viernes, 20 de enero de 2017

LA UNAM, EL TATUAJE DE LO QUE SOY Y DE LO QUE QUIERO SER: BERENICE CASTILLO

Por Daniel Eduardo Quiñonez Flores
Ciudad de México (Aunam).- La Escuela Nacional Preparatoria 3 Justo Sierra alberga a algunos de los mejores maestros del nivel medio superior. Hace cuatro años que salí de esa escuela, pero aún recuerdo la última clase de mi primer día. En la atmósfera se sentía el nervio de los primerizos. De pronto escuché que se azotó la puerta y una mujer de tez blanca, cabello rubio y chino estaba frente a mí. La más temida en prepa 3. La tortura académica comenzó.


Hoy vuelvo a ver a esa mujer, que alguna vez puso mis pelos de punta, para charlar. La geógrafa Berenice Castillo González, maestra también en Ciencias Ambientales, es una apasionada de su profesión; es feliz y se considera a sí misma como médica del planeta y del mismo humano por estar en él. Dentro de las aulas predomina su exigencia, que va a la par de la excelencia de sus clases y conocimientos que transmite a sus alumnos.

Su interés por estudiar la Tierra surgió desde niña, cuando viajaba con su familia a cualquier destino y preguntaba a su padre el porqué de cualquier fenómeno natural, comenta entre risas. Creyó que la Astronomía podría darle ese conocimiento hasta que ingresó a la preparatoria, donde conoció al que ahora considera su mentor – Manuel Hernández Bravo –, quien la orientó en la toma de una de las decisiones más importantes de su vida: estudiar Geografía.

Agradece sumamente a la UNAM por darle todo. Para ella, es una institución que le permitió no sólo conocer a personas que la marcaron de manera profesional y humana, sino también tener una formación profesional para el mundo. Ella considera que la UNAM es “el tatuaje de lo que soy y quiero ser’’ por todo lo que le brinda, así como por el éxito que con ayuda de esta institución ha alcanzado.

Su oficina está en el último piso del edificio A de la prepa 3. Es pequeña, iluminada, con un escritorio y algunos muebles con papeles. En la pared se observan carteles con algunos valores escritos, recuperados de la campaña difundida por el ex rector Narro Robles con los que ella se identifica y aplica a su vida. Cuando uno lee cuidado del ambiente, ella agrega “y de la especie humana”.

Una geógrafa en acción

Su preocupación por transmitir a los jóvenes el interés por el cuidado ambiental la ha llevado a laborar como docente de esta preparatoria durante 15 años, impartiendo clases de Geografía, Geografía Política y Geografía Económica.

De igual forma, Berenice ha trabajado en la Facultad de Filosofía y Letras por 4 años, enseñando Meteorología 1 y 2, Climatología 2 y Bioclimatología. Actualmente la geógrafa ha solicitado un permiso para poder ejercer su puesto administrativo en la preparatoria Justo Sierra como coordinadora de apoyo a la comunidad.

El buen trabajo de Berenice Castillo se ha reflejado en el Servicio Meteorológico Nacional, donde fungió como observadora de condiciones atmosféricas y meteoróloga de turno. Comenta que durante un tiempo capacitó a extranjeros en el Instituto de Ecología de Hidalgo y que trabajó con la Comisión Federal de Electricidad en el diseño de escenarios de cambio climático para una buena generación de energía eléctrica.

De igual forma participó en proyectos extranjeros con la Armada de Argentina, en Ushuaia, para la instalación de estaciones atmosféricas sistematizadas en la península antártica. Laboró también en el Centro Nacional de Huracanes y la Administración Nacional de la Atmósfera y el Océano de Estados Unidos, lo cual le dio la oportunidad de viajar en el caza huracanes.

La geografía de una mujer

La pequeña oficina de la profesora es un lugar ocupado, apresurado. Suena el teléfono, entra la secretaria, llega un alumno a solicitar un documento, regresa la secretaria, entra otro funcionario, le solicitan su firma en algunos papeles y finalmente vuelve a atender la entrevista. Berenice es una mujer muy ocupada, pero sin importar eso, la geografía corre por sus venas.

Desde que inició su vida profesional fue una mujer que ocupo puestos importantes de trabajo. Menciona que eso, en ocasiones, terminó por convertirse en un obstáculo para algunos hombres con ideología machista y misógina.

“En el Meteorológico Nacional los jefes eran militares, pues los procesos naturales son considerados como asuntos de seguridad nacional… Ahí Jaime Albarrán me decía `señito, ¿qué hace usted aquí? Usted como las escopetas: cargada y detrás de la puerta´”.

Posteriormente tuvo bajo su mando a personal que, de igual forma, se negaba a ser dirigido por una mujer más joven y mejor preparada en el ámbito profesional e intelectual. Pese a vivir situaciones de desigualdad de género e incluso insinuaciones sexuales, supo comportarse de una manera diplomática, racional e inteligente para lidiar con estas problemáticas que lamenta sigan sucediendo.

No todos los hombres se comportan así. Berenice agradece estar rodeada de personas como su padre, esposo, amigos y “de aquellos hombres que reconocen el trabajo de la mujer”. La geógrafa subraya el apoyo tanto material como emocional de Alberto González Unzón, “quien me hizo a su imagen intelectualmente”, para no dejarse vencer y salir adelante.

Hoy por hoy, la relación que tiene con sus compañeros de trabajo es más inclusiva. Su inteligencia y don estratégico le han permitido sortear situaciones no solo de desigualdad, sino también de carácter profesional en sus distintos trabajos. Actualmente se encarga del apoyo a la comunidad en la ENP 3, identificando riesgos y vulnerabilidades que afecten a la colectividad académica.


El arte y la ciencia

La profesora Castillo ha buscado que su formación académica sea integral, por lo que se ha nutrido de conocimientos que van desde los científicos, económicos y políticos hasta el campo del arte, una actividad que ha estado muy presente en su vida.

Berenice es creyente de que la ciencia no debe separarse del arte porque todo en esta vida tiene una relación. Siempre ha tenido un interés marcado por la música y la poesía. Esta inquietud la llevó a estudiar ópera durante cuatro años. La geógrafa también es mesosoprano contralto. Su caso prueba que la ciencia y el arte sí pueden ir juntos.

“La ciencia no es aparte de la cultura. Los sabios de la antigüedad eran científicos, geógrafos, biólogos y también artistas. Sabían de todo”. De no haberse dedicado a la geografía, Berenice Castillo habría triunfado como cantante de ópera, no solo por su talento sino también por su determinación para concretar sus objetivos.

La preocupación por un país que se está cayendo

Estudiar una ciencia que involucra lo humano y lo natural, le permitió generar una conciencia ética y de compromiso social. Es por eso que comparte su preocupación por la situación económica, política y social que sufre el país, que para ella se está cayendo y desmoronando.

Desde su punto de vista el problema radica en el sistema que nos gobierna y en la mala educación que se imparte en el país –tanto en las aulas como en los hogares–, por lo que se pregunta dónde están los egresados de la UNAM o del Politécnico para que saquen adelante al país.

“Nos gobierna gente ignorante cuando tenemos especialistas para todo. El día que el Estado decida poner a la gente adecuada en el trabajo adecuado, ese día cambiarán las cosas. México continúa con una historia de saqueos desde la Nueva España que se repite cada seis años”, dijo con una mirada triste.

Pese a ello Berenice se muestra optimista y llama a las generaciones adultas para que motiven en los jóvenes un interés por el cambio social y el desarrollo del país. De igual forma invita a los estudiantes a trabajar duro por el futuro, pues son ellos quienes deben recoger los pedazos del país y reconstruirlo con esfuerzo y tenacidad.

“Hay que ir siempre de frente con lo que uno es. Las acciones deben coincidir con lo que uno piensa. Debemos ser congruentes y leales a nosotros mismos. Cambiar desde adentro para lograr un mejor futuro nacional”. Berenice Castillo no se rinde, ella es creyente del cambio y lo motiva en sus aulas, con el amor y pasión que le tiene a su carrera, a su universidad, a su país y a su planeta.








Bookmark and Share

0 comentarios: