jueves, 30 de noviembre de 2017

LA CARTONERÍA PARA CONSERVAR LAS TRADICIONES MEXICANAS

Por Norma Sibaja Pérez
Ciudad de México (Aunam). Felipe Susano Barón reflexionó sobre el papel del arte popular mexicano y su importancia en la tradición de las fiestas de noviembre, en el marco de la Jornada Cultural del Día de Muertos 2017 en el Museo de Culturas Populares.


Para Susano Barón la elaboración de sus piezas de cartón ayuda a reafirmar la identidad del mexicano en una situación en la que el país ha ido incorporando nuevas prácticas culturales.

“Lo importante es que no se pierdan nuestras tradiciones, que no se olviden. ¿Por qué cerrarnos? Podemos celebrar Halloween, pero sin perder nuestras tradiciones”, mencionó.

El cartonero galardonado por su labor artesanal precisó que durante las fiestas del Día de Muertos, extranjeros y mexicanos compran sus piezas por lo llamativas que son a la vista y por el concepto que tienen detrás, cuestión que ayuda a atraer el turismo.

Felipe Susano comentó que la fabricación de cráneos y calaveras de cartón es un reflejo del arraigo a la muerte en la cultura mexicana, cuestión que permite que las personas se burlen de su propio infortunio y destino.

“Ya la hemos hecho parte de nosotros, ¿por qué vamos a sentir miedo? Si diario la tenemos encima”, dijo.

El cartonero explicó que México es un lugar en el que, desde niños, aprendemos a comernos la muerte en dulces y a no tener miedo de ella, a diferencia de otros países donde las personas le temen o le tienen respeto. Así México se destaca por ser un país que representa a la muerte de manera alegre y calurosa.

Gracias a la ayuda que los centros culturales y museos han brindado a los miembros de su taller “Cartonería Susano Rosas”, su arte se ha logrado difundir y conservar, por lo cual ha habido un auge en el negocio. Además estas instituciones le dan permiso para vender sus piezas y le brindan recursos para seguir con la elaboración de las mismas.

El artesano expuso que la técnica que utiliza viene de una tradición familiar que data desde sus abuelos. Susano Barón detalló que el proceso consiste en diseñar el cráneo, y con base en eso se elaboran moldes de madera, barro, yeso o plastilina a los cuales se les pone papel. Después de que éste se seca, se tallan y se pintan.

Felipe Susano finalizó afirmando que disfruta la práctica de su oficio pues le ha dado la oportunidad de conocer a otras personas y formar y preservar la cultura mexicana. Además recalcó que es primordial transmite la técnica de los cartoneros de generación en generación.

“Si muriera y volviera a nacer, definitivamente volvería a ser cartonero”, concluyó.

Bookmark and Share

1 comentarios:

Unknown dijo...

Qué importante es la preservación del arte mexicano que adicionalmente mantiene unidas a las familias de estos talentosos artesanos mediante estas pequeñas empresas sustentables