lunes, 18 de junio de 2012

LA PARANOIA POR EL FIN DEL MUNDO

Por Carolina Tabares Portillo

Es la crisis terminal, el final, el apocalipsis
el fin, y nadie puede cambiar lo escrito aquí.
Desde mi escritorio comunico la predicción de los mayas
la creación de Dios fue sólo un fallo más
creamos destrucción a cada paso…
Madre naturaleza se cansó y el sol no quiere ponerse de día
los polos se derriten por calentamiento global
culpa de la atmósfera, no, la culpa la tiene un gas mortal
para la capa de ozono, somos demonios
todo sea por petróleo por el monopolio…
El fin del mundo se acerca
pasará a la historia contado en forma de leyenda
y así seremos inmortales pasa siempre
el mundo es un negocio y nosotros somos los clientes.
Canción del grupo Porta.

México (Aunam). Es miércoles, el sol resplandeciente entra por las rendijas del mercado de Sonora y difumina, poco a poco, los inciensos que los chamanes prenden para atraer a sus clientes. A las 12:45 de la tarde entre hierbas, velas, aceites y aerosoles, el olor provoca pensar en el conocimiento de los misteriosos brujos.



La energía existe tanto en los ecosistemas como en los seres humanos, debe haber un equilibrio energético para conseguir que se fluya y se canalice correctamente a través de los chacras. Según los chamanes, el flujo de energías que este año se verá es épico.

Velas negras para la brujería, rojas para el amor, blancas para las ofrendas. Aceites de mil olores para la abundancia. Yerbas para limpias, abortos y amarres. Cartas para conocer lo que el futuro nos depara. Cabezas y vudús para realizar venganzas macabras en contra de los enemigos más acérrimos.

“Yo creo en un cambio energético, en el fin de la humanidad, más no del planeta”, dice Maribel Maldonado, bruja y esotérica, con un maquillaje tenue en sus ojos rasgados y los labios enrojecidos.

Su rostro resalta por la intensidad de su blusa roja, suelta. Menciona que ha leído acerca de los mayas y los cambios se ven desde ahora con estos fenómenos naturales que dejan muerte y destrucción.

Tanto ha llegado el misticismo a persuadir acerca del fin del mundo que las personas enlazan cualquier fenómeno natural con las supuestas supersticiones apocalípticas de este próximo 21 de diciembre del 2012.

Los recientes temblores en México, así como en otros países del mundo, han provocado temor en la gente pues creen que existe una relación directa con la profecía del Testamento Maya sobre el fin del mundo.

Según expertos psicólogos, este fenómeno de psicosis se presenta principalmente en la población joven y produce períodos de ansiedad que no son detectados, afirma Servicios Informativos y Publicitarios del Sureste (SIPSE), en una nota del periódico de Yucatán, en su página web.

La maestra en Psicoterapia, Erika Zepeda Cervantes, explicó en una entrevista exclusiva con el SIPSE que los eventos climáticos influyen para que la gente tenga miedo, sobre todo al relacionarlos con las profecías mayas del fin del mundo.

Algunos de los investigadores del Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM, específicamente en el Centro de Investigaciones Mayas, han tomado cartas en el asunto, al tratar de disminuir el índice de personas que creen en estas profecías y entran en depresiones y shocks emocionales por temor a morir en un cataclismo, tsunami, terremoto, o cualquier otro fenómeno natural.

Allen Husker, investigador del Departamento de Sismología de la UNAM, manifestó, en una entrevista para Notimex, que es normal la frecuencia de temblores en México y el mundo, e indicó que en nuestro país tiembla igual que siempre.

Se le preguntó sobre las versiones que relacionan a los sismos con las profecías de los mayas y el fin del mundo y aseveró, según datos del SIPSE para Notimex, que si tiembla y escuchamos estas profecías decimos que están relacionados, sin embargo no siempre eso es real.


Remitiéndonos a otros finales

Las campanas resonaban de una en una; los peregrinos llegaban poco a poco para pedir por la salvación de sus almas. La lluvia comenzó a mojar las cabezas, en su mayoría blancas como algodones.

Luego de una hora de sermón, bendiciones, sacramentos, y otros rezos, el sacerdote y misionero Juan Carlos Ulloa, padre de la Parroquia de San Gerardo Mayela, ubicada en la zona oriente de Iztapalapa, comenzó a narrar una visión extravagante, desde su perspectiva, de la vida que nos espera como humanidad en un futuro.

“Dios nos creó, y Dios mismo nos llama a su presencia, el día que el Señor se aproxime, tal vez esté cerca, pero como buenos hermanos tenemos que hacer ya mismo del mundo un lugar mejor, dejar de luchar, de cometer tantos pecados y entregarnos al Señor”, dijo el clérigo sobre las supuestas supersticiones acerca del fin del mundo en 2012.

Raúl Julia-Levi es el productor del nuevo documental “Revelaciones de los mayas 2012”, en el cual afirma que los mayas jamás predijeron el fin del mundo. Todo se inició con un historiador que malinterpretó el calendario maya y comenzó a lucrar con la idea del fin del mundo en diciembre del 2012.

Así como este hombre, existieron otros en la historia del ser humano que sirven como precedentes para comprender la magnitud de un problema como es la psicosis o paranoia que finalizan en suicidios colectivos.

En Francia, Suiza y Canadá, 74 miembros de la Orden del Templo Solar se mataron entre 1994 y 1997 convencidos de que se acercaba el día del apocalipsis y que podrían alcanzar un lugar de pureza, representado por la estrella Sirius. Se citan también en la página web www.antena3.com, en la sección de “en un mes de…” los suicidios de 914 adeptos del Templo de los Pueblos en la Guyana en 1978 y los 39 secuaces de otra secta en California un año antes.

Otro ejemplo es el del 26 de marzo de 1997, cuando la secta "Puerta al cielo" realizó un suicidio de 39 personas por el paso del cometa Hale-Bopp, al pensar que era el fin del mundo.

Las supuestas predicciones del fin del mundo han sido demasiadas. “La predicción del 21 de diciembre del 2012 es la número 183”, según Elianne Ross en una nota del Periódico, un diario de París, publicado el 30 de junio del 2011 en su página web.

En la red circulan blogs de sectas religiosas y páginas independientes que explican las razones por las cuales debemos creer en la idea del fin del mundo y de las predicciones mayas, y de que el próximo 21 de diciembre del 2012 sería el fin de la humanidad.

Un caso reciente y muy impactante se dio en la ciudad de México en el municipio de Nezahualcóyotl, donde Carmen Ríos García, una mujer de 23 años de edad le sacó los ojos a su hijo de apenas cinco años con una cuchara en un ritual satánico.

Las personas fueron detenidas el jueves 24 de mayo del 2012, todos eran familiares del menor y estaban convencidos de que el fin del mundo sería el próximo lunes 28 de mayo por un gran terremoto.

El director de Seguridad Pública del Ayuntamiento, Óscar Moreno Villatoro, informó que los detenidos se identificaron como Carmen Ríos García, madre del menor y quien presumiblemente sacó los ojos al niño con ayuda de su hermana.

También fueron aprendidos Jesús Ríos García, de 25 años; Ruth Ríos García, de 22; Joselyn Mayela Maciel, de 20; Martha García Vargas y Ciro Ríos Benítez, ambos de 48, además de tres menores de edad.

Según las primeras investigaciones la madre del menor fue quien mutiló al infante porque éste se negó cerrar los ojos para llevar a cabo el rito, publicó el Economista, el 24 de mayo del 2012, en su versión en internet.

Muchos países, entre ellos México, temen que los suicidios colectivos se comiencen a presentar, sobre todo por la desinformación circulante en internet y la cual altera a las personas creyendo que el apocalipsis se acerca.

Cifras negras

Un estudio realizado por Ipsos Global Public Affairs, agencia de sondeos de opinión, que cuenta con oficinas en Chicago, Nueva York, Washington, DC, Toronto, Ottawa, Calgary y Vancouver, develó que casi el 15% de la población global cree que el fin del mundo se producirá durante su vida.

Añade que el 10% piensa que el calendario maya puede significar que eso ocurrirá en el 2012, según el estudio que se realizó en más de 20 países en los cuales participaron 16,262 personas.

Esta encuesta alarmó a las autoridades de las naciones involucradas en ella, debido a que la cantidad de personas que creen realmente en el fin del mundo es grande. Sobre todo en México, siendo este uno de los países con mayor índice de creyentes del apocalipsis.

Los chinos, turcos, rusos, mexicanos y surcoreanos son los que más creen en la cercanía del fin del mundo, con el 20% de su población. Tan sólo el 7% en Bélgica y el 8% en el Reino Unido aceptó sentir temor por la idea de padecer el fin de la humanidad, según la encuesta realizada por Keren Gottfried, investigadora y jefe de Ipsos Global Public Affairs (IGPA).

De las personas entrevistadas, quienes tienen menor grado de escolaridad, ingresos y menos de 35 años, son los que más creen en el ‘Apocalipsis’, y suponen que se producirá mientras ellos vivan, según el mismo estudio.

Por ejemplo, María de los Ángeles Ramírez, de 47 años de edad, al bajar del Sistema de Transporte Público Metro comentó en entrevista exclusiva, luego de un sismo en la ciudad de México: “Este tipo de fenómenos nos hace ver lo insignificantes que somos, definitivamente algo muy feo está por pasarnos, seguramente en diciembre todos vamos a morir”.

La publicidad del fin del mundo: Síntoma de decadencia

Debido a las nuevas campañas publicitarias de algunos productos el escándalo se ha incrementado entre las personas. Las campañas de Sabritas, Axe y del propio Gobierno del Distrito Federal se han incrementado con carteles en las líneas del Metro, donde se observan cataclismos, tsunamis y edificios destruidos.

“Antes de los mayas, los aztecas utilizaban el mismo sistema de conteo para medir el tiempo, pero como los mayas son más comerciales y conocidos, los retoman para emitir mensajes que espantan a la gente”, comentó en exclusiva el especialista en Mayas del Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM, Thomas Pérez Suárez.


Además el tema del fin del mundo ha llegado a las personas a través de otros productos culturales como el cine. Las películas “2012”, “The avengers”, “Guerra de los mundos”, “Soy leyenda”, “El fin de los tiempos”, entre otras, han dejado ganancias multimillonarias a sus creadores.

En ningún momento los mayas dejaron una advertencia de destrucción del planeta, no está signado ni en los códices ni en los símbolos de alto relieve en sus yacimientos arqueológicos”, afirmó el peruano Ricardo González, investigador de la vida extraterrestre, en entrevista para el Círculo de Periodistas Cubanos contra el Terrorismo, Cubadebate.

Don Juan Rocha, vendedor de hierbas y chamán, expulsa como flemas las palabras acerca de su vaga visión de este próximo 21 de Diciembre del 2012, y expande este rumor entre las personas que se acercan a él.

“Yo sí creo en el fin del mundo y de la humanidad, ya estamos llenos de violencia, de muertes, de destrucción, nosotros solos lo buscamos. Si bien es cierto que habrá cambios muy fuertes de energía, lo serán para mal”, afirmó tajante.

Para ganar credibilidad muestra una vela y dice: “para que este fin del mundo su alma descanse”, promociona su trabajo y sus productos con la paranoia generada por las supuestas predicciones.

“Existen profecías de Nostradamus y de oráculos griegos y sí hay un interés en este tema por parte de los medios, pero no se va acabar el mundo ni habrá un cambio espiritual”, comentó en entrevista exclusiva el maestro en Estudios Políticos y Sociales de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) Humberto Pineda Jiménez.

Enfatizó que es difícil afirmar un complot entre el gobierno y algunos empresarios, a menos de que, metodológicamente, se realizara un análisis de frecuencia por ejemplo para conocer la postura sensacionalista de los medios y de los spots manejados con la idea del fin del mundo.

La especialista en publicidad y doctora en Ciencias de la Comunicación, Carola García Calderón comentó en entrevista exclusiva: “No existe manipulación de los medios ni en la publicidad, puesto que la idea del fin del mundo se utiliza de forma humorística”.

“Yo no creo que la publicidad manejada de este tema del fin del mundo el 2012, influya de cierta forma en los consumidores. En primera porque no se notan cambios significativos que denoten a las personas dejando sus trabajos, viajando y gastando antes de morir. En segunda porque la audiencia no es muy grande porque por lo regular se utiliza la temática en canales de paga”, agregó la especialista en publicidad.

Campaña del fin del mundo. Apocalipsis mexicano

“La idea del fin del mundo es un lindo cómic que el gobierno ha implementado para desviar la atención en las próximas elecciones, además es la copia barata de la cultura estadounidense. Películas como “The avengers” son el resultado de la necesidad por conocer a los héroes que nos salvarán de los tsunamis”, comentó en entrevista exclusiva el teólogo e investigador José Molina.

Está comprobado en investigaciones serias del Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM, que no existen predicciones mayas, sobre la fecha supuestamente marcada como el fin; sólo fue un cálculo matemático donde habrá fin de ciclo y el inicio de otro, pero sin muerte o destrucción del planeta.

Por ello, entra la duda de la implementación de la publicidad de este tema en el Gobierno del Distrito Federal.

Las supuestas predicciones apocalípticas son sólo un aspecto político y comercial que ha llevado a las personas a creer realmente en esta gran mentira”, dijo el antropólogo e investigador especialista en Mayas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Tomas Pérez, en entrevista exclusiva con Aunam.

El 2012 es un año importante para la historia política mexicana. Son las elecciones presidenciales y de otros cargos de representación popular y existe una serie de disputas y movilizaciones sociales en cuanto a la preferencia ideológica de las personas por x o y candidato. Y esta propaganda distrae la atención de los votantes para hacer una cortina de humo de las corruptelas, posiblemente, del gobierno en curso.

Raro en México, no suele pasar, la idea del fin del mundo suena casi tan absurda como la del chupacabras, dijó José Molina, teólogo y escéptico acerca de estas teorías apocalípticas. Así que cualquier parecido con la realidad podría ser pura casualidad, enfatizó.

En cuanto al tema electoral y de distracción por parte del gobierno, este sólo aprovecha la temática para motivar a la gente a un fin específico. Pero para desviar la atención existen notas espectaculares, crímenes, futbol, por ejemplo, especificó la especialista en publicidad Carola García.

Agregó que para manipular se deben cubrir ciertos parámetros, puesto que el miedo se traduce en ciertas acciones. La publicidad juega con actores de moda o referentes muy conocidos. Este es el caso de las profecías apocalípticas, son un referente retomado con cierto humor.

La responsabilidad de los medios de comunicación

“Los medios de comunicación deberían de ser responsables, acerca de la información que publican y dan a sus receptores, es muy importante, porque su mal manejo alerta a las personas e incluso se podría provocar una especia de psicosis colectiva”, comentó el investigador Maya Thomas Pérez, en entrevista exclusiva.

Los medios tienen la obligación de mostrar datos veraces y no caer en lo ridículo, pues es tan delicado que las decisiones de miles de personas dependen de la desinformación provocada por ellos.

Los dos grandes monopolios televisivos mexicanos han propagado por medio de sus programas la idea de que el fin del mundo está próximo. Los más representativos son Extranormal 20DOCE de Tv Azteca, Tercer Milenio de Televisa, además del programa internacional Profecías 2012 de Discovery Channel, entre otros.

No habrá fin del mundo

No existirá apocalipsis alguno, ni hay predicciones que nos lleven a pensar en el fin de la humanidad.

Si bien los especialistas consultados para este reportaje comentan que sí podría acabarse la humanidad pero no existe un día especifico.

--¿Entonces sí podría existir una catástrofe que termine con la humanidad?

--“Podemos entrar en un hoyo negro, o una explosión solar que nos termine, e incluso un asteroide, pero lo demás acerca de profecías mayas son charlatanerías”, comentó José Molina, teólogo con una sonrisa sarcástica.


La iglesia católica ha perdido la fuerza que hasta hace algunos años le caracterizaba. Esto debido a las teorías escritas en la Biblia, pues ya no cubren las necesidades de hoy en día para un habitante del México lleno de corrupción, muerte, narcotráfico y mentiras políticas.

Por ello se necesitan crear nuevas alternativas de creencias, pues el ser humano siempre las ha requerido. La creación de nuevas religiones ha aumentado como: la Iglesia del Dios Vivo, Columna y Apoyo de la Verdad, así como La Luz del Mundo, entre otras, mostrando así un país plural.

Tener un futuro incierto lleva a los seres humanos a llegar a cierto grado de desesperación que las creencias calman. Es por ello que la falta de credibilidad ha aumentado recientemente en la iglesia católica como Institución.

“Dios nuestro señor es muy poderoso, él observa toda la maldad, muerte y destrucción del ser humano en contra de sus semejantes, por ello nos castiga con temblores y demás catástrofes”, afirma en sus misas el sacerdote Juan Carlos Ulloa, misionero de la Iglesia San Gerardo Mayela en Iztapalapa, insertando en sus creyentes cierto temor y respeto al poder divino.

Lo anterior se yuxtapone con las ideas del por siempre escéptico teólogo don José Molina, quien afirma no existen profecías, ni nadie que pueda predecir el futuro. Podemos morir mañana mismo y no saber de ese momento.

No existe el fin del mundo, aunque el gobierno, el cine, las canciones, las sectas religiosas, el catolicismo y demás personas lo utilicen para poder publicitarse. Es necesario afirmar que no hay predicciones mayas sobre cataclismos el próximo 21 de diciembre del 2012.

La vida de las personas no debe cambiar por supersticiones sin base científica que se convierten en rumores.

Por ello hacemos un llamado a los medios de comunicación y las Instituciones gubernamentales que lucran con este tema y evocan cierto temor en el público receptor. Es necesario considerar estos aspectos muy importantes pues con los antecedentes podemos ver que son de gran morbo y provocan en las personas que llegan a creer en ellos cierto descontrol.

Nota: Se solicitó una entrevista con el encargado de la oficina del Sistema de Transporte Publico Metro para conocer la disponibilidad de la Línea 9 para la publicidad del Fin del Mundo del Gobierno del Distrito Federal y fue negada.








Bookmark and Share

0 comentarios: