jueves, 8 de abril de 2010

RESCATA FMVZ TRES ESPECIES PREHISPÁNICAS

Por Zaira Vázquez
México (Aunam). El Departamento de abejas, conejos y organismos acuáticos, perteneciente a la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) busca rescatar la importancia de estas especies en el ámbito social, principalmente en la calidad de consumo y su venta.

En entrevista para Aunam, la jefa del Departamento, Adriana Correa Benítez, enfatizó que el interés por el estudio de estos organismos radica en que las culturas prehispánicas manejaban las abejas, conejos y organismos acuáticos, dándole vida a toda una comunidad dentro del trabajo es decir, las trabajaban para un sustento y forma de vida comercial y alimenticio con el trueque, por ello se incorporan al plan de estudios de la carrera de Veterinaria, aunque quedan fuera del esquema tradicional.

Para llegar a consolidar estos animales en un departamento, donde no estaban contemplados para su estudio en México, Adriana Correa explicó que existió un proceso. En los años 60 comienza el interés hacia estos tres seres como materias optativas. Sin embargo, cada área se va consolidando más fuerte con el paso del tiempo debido a circunstancias sociales que exigían su análisis.

Por ejemplo, el área de conejos surge en los años 60, y se consolida con la problemática de la fiebre hemorrágica en dicho animal, buscando una mayor atención en la producción de conejo y sus patologías

El área de peces se genera a partir de los años 70, cuando se funda la Secretaria de Pesca, después se da un crecimiento en los últimos 25 años de consumo de especies marinas no sólo de peces también de camarón, gusano de mar y caracol marino. A la par comienza a surgir el interés de la preservación y protección de las especies.

En el caso de las abejas, en los años 80 se da interés a ellas cuando entra la abeja africanizada a América Latina, y en especial a México, que es un problema que afecta a la producción de alimentos, amenazando con su escases a nivel mundial.

Finalmente, las tres especies en el cambio del plan de estudios de 1993 se incorporan como materias obligatorias para el médico veterinario, y aunque estos animales son muy distintos, buscan unirse para conformar una dependencia en donde se den dichas especialidades, siendo este año cuando se incorporan como Departamento de especies no tradicionales.

Sin embargo, explicó la encargada de dicha dependencia, Adriana Correa, existió una modificación al nombre, debido a que las abejas, conejos y organismos acuáticos, eran importantes en la época prehispánica, quedando “un nombre largo por que son especies muy distintas, sin algo en común” más que en el rescate de la importancia social de éstos. De esta forma, la doctora afirma que el objetivo del departamento es enseñar las producciones del campo, a nivel rural, para el consumo y venta de estas.

Al respecto señaló: “en el caso de conejos se enseña a curtir la piel, producir jamones, embutidos, cómo procesar carnes, y cómo procesarla para vivir del conejo sin matarlo necesariamente, es decir, en lugar de que tú acabes con la vida del animal, se compra la materia prima, ya lista para ser trabajada”.

“También en la producción de un animal creado para producción, sin peligro de extinción, con fines de consumo de calidad, sin que afecte al ser humano, para un control de calidad de carne, se utiliza la piel para productos artesanales (zapatos, bolsas) de buena calidad, y finalmente al conejo cómo un animal de investigación con la función de sete como una mascota”.

Otro aspecto importante del conejo para su estudio es la detección de problemas sanitarios, aparte de que es no contaminante, ya que las eses son aprovechadas para lombrices sacar la lombricomposta, que sirve como alimento de otros animales como los peces y tortugas, así como para hacer fertilizantes y plaguicidas naturales que no contaminan el medio ambiente. Para su estudio, producción y consumo se cuenta con el concejal en el Centro de Enseñanza, Investigación y Extensión en Producción de Aves.

Las abejas y el énfasis en estas, explicó Adriana Correa, es importante por el problema del colapso de las colonias en Europa , E.U y Canadá, pues las abejas se están muriendo, y de no ser controlado se tendrá escases de alimentos en tres años, lo que repercute a nivel mundial, por la polinización del sistema ecológico, esto es la polinización de la abeja para que las plantas den frutos principalmente.

De ahí su estudio en genética, para hacerlas dóciles, detectar enfermedades, así como hacerlas más productivas para la calidad de miel y de otros productos como el pólem, jalea real, veneno de abeja, cera, shampoos, jabones, sprays, panes, dulcería, labial, rímel y la venta de abejas en paquetes cómo una forma de comercialización, como la cría de reinas, en donde los médicos veterinarios practican en la Península de Yucatán, Jalisco y Aguascalientes.

En este caso, existen tres apiarios con fines distintos: Tres Marías, Morelos, para la enseñanza; Tonatico, Estado de México para la investigación y Acuexcomac, en Xochimilco, para la enseñanza nivel licenciatura y atención a los apicultores del D.F, Estado de México y Morelos.

En peces, se busca enseñar a producirlos desde casa, como las carpitas, japoneses y betas, para ser vendidos y vivir de ellos, dando herramientas para poner un acuario sin tener grandes producciones, pero si como un sustento económico, o bien enseñar a los médicos veterinarios a detectar enfermedades, dar una buena alimentación para una producción de calidad y que a la vez sean exportados a otros estados. Lo anterior se enseña en universidades costeras.

Un aspecto importante de mencionar respecto a dicha dependencia, es que el médico veterinario busca tener una estrecha relación con el productor, aprendiendo hacer lo mismo que él sabe hacer, es decir, se busca una extensión y retroalimentación entre el médico veterinario y el productor, al respecto, la encargada de dicha área resaltó que “se busca ser respetuoso con los productores, los médicos aprenden el negocio y corrigen al productor detalles para la mejor producción o calidad, o bien le copian ciertos sistemas que a éstos les han funcionado por años”.

Estos servicios se les brindan a los productores principalmente en el Centro de Educación Ambiental Acuexcomat, como una forma de ayuda a las comunidades para su sustento económico con que comer, con que vestirse. En dicho centro también están a la venta peces de ornato.

Con las abejas, conejos y organismos acuáticos el departamento desempeña un papel fundamental para su estudio en cuánto a enfermedades, genéticas, y calidad de consumo, formando médicos veterinarios con mentalidad de desarrollo sustentable, extensionistas, empresarios, con visión de crecimiento.

En el caso de peces, afirma Adriana Correa Benítez, “lleva el auge más importante de las tres áreas, por la base alimentaria, que implica en producciones diversas en la alimentación”

Adriana Correa señaló que debido a que la FMVZ es la institución con mayores gastos de la UNAM, se busca tener ingresos con la venta de productos de estos tres animales importantes en México, en la tienda El puma gourmet ubicado afuera de la facultad, que ofrece miel, polen, conejo con su recetario para guisarlo, cerdo, quesos, carne de aves como la de avestruz, carne de borrego. La venta de peces de ornato se realiza en el departamento ya mencionado, dentro de la facultad.

En el caso de organismos acuáticos, se venden peces de ornato en el Departamento de abejas, conejas, y organismos acuáticos, al interior de la facultad para mantenimiento de dicha dependencia.






Bookmark and Share

0 comentarios: