domingo, 26 de agosto de 2018

ROBÓTICA E INTELIGENCIAS ARTIFICIALES, EN CUATRO PERSPECTIVAS

Por Eduardo Patiño
Ciudad de México (Aunam). Con el propósito de denunciar que aún falta mucho trabajo para llegar al punto de partida de la Inteligencia Artificial, durante la conferencia Robótica y Sociedad – Consecuencias sociales de la IA, el doctor Bruno Lara invitó a la audiencia a analizar el significado de Inteligencia utilizado para la robótica moderna.


Añadió que los actuales robots diseñados para mantener una conversación con seres humanos, están predispuestos a su programa específico, y solo poseen un “conocimiento sintáctico” para responder coherentemente, haciéndoles falta la parte semántica, necesaria para que entiendan, de verdad, lo que están respondiendo.

El doctor Lara expuso cuatro escenarios actuales en el mundo de la robótica: el primero de estos fue la “automatización” refiriéndose a aquellos robots utilizados exclusivamente para imitar y sustituir acciones humanas para labores particulares. Añadió que “el miedo a quedarnos sin trabajo es un poco infundado” debido a la brecha tecnológica.

El segundo escenario expuesto fue el de los robots de servicio, aquellos cuyos sistemas están programados para ser “amigables con los humanos”. Estos robots, explicó Lara, son usados en algunos hospitales y hoteles en Asia y Europa, para atender personas ingresadas en ellos.

Expuso el ejemplo de Asimo, un robot diseñado por Honda especializado en imitar movimientos humanos, con la capacidad de abrir envases y servir bebidas, subir y bajar escalones, patear pelotas, entre otras acciones.

El tercer escenario fue aquél de los sistemas súper inteligentes: agentes sin cuerpo con enormes bases de datos y capaces de hacer inferencias, decidir sobre temas de seguridad, encrucijadas democráticas y finanzas mundiales.


El doctor Lara se refirió al cuarto escenario acerca de los robots autónomos y súper inteligentes. Explicó que, si bien la existencia de estos son especulaciones, la autonomía que tendrían conllevaría cuestiones morales.

Durante la conferencia preguntó si lo único que somos es un conjunto de células y neuronas: “Si aceptamos que no, entonces hay una forma de aceptar que todo eso es posible de reproducirse, posible de hacerse artificialmente”, agregó refiriéndose al cuerpo humano.

Bruno Lara admitió estar consciente de que aún hay mucho que se desconoce sobre este tema. Al inquirirle sobre los avances de la inteligencia artificial en el siglo actual, aseguró que serían “menos impresionantes de lo que nos queremos imaginar”. Agregó que si bien la robótica ha avanzado a grandes pasos en la última década, aún faltarán muchos años para que logremos algún avance con las IA.







Bookmark and Share

0 comentarios: