martes, 21 de marzo de 2017

LA PRESENCIA DE PI EN LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD

  • Pi se encuentra implícitamente en la vida cotidiana
  • Su presencia como elemento cultural, cada vez mayor
Por Mónica Santos Vargas
Ciudad de México (Aunam). Con motivo del día internacional del Pi (π), la doctora Mariana Patricia Jacome impartió la conferencia Pi pi land: una historia irracional en la Facultad de Química de la UNAM.


Al inicio de la charla, la doctora Jacome mencionó la importancia de los números racionales en la vida cotidiana ya que satisfacen distintas necesidades como partir, cortar o dividir.

“Están en nuestra vida cotidiana, […] en un montón de cálculos científicos”, expresó Jacome. Para profundizar en su importancia, la doctora platicó la historia del número Pi, cuyos primeros hallazgos se remontan al papiro de Moscú (1850 a. C.) –el documento matemático más importante de Egipto que fue comprado por el ruso Vladimir Goleníschev– y al papiro matemático Rhind (1650 a. C.).

Después, en la antigua Grecia, Tales de Mileto fue el primero en insistir en la existencia de Pi por medio de las matemáticas; Euclides, en el libro Los elementos, mencionó las áreas de los círculos y a Pi; Arquímedes también calculó a Pi por medio de hexágonos de 96 lados y el astrónomo Claudio Ptolomeo mencionó en su libro El Almagesto la obtención de Pi más cercana: 3.1416.

Zu Chongzhi mejoró el resultado obtenido por Arquímedes, ya que determinó el valor de Pi más aproximado entre 3.1415926 (valor por defecto) y 3.1415927 (valor por exceso).

La presencia de Pi en las ciencias

Pi es muy importante en la vida porque, gracias a este número se realizan cálculos muy precisos en las órbitas circulares, en la construcción de figuras u otros objetos cilíndricos, en el lanzamiento de satélites en órbitas que rodean el planeta Tierra, en la estadística y probabilidad, en la física (tercera ley de Kepler, en las ecuaciones de campo de Albert Einstein), entre otras ciencias.

Sin embargo, después del “3” los números son infinitos lo que la doctora Jacome explicó: “¿Cuánto vale ese cachito para saber cuánto vale Pi? Ahí fue cuando se dieron cuenta que esto tenía propiedades infinitas y por ende que es infinito. Este cachito es lo que hace a Pi maravilloso y ha sido objeto de muchos estudios”.

Debido a su naturaleza, Pi es un número que no tiene fin o límite, lo cual lo convierte en “un elemento cultural”, según Jacome por la afición de las personas que realizan canciones sobre el número, lo adoptan como un elemento simbólico de las matemáticas o se lo tatúan.

Pi es irracional

Un número irracional es “aquel que no puede ser escrito como el cociente de dos números enteros […] y así es su naturaleza. Está en la vida cotidiana, en los distintos descubrimientos a lo largo de la historia y que han llevado a las personas a investigar y empaparse de información sobre el número”, explicó Jacome.

Las personas pueden obtener Pi de forma experimental con un pedazo de estambre. Para ello tienen que medir la circunferencia (el contorno de un círculo) y después medir el diámetro (línea recta que atraviesa el centro del círculo) para comprobar que tendrán tres tiras del diámetro y un pedacito. De forma teórica es con la ecuación L/D=π donde “L” es la longitud (circunferencia) y “D” es el diámetro.

Bookmark and Share

0 comentarios: