martes, 8 de mayo de 2018

GASTO DESMEDIDO DE PRESIDENCIA EN PUBLICIDAD OFICIAL

Por Beatriz Adriana Osnaya Morales
Ciudad de México (Aunam). El periodista Alejandro Páez Varela calcula que alrededor de 40 mil millones de pesos fueron ejercidos por Enrique Peña Nieto en publicidad oficial en los últimos cinco años; este sexenio, la inversión del gobierno fue la más elevada en la historia, y parte del monto se destinó para “comprar las líneas editoriales de periódicos”.


Artículo 19 y Fundar exigieron no promulgar la llamada “Ley Chayote”, ya que no establece una clara regulación de la publicidad oficial, lo cual permitirá gasto público desmedido, apuntó el director de contenido en Sin Embargo; quien agregó que el problema no es que exista publicidad oficial, pues esta es clave para fomentar políticas públicas, el daño está cuando el gasto es exorbitante.

Páez ejemplificó de la siguiente manera: “60 mil millones de pesos, que se estima va a gastar al termino de su sexenio para la publicidad oficial, es tres veces el programa de estancias infantiles para madres trabajadoras”. A pesar de esta estimación aseguró que no hay una manera certera de saber con exactitud el gasto por publicidad.

¿A qué medios se destinó este presupuesto?

El análisis de Artículo 19 y Fundar, presentado por el periodista, asegura que la erogación por medio es: Excélsior, 8 mil millones; La Jornada, 2 mil millones; Milenio, 1 779 millones; El Universal, mil millones; Televisa se lleva 6 mil millones y TV Azteca, 3 mil millones de pesos, por mencionar algunos.

“Sin decir nada, los medios aceptaron su relación con el gobierno al no publicar ninguno de ellos en primera plana la noticia de la ‘Ley Chayote’ al día siguiente de anunciarse esta”, declaró Alejandro Páez.

El presidente Enrique Peña Nieto, al principio de su mandato, tras el movimiento #YoSoy132, dijo que iba a promulgar una instancia independiente para regular la publicad oficial, dicha promesa no se cumplió. Tampoco la distribución del dinero entre los periodistas que trabajan en estos medios, aclaró el exponente: “los dueños de los medios acumulan las ganancias, sin aumentar el sueldo de sus trabajadores, además de limitar la libre expresión”.

El también escritor explicó que, si bien se conoce de manera limitada los gastos del gobierno de la Republica respecto a la publicidad oficial, en los estados estos datos se desconocen, no hay registro de cada gubernatura estatal. “Este despilfarro en la imagen del presidente acabará hasta que se logre regular eficientemente la publicidad oficial”.



Bookmark and Share

0 comentarios: