lunes, 22 de mayo de 2017

TROLEBÚS: ALTERNATIVA VERDE Y ECONÓMICA

Por Iris Aguirre Rodríguez y Diana Isela Carrera Salinas
Ciudad de México (Aunam). Desde el momento en que se anunció el alza de un peso en la tarifa del trasporte público de la Ciudad de México y el Estado de México, éste se vio reflejado desde el viernes 28 de abril en microbuses, combis y autobuses. El aumento no afectó el precio del Metro, Trolebús, M1 (antes RTP) y Metrobús.


Este incremento se combinó con la mala calidad del aire presente en la ciudad, producto de una alta concentración de contaminantes en el ambiente. Estos gases, consecuencia de la quema de combustibles, pueden repercutir en la salud de los habitantes. Entre las fuentes contaminantes principales se encuentran los transportes públicos, autos particulares, camiones, entre muchos más.

Ante esta situación, la capital cuenta con una alternativa muy viable para contrarrestar ambos problemas: el trolebús, un medio que desgraciadamente se encuentra en malas condiciones.

De acuerdo a los operadores del transporte, el sistema del trolebús se encuentra en el olvido de las autoridades capitalinas ya que no cuenta con una inversión adecuada para optimizar la calidad y el servicio de sus vehículos, que trasladan a una gran cantidad de pasajeros día con día.

Las cifras demuestran la falta de inversión: según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el presupuesto destinado para la movilidad en 2016 fue de 50 mil 748 millones de pesos, de los cuales sólo el 2%, mil 184 millones de pesos, fueron destinados al transporte público en nuestro país.

Beneficio para la calidad del aire

El índice de la calidad del aire es una herramienta diseñada para informar a la población sobre el grado de contaminación en el ambiente. Muestra qué tan concentrados se encuentran los gases de efecto invernadero y cuáles podrían ser sus efectos en la salud.

El índice toma como base cinco de los contaminantes criterio: dióxido de azufre, monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno, ozono y partículas suspendidas (PM); dicho indicador se muestra en una escala con valores que van del 0 al 500. Cuando el índice está por debajo de los 100 puntos, la calidad del aire no representa un riesgo para la salud.

Día con día se presenta una mala calidad del aire. Por ejemplo, el día 1 de mayo de 2017, la escala registró un valor de 118 puntos, presentando un riesgo para la salud de los capitalinos.

Es por ello que el trolebús aparece como una gran alternativa como medio de transporte, ya que al ser un medio eléctrico no representa un riesgo para el medio ambiente pues no emite gases contaminantes, a diferencia de los demás transportes que producen 150 mil toneladas de monóxido de carbono al año, de acuerdo con datos de la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México. Así lo comentó un chofer de la unidad 4490, que trabaja desde las 5:15 am hasta las 11:30 pm toda la semana con solo un día de descanso.

“Ofrecemos un servicio anticontaminante y lo tienen descuidado completamente. Los carros de milagro están funcionando: tienen más de 30 años de servicio y tendrían que invertir en mejorarlos y ofrecer mejor servicio”.

Beneficio económico

Para muchos capitalinos, el trolebús ha pasado a ser un respiro para sus billeteras. Por tan solo 2 pesos, este transporte lleva a miles de personas a sus centros de trabajo o estudio. Es más barato que el microbús, combis, Metro y Metrobús, lo que se traduce en un beneficio para la economía del ciudadano que actualmente vive al día y tiene que buscar las medidas necesarias para hacer rendir su salario.

Otra ventaja del trolebús es la seguridad que brinda respecto a otros transportes. Fernando Arredondo, de 22 años, sale a las 5:30 de la mañana para llegar a su trabajo. Toma el primer trolebús de la ruta 6, que sale de la colonia San Felipe de Jesús a metro Hidalgo.

“Me agrada viajar en el trolebús porque es muy económico, con tan solo dos pesos de aquí de la San Felipe me puedo trasladar al centro de la ciudad en tan solo una hora. También me siento muy seguro y sin miedo de ser asaltado”, comenta.

Finalmente, la red de trolebuses cuenta con 8 líneas, las cuales no se dan abasto para trasportar diariamente a las personas que usan este medio. Por ello, resulta necesario que el gobierno de la Ciudad de México destine más recursos para el mantenimiento de las unidades del transporte eléctrico y así optimizar este servicio que beneficia a los ciudadanos y al medio ambiente.

Bookmark and Share

0 comentarios: