que el culto a San Judas se transformó en un tema que atañe sólo a un sector de la sociedad.

A pesar del desconocimiento que existe en el resto de la sociedad sobre la creencia del “Santo de las causas difíciles” o “el redentor de los reggaetoneros”, día a día, se siguen sumando más fieles, razón por la cual algunas personas consideran este culto como una moda, un fanatismo o un simple negocio.

Loredana Cazals Villa-Roel, comerciante de la FCPyS, cree que “sucede lo mismo que en la época de los romanos; existe el culto a una deidad pero con un toque comercial” ; mientras tanto, Ramiro González, estudiante de tercer semestre en Ciencias de la Comunicación, comentó que es esa comercialización lo que da pie a convertir una creencia en moda.

“Moda porque hay artículos, como ropa, estampas y aditamentos para celulares, en donde ponen la figura de San Judas; no sólo usan su imagen porque tengan fe en él, sino que la utilizan por seguir el ejemplo de otros”, dijo Ramiro.

Sin embargo, hay personas que opinan lo contrario; Fanny “N”, vendedora de paletas dentro de la Facultad y fielmente seguidora de San Judas Tadeo, le atribuye al santo varios milagros, como aquella vez que pidió ayudara a su hermano para recuperar un puesto que perdió.

Esta celebración, moda o fanatismo, como también se le ha nombrado, se lleva a cabo el día 28 de cada mes, motivo por el cual, Fanny la considera una tradición a pesar de no asistir. Héctor, otro comerciante de la FCPyS, aseguró también creer en el santo y no precisamente porque le haya hecho un “favor”.

Para Claudio Fraustro, estudiante de la Facultad, “la fe en San Judas Tadeo es normal, no desvirtúa la religión y ésta sigue siendo un factor importante para la formación de la identidad del mexicano ”.

Se trata de un tema que, para algunos ateos, refleja lo que Karl Marx afirmaba hace ya mucho tiempo: “La religión es el opio del pueblo”, finalizó Loredana Cazals Villa-Roel.







Bookmark and Share

0 comentarios: