martes, 17 de marzo de 2009

EL PUMA GOURMET, MINIEXPENDIO CON GRANDES PRODUCTOS

Por Karina Hernández Mundo
México, (Aunam). El Puma Gourmet tiene 25 días de existir, aunque el proyecto ya lleva cerca de tres años; surgió con el objetivo de difundir los productos que se hacen en los ranchos pertenecientes a la Facultad de Veterinaria, informó el médico veterinario zootecnista, Víctor Antonio Martínez Roldán.

En entrevista exclusiva para Aunam, puntualizó que los productos que se ofrecen en el miniexpendio El Puma Gourmet van desde un corte de carne de venado hasta un chaleco de lana para perro, pasando por los cascarones de avestruz y la barbacoa de cordero, sin dejar de mencionar los productos lácteos como el yogurt y la cajeta.

“Anteriormente existía El changarro del Puma dentro de la misma Facultad. Estuvo cerca de ocho o diez años más o menos, ahí es donde llegaban todos los productos hechos en los diversos ranchos”, dijo el también encargado del miniexpendio, Martínez Roldán.

Ninguno de los productos que se venden se elaboran dentro de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, ya que los encargados de la producción son los ranchos que pertenecen a dicha Facultad. Algunos de éstos se encuentran en Tláhuac; Tres Marías, Morelos; Edo. México; Martínez de la Torre, Veracruz; Chapa de Mota y Jilotepec, Estado de México.

“La miel, por ejemplo, viene de Tres Marías; los productos de becerro vienen del Rancho de Jilotepec; la lana de cordero se lleva a procesar a Gualupita, en territorio mexiquense; el huevo, el conejo y avestruz vienen de un rancho que está en Tláhuac, Distrito Federal. Los quesos vienen desde Martínez de la Torre”, informó Martínez Roldán.

En la mayoría de los productos son los propios trabajadores de la Facultad los que crían a los animales y se encargan de todo el proceso de producción y distribución en sí. Los alumnos solamente participan cuando se encuentran de práctica, servicio social o estancias.

“Dentro de los ranchos, se practica la ganadería tropical, ya que todo el ganado se encuentra en pasto. Se trata de una producción orgánica ya que, a pesar de que se utilizan medicamentos como desparasitantes, ningún producto contiene conservadores ni colorantes. Todos son productos 100 por ciento naturales. Por ejemplo la miel, así como se extrae de las colmenas se centrifuga y se envasa para la venta”, explicó Víctor Antonio Martínez.

Mucha de la producción depende de los ciclos productivos de los animales, por ejemplo, la producción de miel disminuye en el tiempo de sequías, debido a que no hay flores donde las abejas recolecten el polen. La miel, el huevo, el conejo, el chorizo, son algunos de los productos que persisten en el transcurso del año.

Respecto a los artículos de lana, la trasquila se realiza dentro de los ranchos, se almacena la lana, se empaca y se envía a Gualupita, donde realizan el lavado, secado, hilado. Después se contrata a artesanos del lugar, que son los encargados de tejer dichos artículos.

Dentro de los artículos de lana se encuentran los chalecos para perro. “Desgraciadamente sólo lo hacen en una talla porque realmente son chalecos para cordero, éstos cuando nacen son muy pequeños y con muy poca protección grasa, entonces hay veces que es necesario cubrirlos con algo y qué mejor que la propia lana. Después a alguien se le ocurrió que se vería bien para perritos de raza pequeña o para los cachorros”, comentó Martínez Roldán.

En El Puma Gourmet también se tiene a la venta el cascarón de avestruz, el cual se ocupa sobre todo como artesanía y adorno. Existen casos donde se utilizan para pinturas al óleo, o incluso se los piden a los alumnos de preparatoria y secundaria para cuidarlos como si fueran bebés.

Por el momento este Mini expendio no cuenta con otras sucursales. “Desgraciadamente ahorita la producción no da para que existan otras sucursales ni para vender en Tienda UNAM, sin embargo, se ha tenido muy buena respuesta de nuestros clientes”.

“Propongo un poco más de difusión acerca de este Mini expendio. En las distintas Facultades también se podrían vender nuestros productos, así, conforme se tenga más conocimiento acerca de este lugar, confío en que se tendrá muy buena respuesta”, concluyó el especialista.

Algunos de los precios que ofrece El Puma Gourmet son: chaleco de lana para perro (90 pesos); por kilo o litro: Queso Cheddar (90 pesos), Carne de venado (120 pesos), Barbacoa de cordero (300 pesos), Conejo (50 pesos), Yogurt (20 pesos), Cajeta (60 pesos), Miel de abeja (85 pesos), cascaron de avestruz (120 pesos).

El Mini expendio El Puma Gourmet se encuentra ubicado en la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia. Cuenta con un horario de lunes a viernes a partir de las nueve de la mañana hasta las dos cuarenta y cinco de la tarde. El número telefónico es 56225953.

6 comentarios:

Sergio dijo...

Hoy compré un queso Cheddar, simplemente delicioso.
Debería de tener más difusión porque sus productos son muy buenos.

Anónimo dijo...

Excelente ojalá y se pontencialice su produccion en beneficio de esa gran casa de estudios la UNAM.

ex. alumna UNAM

gupita campos dijo...

Por favor contemplen venta sabatina, para los que no podemos entre semana, gracias.

Sibila dijo...

Dos veces he intentado comprar y no he podido: la primera, fui a las 3:30 de la tarde y estaba cerrado, a pesar de que la página de la Facultad de Veterinaria dice que cierra 4:30. Ese día me dijeron que cerraba 2:30 y aproveché para preguntar si de ir en coche me dejaban estacionarme en el estacionamiento de la facultad. La respuesta de la vigilante de ese día fue que sí, que sólo debía pagar diez pesos. Hoy fui otra vez, pensando que me dejarían estacionar, y una mal encarada vigilante me dijo que no, y que debía echarme de reversa para pitar a las chicas de la tienda. Cosa difícil por la circulación de los carros. Preferí irme, pues a nadie le gusta ir de consumidor y recibir tan malos modos. Así sean exquisitos los productos, mientras no mejoren los servicios nunca podrán ser aplicados. Por mi parte, no pienso volver a ir, pues ni siquiera saben dar información.

Anónimo dijo...

Normalmente el personal sindicalizado tiene malos modos, son flojos, rateros, conflictivos... ojalá un día les apliquen la que le aplicaron a la compañía de luz!

Fermina Daza dijo...

Me uno a la petición de que haya venta sabatina. Recomiendo los quesos, la crema y la miel. Ojala la facultad convoque a los alumnos para crear un proyecto y mejorar la venta al publico. Es una lastima que solo los que tenemos familiares en la fmvz disfrutemos de sus productos. También ofrecer venta a posibles distribuidores.. Tanto por hacer.