lunes, 20 de agosto de 2012

UNA MIRADA DEL PODER: LA OTRA GUERRA SECRETA

Por Tania Caldiño Díaz

México (Aunam). Los periodistas ya no se atreven a ser irreverentes, son flojos y mal hechos, afirmó Jacinto Rodríguez Munguía, quien recomendó ser obsesivos y “creer en nuestros sueños y en lo que queremos, el periodismo no espera”.

Rodríguez Munguía acudió a la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM a charlar sobre su libro La otra guerra secreta, y compartir algunos de los secretos de investigador

El olfato periodístico en compañía de la casualidad, llevaron al autor a descubrir algunas estrategias del gobierno mexicano durante la guerra sucia, así como el papel que jugaron los medios de comunicación en todo este proceso.

Su investigación se fue dando de forma casual, “La casualidad me ha funcionado muchas veces, esto ha sido muy importante para mi desarrollo profesional, hay que hacerle caso a los sentidos, hay que estar alerta”.

Todo inició en el 2000, cuando el presidente Vicente Fox dio pauta a que se abrieran al público todo lo que había en el Archivo General de la Nación. Los secretos fueron la clave para que comenzará a indagar más y asi encontrar información acerca de un momento sobresaliente en la historia mexicana: La guerra sucia.

“Nos vamos con la finta de que todo está dicho, no tenemos una cultura de consultar archivos, todo tiene un pasado, la historia no ha sido aprovechada, ni por el periodismo; ¿Qué tanto sabe uno para que un documento no pase de largo?”, indicó el periodista.

Un documento llamado La tiranía invisible, permitió al periodista darle una estructura a su texto. Éste escrito encierra una estrategia de qué hacer con los medios, cómo controlarlos e incluso definirlos. “Los archivos, para mí, fueron un tesoro histórico; tuve acceso a parte de la historia, que no eran solamente papeles o recortes periodísticos”.

Algo que destacó durante la charla fue la memoria histórica, mencionó que ésta vende, es un buen negocio y puede ser un gran producto para el periodismo puesto que ya no se depende del poder como fuente.

México aún es un país donde el acceso a la información es fácil y libre, no obstante, con el retorno del PRI al poder se podría tener alguna limitación en ella de manera sutil , ya que el pasado de ellos se encuentra ahí, en cada documento dentro de la Dirección Federal de Seguridad en el AGN. “Es su pasado y lo tienen que cuidar”, expuso el autor.

Hay que aprender a sentir lo que es estar bajo la mirada del poder, pero también hay que destacar que “no hay dioses, hay seres humanos que cometen errores y toman decisiones tarde o temprano ¿Cuál es la decisión que van a tomar?”, finalizó el escritor, dejando una reflexión acerca de que no hay pretexto para no ser un buen periodista.








Bookmark and Share

0 comentarios: