viernes, 16 de noviembre de 2012

"EL BUEN FIN" SOLO ENDEUDARÁ A LA POBLACIÓN: ERNESTO AGUILAR

  • Crear un presupuesto y no excederlo disminuye la probabilidad de deuda
Por Liliana Rayón Castellanos
México (Aunam). Ernesto Carranza Aguilar, especialista en Planeación Económica de la Facultad de Economía (FE), comentó que adelantarle la mitad del aguinaldo a los trabajadores para "El Buen Fin” aumenta las probabilidades de que la población se endeude, y lejos de reactivar el mercado interno, se beneficia a las grandes corporaciones, generando más desventaja a las pequeñas y medianas empresas.

Difícilmente, dijo, se llegarán a reportar las ganancias que genera el Black Friday, proyecto muy parecido al Buen Fin que se lleva a cabo en Estados Unidos, el cual en 2010 tuvo ingresos por 45 mil millones de dólares (mdd), en comparación con la versión mexicana que el año pasado recaudó sólo 7 mil 550 mdd, debido a factores como el consumismo acelerado del país vecino, a su economía más solida y a la gran diferencia que hay entre el poder adquisitivo de un norteamericano y un mexicano.

En el Buen Fin, implementado el año pasado por el gobierno federal y el sector privado, éste año se realizará del 16 al 19 de noviembre y participarán más de 350 empresas nacionales y extranjeras; su finalidad es dinamizar la economía, reactivar el mercado interno, impulsar los empleos así como beneficios concretos para los consumidores y se espera que supere en 30 o 40 por ciento los resultados del año pasado.

Al respecto, el presidente Felipe Calderón dijo el 5 de noviembre pasado, en conferencia de prensa, que los trabajadores que estén afiliados al Crédito Fonacot obtendrán un descuento del 10 al 15 por ciento en la tasa de interés para las compras que realicen durante el Buen fin y que los descuentos en pagos de contado podrían llegar hasta el 80 por ciento.

Al respecto, Ernesto Carranza coincidió con el especialista y maestro en Economía de la FE de la UNAM Josué Simanca, al decir que en realidad el mayor beneficio que ofrecen las empresas afiliadas a dicho programa está encaminado a dar facilidades de pago, a meses sin intereses o descuentos en las tasas de interés y que en realidad las rebajas sobre pagos en efectivo llegarán como máximo al 15 por ciento.

Carranza argumentó que la mejor forma de dinamizar el mercado y la economía nacional es incrementando el sueldo y el salario mínimo de la población, con esto la gente no se endeudaría y tendría más dinero para gastar en el Buen Fin, lo cual, por consecuencia, generaría mayores ingresos para las empresas afiliadas a dicho proyecto y permitiría que no sólo las grandes corporaciones salieran ganado.

Por último, Josué Simanca recomendó a las personas “hacer un presupuesto de cuanto pueden gastar y no excederlo, así como pagar en efectivo, para llevar un mejor conteo de lo que se está gastando y disminuir considerablemente las probabilidades de endeudamiento y de sufrir `la cuesta de enero”.




Bookmark and Share

0 comentarios: