martes, 23 de mayo de 2017

AARÓN MONTES: LA TRADICIÓN MUSICAL DE OAXACA PARA EL MUNDO

Por Priscila Matías Ríos
Ciudad de México (Aunam). Aarón Montes es un joven músico nacido en la Ciudad de México, pero con la tradición musical de San Bartolomé Zoogocho, uno de los 570 municipios que conforman al estado de Oaxaca y cuna de los principales productores de música en esa entidad.


Con 27 años, Montes ha participado en el Festival internacional de Saxofón en Colombia, Brasil y Costa Rica. También ha colaborado con la banda Aires Serranos, junto a la cantante de música tradicional mexicana Susana Harp. Desde 2014 empezó a contar con su propio grupo musical, el cuarteto de saxofones Ácatl, donde toca el saxofón barítono.

Primer acercamiento con la música

“Mi primer acercamiento con la música, creo que fue cuando tenía como 9 años. Mi papá quería que aprendiera a tocar en la banda del pueblo, porque estaban enseñando música a niños, pero yo no quise ir. Cuando esos niños a los que les estaban enseñando tocaron por primera vez, yo estaba ahí y entonces me gustó mucho; hasta entonces me llamó la atención. Tiempo después volvieron a juntar a otro grupo de niños para enseñarles y ahora sí tenía muchas ganas de ir”.

En sus primeras clases, Aarón y sus compañeros empezaron a aprender lo más básico, iniciando con el solfeo (la lectura de la escritura musical). Meses después, Montes tuvo que escoger qué instrumento quería tocar en el conjunto musical del pueblo.

“Llegué con mis papás para preguntarles, pues yo no sabía mucho sobre eso. Entonces mi papá dijo que a él le gustaba el saxofón, además de que en la casa de mi abuela estaba el que tocaba mi abuelo. Dije que sí y con ese empecé a aprender. Tenía más o menos 10 años”, recuerda.

Si bien en la mente del músico pasó el pensamiento de cambiar de instrumento y aprender a tocar el trombón, al final Aarón siguió familiarizándose más el saxofón.
“No me llamaba la atención algún otro instrumento, aunque tampoco me preocupaba mucho por saber más acerca del saxofón. Eso pasó hasta que entre a la FaM (Facultad de Música) de la UNAM) y conocí todas las posibilidades que ofrece el instrumento, desde lo ‘clásico’, el jazz, la música popular o la música contemporánea”, platica.

Sobre las cosas que le atraen del saxofón, Aarón Montes comenta.

“Al ser el instrumento más nuevo, aún se está perfeccionando y explorando, y esto lo hace en mi opinión el más versátil y el que más posibilidades ofrece para adaptarse a cualquier tipo de música. Puedo hacer mucho con él, es lo que me gusta”.

Oaxaca y su identidad musical

Como músico oaxaqueño, Aarón Montes es representante de una larga tradición presente en la mayoría de los municipios de la entidad sureña. Sobre este valor cultural, el entrevistado explica.

“Como músico, Oaxaca tiene un valor fundamental. En todo el estado es así, sobre todo en la sierra. Ahí los músicos son gente importante y de cierto estatus. Incluso hay veces que están exentos del tequio (forma organizada de trabajo en beneficio de una comunidad) y cosas así porque, por lo regular, se toca en cada cosa que se necesite: en fiestas, procesiones, calendas, misas, velorios, etc. Entonces tenemos muy arraigado esa identidad que la música le da al pueblo y lo que el músico representa”.

El entrevistado disfruta la posibilidad, otorgada por la música, de conocer nuevos lugares y personas que de otra forma no hubiera llegado a ver. Como todo en la vida, Montes también encuentra en su actividad un lado negativo.

“No sé si es lo que no me gusta, pero lo pesado (con la música) es que debes ser constante, y si la descuidas puedes pagarla caro. Además, lo quieras o no, estás compitiendo todo el tiempo”.

La música, profesión y futuro

Si bien ahora Aarón se dedica profesionalmente a la música, las razones que lo hicieron tomar esa decisión no fueron las más sólidas.

“La verdad, decidí ser músico profesional porque no me decidía por nada y tocar es lo único que sabía hacer y ya, no hay más. La respuesta romántica sería porque me interesé mucho por la cultura musical de Oaxaca y decidí seguir la tradición de manera profesional como muchos de los músicos de allá”.

Montes considera que de no haberse decantado por el saxofón, hubiera seguido el camino de las letras.

“Me hubiera gustado ser escritor. Cuando estaba en la prepa escribí algunas cosas y junto con unos amigos hicimos un blog donde publicábamos lo que escribíamos, pero prefiero no decir más, no éramos bueno”, declara.

Al hablar sobre los logros cumplidos como saxofonista, el entrevistado resalta la creación de su grupo como parte fundamental de su carrera.

“El logro más grande como saxofonista creo que ha sido mi cuarteto. El hecho de que nos inviten a festivales internacionales, tocar frente a gente de todo el mundo, que reconozcan el trabajo que se hace en México y la música mexicana, y llegar a estar entre los mejores grupos de cámara del país es un gran resultado”.

En los planes de Aarón Montes está la búsqueda por seguir su preparación en el extranjero, algo que comenta “está difícil por la edad”. Si ese plan no se concreta, el saxofonista tiene claro los pasos a seguir.

“Si no puedo salir a estudiar al extranjero, quiero impulsar el saxofón en México: dar clases y seguir tocando y haciendo proyectos que ayuden a que la difusión del instrumento crezca en nuestro país”.

Bookmark and Share

0 comentarios: