domingo, 27 de diciembre de 2015

CONECTAR CON EL PÚBLICO, NO GANAR CANNES: RAMÍREZ SUÁREZ

De izquierda a derecha: Jean Christophe Berjon, Carlos Hidalgo Valdés, Jorge Ramírez Suárez y Alejandro Cárdenas Ochoa. Foto: Yolothzin Jazmín Delgado.
  • Debate sobre presencia del cine mexicano en el mundo
Por Yolothzin Jazmín Delgado
México (Aunam). “A mí no me interesa ganar la palma de oro en el Festival de Cannes, porque sé cuál cine es el que busca, y yo no me veo haciendo ese tipo de películas, sería perder autenticidad, lo que me interesa es conectar con el público”, comentó Jorge Ramírez Suárez, director, escritor y productor de cine.

“Ya no existe autenticidad en el cineasta debido a que únicamente se preocupa por producir películas que los festivales buscan ver, con el objetivo de hacer dinero y ganar un festival importante”, indicó el realizador, quien ha dirigido las películas Conejo en la luna, Los inadaptados, Amar y Guthen Tag, Ramón, la última ganadora del premio a mejor director y película durante la 11 entrega de los Premios Canacine, realizada a principios de julio pasado.

Consideró que el cine mexicano está pasando por un momento muy interesante jamás antes visto, en el cual se están produciendo más de 120 películas por año, marcando una gran diferencia en relación con los años 90 cuando se producían máximo 10 películas.

Ramírez Suárez hizo los comentarios anteriores durante la conferencia “La presencia del cine mexicano a nivel internacional”, organizada por el grupo multidisciplinario de estudiantes Sinergia, en el auditorio Ricardo Flores Magón de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Cine mexicano, débil ante el estadunidense: Hidalgo Valdés

Carlos Hidalgo Valdés, director de fotografía en la película Cantinflas –que en la 11 entrega de los Premios Canacine obtuvo tres categorías, entre ellas la de mejor actor para Óscar Jaenada-- y Guthen Tag, Ramón, señaló por su parte que el cine mexicano tiene una gran desventaja frente a su público, ya que es difícil pensar en un hábito de consumo del cine local si se tiene encima a los grandes éxitos americanos.

“En otros países la ley defiende a sus propios artistas, defiende a su cine local, aquí en México nuestro Tratado de Libre Comercio nos puso en una posición muy débil frente a los exhibidores americanos para los cuales las exigencias son mínimas”, afirmó.

Oportunidad al cine, responsabilidad de creadores y público: Cárdenas

De igual modo, Alejandro Cárdenas Ochoa, coordinador de la plataforma Filmin Latino y profesor de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, comentó que cuando hablamos de cine no le damos oportunidad al cine mexicano, pero si estamos a la espera de las grandes blockbuster.

Señaló que hay una necesidad y responsabilidad social, tanto de los creadores como del público, de darle una oportunidad al cine mexicano, y no por el hecho de ser una película local, sino porque también es una propuesta.

Para el público, cine mexicano son comedias románticas: columnista

Por último, Jean Christophe Berjon, columnista de la revista Cine Premier, concluyó en que existe público para las películas nacionales, sin embargo, sólo se consumen comedias románticas fallidas, mientras que el buen cine, no es visto por el prejuicio que existe: “si es mexicana es de baja calidad”.







Bookmark and Share

0 comentarios: