viernes, 20 de marzo de 2009

PUMAS A PASO DE LIGUILLA

  • La mediocridad de Atlante dio como resultado un juego fácil para los felinos
  • Pumas llega a punto, al clásico contra América
Por Isaid Mera
México (Aunam). Atlante pagó por su medianía en la cancha de Ciudad Universitaria; con dos goles de Martin Bravo y uno de Marco Antonio Palacios, los Pumas doblegaron al cuadro azulgrana que salió a buscar el empate.

El encuentro empezó con un cuadro felino al ataque; si bien la primera emoción del partido fue la tijera de Luis Gabriel Rey al travesaño, el equipo del pedregal era el que dominaba.

Fue hasta el minuto 28 cuando, en una gran jugada, Ismael Iñiguez recibe un leve contacto, cae en el área y el arbitro Francisco Chacón marca un penalti dudoso, la pena máxima fue aprovechada por el argentino Martin “la Rata” Bravo, quien decretó el uno por cero en el tanteador.

A raíz del gol universitario, el juego siguió la misma tónica: unos pumas buscando el arco rival y un potro agazapado en busca de un contragolpe que le diera el empate; dos jugadas más de peligro hubo en el marco de Federico Vilar, un disparo débil de Leandro que el arquero detuvo sin mayor problema y uno de Bravo que obligó al portero a estirarse y mandar a saque de esquina.

El gol de nuevo merodeaba la cancha. Al 44, en uno de sus continuos ataques, Fernando Morales tocó un pase filtrado a la figura del partido, Martin Bravo, quien recibió y de media vuelta colocó el balón pegado al poste izquierdo, dejando sin oportunidad a “Fede” Vilar.

Pumas reflejó en el marcador la superioridad mostrada en el terreno de juego, se iba al medio tiempo con una cómoda ventaja, y con un rival que no oponía la mínima respuesta.

Para el segundo, tiempo el técnico del visitante, José Guadalupe Cruz, mandó a la cancha a Giancarlo Maldonado, el venezolano no hizo mas que confirmar el paupérrimo nivel que ha venido demostrando, añorando las actuaciones que tuvo en aquel título del Atlante, en el torneo apertura 2007.

El cuadro del pedregal bajó la intensidad en el segundo lapso, mucho toque y poca profundidad; al minuto 53 la suerte le jugó una mala pasada: “Cachas” Iñiguez mandó un centro elevado que terminó estrellándose en el poste superior del marco.

A la siguiente jugada, el potro encontró mucho premio para su poca propuesta; Marco “Pikolin” Palacios intentó despejar un centro proveniente de Rafael Márquez, pero al no lograrlo dejó el balón a la deriva, llegó Gabriel Pereyra y a quema ropa venció a Sergio Bernal, poniendo el 2-1 en el marcador.

La historia de Pumas en el presente torneo indicaba que el equipo se echaría para atrás a defender el gol de ventaja, sufriendo en defensa y buscando un contragolpe, pero el cuadro local dio un golpe a esta tradición, continúo en busca del arco rival.

La afición atlantista, que se dio cita en buen número en el Olímpico, esperaba una presión intensa de su equipo, en busca del empate; lastimosamente para ellos, Atlante fue un equipo mezquino y jamás puso en tela de juicio el triunfo universitario.

Al minuto 69 el triunfo se consumó. “Pikolin” remató de forma poco ortodoxa un tiro de esquina enviado por Leandro Augusto, y el estadio explotó con este gol que confirmó el tercer triunfo de Pumas en forma consecutiva.

Después del gol, el equipo auriazul se dedicó a trabajar en el manejo del juego, con un Atlante que seguía perdido en la cancha. Cerca del final, el “Zurdo” Morales pudo ampliar aún más la ventaja, pero su disparo salió por encima de la portería de Vilar.

El cuadro universitario se enfila a la clasificación, mientras Atlante sigue hundido en la mediocridad del torneo. Ahora los felinos irán a la cancha del estadio Azteca a disputar el clásico frente al América, y el potro recibirá al sorprendente Puebla, en el estadio Andrés Quintana Roo.

Buen partido en la cancha de CU, Pumas confirmó el buen nivel que trae, dejó de lado su estilo defensivo y propuso en todo momento al frente; el siguiente domingo tendrá una gran prueba, pero a su vez una buena oportunidad de vencer al rival odiado.

La porra azulgrana decía: “Les guste o no les guste, les cuadre o no les cuadre, el atlante es su padre y si no chi….”; aunque el día de hoy, al cuadro del “Profe” Cruz, le guste a o no le guste y le cuadre o no le cuadre, Pumas le pasó por encima y si no… hay que ver el marcador.

0 comentarios: